sábado 02 de marzo de 2024

Una funcionaria quedó en el centro de la disputa por las declaraciones juradas

Piden que explique por qué considera que es “optativa” la presentación patrimonial de los “convivientes”. Fue objeto de un debate en el que se desnudaron las internas y disputas en el oficialismo

--:--

La funcionaria responsable de recibir y controlar las declaraciones juradas de los funcionarios municipales y concejales platenses quedó en el centro de un áspero debate en el recinto del Concejo Deliberante que, a su vez, desnuda la dinámica de las relaciones en los bloques, vinculadas con los posicionamientos y los armados políticos.

La excusa esta vez fue el pedido para que Magdalena Molinelli concurra al recinto a dar explicaciones sobre algunos dichos públicos respecto de las declaraciones. La escena mostró a la concejal de Unidad Ciudadana Victoria Tolosa Paz peleando en soledad contra los ediles voceros de Cambiemos en un dura disputa verbal y a su colega radical disidente Florencia Rollié, supuestamente oficialista, metiendo una cuña en su favor con un cuestionamiento a la funcionaria.

Lee además

El pedido concreto es que Molinelli explique en el recinto sus dichos públicos respecto al carácter supuestamente “optativo” de la declaración de los bienes de los convivientes. Apenas difundidas la declaraciones patrimoniales en la página de internet de la Municipalidad Tolosa Paz observó que algunos de sus colegas no declararon esa relación ni los bienes de su pareja, como sí hizo ella con los de José “Pepe” Albisturlo cual la coloca como la concejal con el patrimonio más alto.

El punto la llevó incluso a hacer una presentación para que se corrija esa situación y ahora a reclamar por decreto la presencia de Molinelli en el recinto. La funcionaria se convirtió en el centro de la disputa en un tramo de la sesión, con la concejal de Unidad Ciudadana castigándola y varios de los de Cambiemos en su cerrada defensa.

El cuestionamiento de Tolosa apunta al incumplimiento del artículo 8º de la ley provincial 15.000, el cual dice que los funcionarios deben presentar la declaración jurada e incluir en ella a los convivientes. Expresó su “preocupación” porque toda la información, mucha de la cual (como números de cuentas bancarias, partidas inmobiliarias y patentes de autos) debiera ser privada, “esté en manos de alguien que interpreta que es ‘opcional’ la presentación de esa información”.

La discusión ganó en temperatura con la intervención de los oficialistas Javier Mor Roig y Claudio Frangul, quienes salieron en defensa de la medida como un “paso adelante” en el camino hacia la transparencia. El primero cuestionó que se ponga “bajo sospecha” todo el sistema. El segundo agregó un ingrediente político cuando descartó que una medida semejante hubiera podido avanzar “si Aníbal Fernández estuviera gobernando la Provincia” y calificó de “detalle” al planteo.

El ida y vuelta fue intenso a partir de ese momento, sumó a otros concejales oficialistas e hizo que la opositora redoblara la apuesta, sin participación de sus compañeros de bancada. Un síntoma de que esa pelea posiblemente no fuera un acuerdo con el bloque.

Solo Rollié, la oficialista disidente, fue quien aportó su cuota de incomodidad al bloque Cambiemos y volvió a poner en cuestión a la funcionaria, ofreciéndose como una aliada. “Es preocupante que un funcionario que es responsable de controlar diga que hay cuestiones ‘optativas’, porque las normas normalmente no dan ese tipo de espacio para la opción”, lanzó.

Administrativamente el planteo realizado por la concejal de Unidad Ciudadana pasó a la comisión de Legislación donde difícilmente tenga curso favorable.

Dejá tu comentario

Las más leídas

Te puede interesar