0221
0221

Salvaje ataque homofóbico en Zona Norte: le rompieron la cabeza por ser gay

La brutal agresión ocurrió durante la mañana de este lunes en diagonal 76 y 42. La víctima, de 30 años, le contó a 0221.com.ar que fue sorprendida en plena calle por dos hombres que le pegaron una patada en la cabeza y la amenazaron de muerte. En la comisaría vivió otra odisea.

Un joven de 30 años sufrió un brutal ataque durante la mañana de este lunes en Barrio Norte, cuando se dirigía a trabajar. Hermann, como se identificó a 0221.com.ar, explicó que fue sorprendido por dos personas en la esquina de diagonal 76 y 42 que, al grito de "este es puto, hay que matarlo"; le pegaron una patada en la cabeza.

Según Hermann, el brutal episodio se registró cerca de las 7, cuando la ciudad aún se encontraba a oscuras, y no pasó a mayores gracias a que pudo escapar de allí. "La patada hizo que volaran mis anteojos y yo quedé parado, no me pudieron voltear. Menos mal, sino el cuento hubiera sido otro", se sinceró.

Tras el ataque, el joven salió corriendo y llamó al 911 para comunicar lo ocurrido: "Vinieron rápido a atenderme porque les dije que estaba lastimado. Me sugirieron que vaya a hacer la denuncia a la comisaría pero hubiera preferido no ir. La mujer que me atendió, carente de empatía, me preguntaba todo el tiempo si me habían robado y qué me habían robado, sin entender que había sido un ataque homofóbico".

Sin respuesta por parte de las autoridades, Hermann se fue de la dependencia "indignado y humillado" y sin haber podido realizar la denuncia. En ese marco explicó que, a pesar del violento ataque, su dolor no es físico y agregó: "Me duele más la sociedad y su intolerancia que el golpe. La herida se va, la sensación de sentirse indefenso queda".

La brutal agresión ocurrió durante la mañana de este lunes en diagonal 76 y 42. La víctima, de 30 años, le contó a 0221.com.ar que fue sorprendida en plena calle por dos hombres que le pegaron una patada en la cabeza y la amenazaron de muerte. En la comisaría vivió otra odisea.

24 de julio de 2018

Un joven de 30 años sufrió un brutal ataque durante la mañana de este lunes en Barrio Norte, cuando se dirigía a trabajar. Hermann, como se identificó a 0221.com.ar, explicó que fue sorprendido por dos personas en la esquina de diagonal 76 y 42 que, al grito de "este es puto, hay que matarlo"; le pegaron una patada en la cabeza.

Según Hermann, el brutal episodio se registró cerca de las 7, cuando la ciudad aún se encontraba a oscuras, y no pasó a mayores gracias a que pudo escapar de allí. "La patada hizo que volaran mis anteojos y yo quedé parado, no me pudieron voltear. Menos mal, sino el cuento hubiera sido otro", se sinceró.

Tras el ataque, el joven salió corriendo y llamó al 911 para comunicar lo ocurrido: "Vinieron rápido a atenderme porque les dije que estaba lastimado. Me sugirieron que vaya a hacer la denuncia a la comisaría pero hubiera preferido no ir. La mujer que me atendió, carente de empatía, me preguntaba todo el tiempo si me habían robado y qué me habían robado, sin entender que había sido un ataque homofóbico".

Sin respuesta por parte de las autoridades, Hermann se fue de la dependencia "indignado y humillado" y sin haber podido realizar la denuncia. En ese marco explicó que, a pesar del violento ataque, su dolor no es físico y agregó: "Me duele más la sociedad y su intolerancia que el golpe. La herida se va, la sensación de sentirse indefenso queda".

COMENTARIOS

La brutal agresión ocurrió durante la mañana de este lunes en diagonal 76 y 42. La víctima, de 30 años, le contó a 0221.com.ar que fue sorprendida en plena calle por dos hombres que le pegaron una patada en la cabeza y la amenazaron de muerte. En la comisaría vivió otra odisea.