0221
La "Zona 72", el misterioso rincón platense lleno de ovnis y huellas circulares en el pasto
Fenómenos inexplicables

La "Zona 72", el misterioso rincón platense lleno de ovnis y huellas circulares en el pasto

Desde hace más de medio siglo, vecinos denuncian la aparición de extrañas luces en el cielo y marcas que de la noche a la mañana se ven por todo el terreno. Todo, en un punto estratégico de la ciudad estudiado por los investigadores: avenida 72 entre las calles 10 y 20. ¿Cuál es la explicación?

23 de junio de 2018

Desde mediados de la década del cincuenta, en la ciudad de La Plata se suceden uno tras otro casos que para los investigadores del fenómeno ovni continúan siendo inexplicables. Concretamente hay una zona particular del trazado urbano que es el epicentro de estos sucesos, que enmarcan desde avistamientos de platillos voladores hasta extrañas luces en la noche, pasando por huellas circulares sobre el pasto. Para el titular de la Fundación Argentina de Ovnilogía -FAO-, Luis Burgos, la principal hipótesis tiene como protagonista a las vías del tren. En diálogo con 0221.com.ar, el investigador que lleva una vida dedicado al estudio de este tema reveló qué es lo que pasa en la región. Así es la "Zona 72".

La denominada Zona 72 está comprendida por un rango de tan solo diez cuadras, sobre avenida 72, entre las calles 10 y 20, en la parte sur de La Plata, bordeando uno de los cuatro lados que marcan los límites del casco urbano con la periferia. Allí, exactamente desde el año 1954 hasta la fecha, cientos de personas han manifestado ser testigos de casos que a simple vista no tienen una explicación lógica.

Todos estos reportes destacan a este punto de la ciudad como uno de los diez más importantes de todo el país, en lo que se refiere a casuística ufológica. O sea, La Plata cuenta con una zona en la que más ovnis y huellas circulares se han registrado, en comparación con otros lugares del territorio nacional.

En Argentina hay otros puntos claves en donde se repiten con regularidad este tipo de acontecimientos: Capilla del Monte -Córdoba-, Cachi -Salta-, Bariloche -Río Negro- y Victoria -Entre Ríos-, solo por nombrar algunos. La "Zona 72" de La Plata forma parte de este peculiar listado.

 

 

El misterio aumenta a partir de la década del noventa, cuando además de los avistajes en el cielo, comienzan a aparecer tenebrosas marcas circulares sobre el pasto, directamente asociadas al fenómeno de aterrizaje. Así como periódicamente aparecen enormes huellas que dejan la vegetación quemada en campos de distintos pueblos de la provincia, sobre avenida 72 hay registros históricos de estos sucesos, que pueden estar ligados directamente a descensos de naves del espacio exterior.

La Zona 72 comprende una estrecha franja de tan solo 1 kilómetro de largo por unos 100 metros de ancho, y esto para Burgos es algo impresionante, porque es una porción de terreno muy pequeña para tamaña cantidad de casos. Esta rambla parquizada de gran extensión que sigue las vías del viejo tren provincial fue mutando con el paso del tiempo: antes circulaba el ferrocarril y había malezas que cubrían gran parte de la geografía; ahora los alrededores se poblaron y el gran caudal de gente se congrega puntualmente en la esquina de 17, con un sinfín de actividades culturales, semana tras semana.

Lo que no cambió fueron los fenómenos que estudia Burgos concretamente en esta zona, porque desde hace más de medio siglo se registran año tras año y en esta zona en particular.

Los casos

"Promediando los años cincuenta, el testigo Juan N -quien fuera durante años conserje del prestigioso Club Español local-, contó que cierto día entre las 14 y las 14.30, se hallaban jugando unos quince jóvenes a la altura de las calles 10 y 72, cuando observan posado un extrañísimo objeto color blanco, como de hielo, similar a una ensaladera y de muy reducido tamaño. Al cabo de varios segundos, algunos amigos de Juan se acercaron y el diminuto artefacto, al que hoy llamaríamos sonda, levantó vuelo alejándose a gran velocidad hacia el oeste", rememoró el presidente de la FAO. Aquel fue el puntapié inicial de una sucesión de casos apasionantes en La Plata.

"Tres años después, durante el invierno de 1957, ocurre un suceso prácticamente igual al descripto, en las calles 9 y 74, a muy corta distancia del caso anterior. Según el vecino Juan Maldonado, a las 8 horas de una fría mañana, este contempló posado próximo a un cañaveral un muy pequeño y curioso objeto de aproximadamente unos 40 centímetros de diámetro. Parecía un típico centro de mesa, pero de escarcha. Al acercarse lentamente, el insólito aparato tomó rápidamente altura y se alejó", agregó.

La lista se completa, entre otros casos, con un vuelo lento vertical de un objeto luminoso y metalizado en 1985; el paso de un silencioso objeto piramidal de color gris en 1988 -en donde a los cuatro días se encontró una huella anular reverdecida de 4 metros de diámetro-; la aparición de una una presencia extraña "como una sombra sin definición de rostro alguno", según dos niños testigos, que se retorcía en el pasto; y la veintena de huellas sobre el pasto en enero de 1999. Un párrafo aparte merece el reporte de varios vecinos de la zona, que en la histórica nevada del 9 de julio de 2007 reportaron la aparición de extraños flashes de color verde, siempre sobre la rambla de avenida 72.

¿Y cuál fue el último reporte? Hay dos. "Hace dos años nos llamaron por la aparición de una huella de unos 3 metros de diámetro y con el pasto totalmente deshidratado, a la inversa de como son generalmente de color verde. Este fue el último reporte en cuanto a huellas en la Zona 72; y por otra parte, en julio del año pasado tuvimos el testimonio de una mujer que vio chisporroteos a la medianoche, como si fueran flashes que aparecían y desparecían; y nosotros los relacionamos con lo que sucedió en la nevada de julio de 2007, que varios vecinos vieron los mismos flashes".

"Nosotros siempre buscamos un por qué, y la explicación que encontramos está en las vías del tren: es lo único que se mantuvo en el tiempo sobre la rambla de 72. Es lo que está a la vista. La zona fue cambiando pero las vías siempre estuvieron", concluyó Burgos, quien lleva casi medio siglo dedicado a la investigación del fenómeno ovni y aún se sorprende con el misterio de esta zona puntual de La Plata, que continúa siendo indescifrable.

Desde hace más de medio siglo, vecinos denuncian la aparición de extrañas luces en el cielo y marcas que de la noche a la mañana se ven por todo el terreno. Todo, en un punto estratégico de la ciudad estudiado por los investigadores: avenida 72 entre las calles 10 y 20. ¿Cuál es la explicación?
0221

La "Zona 72", el misterioso rincón platense lleno de ovnis y huellas circulares en el pasto

Desde hace más de medio siglo, vecinos denuncian la aparición de extrañas luces en el cielo y marcas que de la noche a la mañana se ven por todo el terreno. Todo, en un punto estratégico de la ciudad estudiado por los investigadores: avenida 72 entre las calles 10 y 20. ¿Cuál es la explicación?
La Zona 72, el misterioso rincón platense lleno de ovnis y huellas circulares en el pasto

Desde mediados de la década del cincuenta, en la ciudad de La Plata se suceden uno tras otro casos que para los investigadores del fenómeno ovni continúan siendo inexplicables. Concretamente hay una zona particular del trazado urbano que es el epicentro de estos sucesos, que enmarcan desde avistamientos de platillos voladores hasta extrañas luces en la noche, pasando por huellas circulares sobre el pasto. Para el titular de la Fundación Argentina de Ovnilogía -FAO-, Luis Burgos, la principal hipótesis tiene como protagonista a las vías del tren. En diálogo con 0221.com.ar, el investigador que lleva una vida dedicado al estudio de este tema reveló qué es lo que pasa en la región. Así es la "Zona 72".

La denominada Zona 72 está comprendida por un rango de tan solo diez cuadras, sobre avenida 72, entre las calles 10 y 20, en la parte sur de La Plata, bordeando uno de los cuatro lados que marcan los límites del casco urbano con la periferia. Allí, exactamente desde el año 1954 hasta la fecha, cientos de personas han manifestado ser testigos de casos que a simple vista no tienen una explicación lógica.

Todos estos reportes destacan a este punto de la ciudad como uno de los diez más importantes de todo el país, en lo que se refiere a casuística ufológica. O sea, La Plata cuenta con una zona en la que más ovnis y huellas circulares se han registrado, en comparación con otros lugares del territorio nacional.

En Argentina hay otros puntos claves en donde se repiten con regularidad este tipo de acontecimientos: Capilla del Monte -Córdoba-, Cachi -Salta-, Bariloche -Río Negro- y Victoria -Entre Ríos-, solo por nombrar algunos. La "Zona 72" de La Plata forma parte de este peculiar listado.

 

 

El misterio aumenta a partir de la década del noventa, cuando además de los avistajes en el cielo, comienzan a aparecer tenebrosas marcas circulares sobre el pasto, directamente asociadas al fenómeno de aterrizaje. Así como periódicamente aparecen enormes huellas que dejan la vegetación quemada en campos de distintos pueblos de la provincia, sobre avenida 72 hay registros históricos de estos sucesos, que pueden estar ligados directamente a descensos de naves del espacio exterior.

La Zona 72 comprende una estrecha franja de tan solo 1 kilómetro de largo por unos 100 metros de ancho, y esto para Burgos es algo impresionante, porque es una porción de terreno muy pequeña para tamaña cantidad de casos. Esta rambla parquizada de gran extensión que sigue las vías del viejo tren provincial fue mutando con el paso del tiempo: antes circulaba el ferrocarril y había malezas que cubrían gran parte de la geografía; ahora los alrededores se poblaron y el gran caudal de gente se congrega puntualmente en la esquina de 17, con un sinfín de actividades culturales, semana tras semana.

Lo que no cambió fueron los fenómenos que estudia Burgos concretamente en esta zona, porque desde hace más de medio siglo se registran año tras año y en esta zona en particular.

Los casos

"Promediando los años cincuenta, el testigo Juan N -quien fuera durante años conserje del prestigioso Club Español local-, contó que cierto día entre las 14 y las 14.30, se hallaban jugando unos quince jóvenes a la altura de las calles 10 y 72, cuando observan posado un extrañísimo objeto color blanco, como de hielo, similar a una ensaladera y de muy reducido tamaño. Al cabo de varios segundos, algunos amigos de Juan se acercaron y el diminuto artefacto, al que hoy llamaríamos sonda, levantó vuelo alejándose a gran velocidad hacia el oeste", rememoró el presidente de la FAO. Aquel fue el puntapié inicial de una sucesión de casos apasionantes en La Plata.

"Tres años después, durante el invierno de 1957, ocurre un suceso prácticamente igual al descripto, en las calles 9 y 74, a muy corta distancia del caso anterior. Según el vecino Juan Maldonado, a las 8 horas de una fría mañana, este contempló posado próximo a un cañaveral un muy pequeño y curioso objeto de aproximadamente unos 40 centímetros de diámetro. Parecía un típico centro de mesa, pero de escarcha. Al acercarse lentamente, el insólito aparato tomó rápidamente altura y se alejó", agregó.

La lista se completa, entre otros casos, con un vuelo lento vertical de un objeto luminoso y metalizado en 1985; el paso de un silencioso objeto piramidal de color gris en 1988 -en donde a los cuatro días se encontró una huella anular reverdecida de 4 metros de diámetro-; la aparición de una una presencia extraña "como una sombra sin definición de rostro alguno", según dos niños testigos, que se retorcía en el pasto; y la veintena de huellas sobre el pasto en enero de 1999. Un párrafo aparte merece el reporte de varios vecinos de la zona, que en la histórica nevada del 9 de julio de 2007 reportaron la aparición de extraños flashes de color verde, siempre sobre la rambla de avenida 72.

¿Y cuál fue el último reporte? Hay dos. "Hace dos años nos llamaron por la aparición de una huella de unos 3 metros de diámetro y con el pasto totalmente deshidratado, a la inversa de como son generalmente de color verde. Este fue el último reporte en cuanto a huellas en la Zona 72; y por otra parte, en julio del año pasado tuvimos el testimonio de una mujer que vio chisporroteos a la medianoche, como si fueran flashes que aparecían y desparecían; y nosotros los relacionamos con lo que sucedió en la nevada de julio de 2007, que varios vecinos vieron los mismos flashes".

"Nosotros siempre buscamos un por qué, y la explicación que encontramos está en las vías del tren: es lo único que se mantuvo en el tiempo sobre la rambla de 72. Es lo que está a la vista. La zona fue cambiando pero las vías siempre estuvieron", concluyó Burgos, quien lleva casi medio siglo dedicado a la investigación del fenómeno ovni y aún se sorprende con el misterio de esta zona puntual de La Plata, que continúa siendo indescifrable.