Histórico: Diputados aprobó el proyecto del aborto legal
0221
0221

Histórica votación: diputados aprobó el proyecto del aborto legal y ahora define en Senado

La Cámara baja dio media sanción al proyecto de interrupción voluntaria del embarazo en medio de una ajustada votación. Afuera, miles de mujeres permanecieron en las puertas del Congreso desde la tarde del miércoles. El resultado: 129 a 125, con 1 abstención.

Finalmente, después de casi un día entero de un encendido debate, se aprobó el proyecto de interrupción voluntaria del embarazo, por 129 votos a favor y 125 en contra, con 1 abstención. Fue una sesión histórica que mantuvo en vilo a todo un país, con miles de mujeres que permanecieron en las puertas del Congreso desde la tarde de este último miércoles. Ahora pasa al Senado.

La votación terminó inclinándose en favor del proyecto, con algo de polémica pasadas las 9:50, ya que varios diputados protestaron indicando que les habían computado mal su voto. Pero eso no modificó el resultado, y las miles de mujeres que estaban pendientes en las calles celebraron con cantos, a los abrazos.

"Junto a Melina Delú y Ariel Rauschenberger, los 3 diputados nacionales peronistas por La Pampa votaremos a FAVOR de la despenalización del aborto", tuiteó alrededor de las 8 de la mañana de este jueves el diputado peronista de La Pampa Sergio Ziliotto, lo cual terminó inclinando la balanza a favor del sí.

El proyecto

En cuanto a los puntos más salientes del proyecto, lo que se plantea es que "se garantiza el derecho a acceder a la interrupción voluntaria del embarazo con el solo requerimiento de la mujer o persona gestante hasta la semana catorce (14), inclusive, del proceso gestacional".

Además, "fuera del plazo dispuesto, se garantiza el derecho de la mujer o persona gestante a acceder a la interrupción voluntaria del embarazo" en estos casos puntuales: "Si el embarazo fuera producto de una violación, con el solo requerimiento y la declaración jurada de la mujer o persona gestante ante el profesional de salud interviniente; si estuviera en riesgo la vida o la salud la mujer o persona gestante, considerada como derecho humano; o si se diagnosticara la inviabilidad de vida extrauterina del feto".

"La mujer o persona gestante tiene derecho a acceder a la interrupción voluntaria del embarazo en el sistema de salud en un plazo máximo de cinco (5) días corridos desde su requerimiento y en las condiciones que determina la presente ley", se aclara y en otro artículo se especifica que "la interrupción voluntaria del embarazo establecida en la presente ley se debe efectivizar sin ninguna autorización judicial previa. No pueden imponerse requisitos de ningún tipo que dificulten el acceso a las prestaciones vinculadas con la interrupción voluntaria del embarazo, debiendo garantizarse a la mujer o persona gestante una atención ágil e inmediata que respete su privacidad durante todo el proceso y garantice la reserva de la información aportada".

Un punto importante es la educación sexual que debe garantizar el Estado. En este sentido, en el artículo 13 del proyecto se expresa que "el Estado Nacional, las provincias, la Ciudad Autónoma de Buenos Aires y los municipios tienen la responsabilidad de establecer políticas activas para la prevención de embarazos no deseados, y la promoción y el fortalecimiento de la salud sexual y reproductiva de la población". "El Estado debe asegurar la educación sexual integral", se remarca.

Hoy en día, el aborto es la primera causa de mortalidad materna en Argentina. Así lo aseguró también el ministro de Salud, Adolfo Rubinstein. Entre todas las definiciones que brindó en una de sus exposiciones al respecto, el funcionario nacional opinó que "el aborto no es la solución anticonceptiva. Ninguna mujer va a celebrar un aborto. Por eso nosotros tenemos que trabajar en educación sexual desde el inicio de la escolaridad, en anticoncepción y reproducción responsable. En el caso de los adolescentes, más de 70% de los embarazos no son planificados y en las mujeres en general (aún las que ya tuvieron hijos) estamos en el 60% de embarazos no deseados".

Con el proyecto ya aprobado en Diputados, ahora pasará a discutirse en el Senado. Se trata de un debate histórico para discutir un proyecto que fue ideado por cientos de organizaciones sociales, científicas, políticas y de derechos humanos, bajo la "campaña por el aborto legal, seguro y gratuito", y el lema "educación sexual para decidir, anticonceptivos para no abortar y aborto legal para no morir".

La Cámara baja dio media sanción al proyecto de interrupción voluntaria del embarazo en medio de una ajustada votación. Afuera, miles de mujeres permanecieron en las puertas del Congreso desde la tarde del miércoles. El resultado: 129 a 125, con 1 abstención.

14 de junio de 2018

Finalmente, después de casi un día entero de un encendido debate, se aprobó el proyecto de interrupción voluntaria del embarazo, por 129 votos a favor y 125 en contra, con 1 abstención. Fue una sesión histórica que mantuvo en vilo a todo un país, con miles de mujeres que permanecieron en las puertas del Congreso desde la tarde de este último miércoles. Ahora pasa al Senado.

La votación terminó inclinándose en favor del proyecto, con algo de polémica pasadas las 9:50, ya que varios diputados protestaron indicando que les habían computado mal su voto. Pero eso no modificó el resultado, y las miles de mujeres que estaban pendientes en las calles celebraron con cantos, a los abrazos.

"Junto a Melina Delú y Ariel Rauschenberger, los 3 diputados nacionales peronistas por La Pampa votaremos a FAVOR de la despenalización del aborto", tuiteó alrededor de las 8 de la mañana de este jueves el diputado peronista de La Pampa Sergio Ziliotto, lo cual terminó inclinando la balanza a favor del sí.

El proyecto

En cuanto a los puntos más salientes del proyecto, lo que se plantea es que "se garantiza el derecho a acceder a la interrupción voluntaria del embarazo con el solo requerimiento de la mujer o persona gestante hasta la semana catorce (14), inclusive, del proceso gestacional".

Además, "fuera del plazo dispuesto, se garantiza el derecho de la mujer o persona gestante a acceder a la interrupción voluntaria del embarazo" en estos casos puntuales: "Si el embarazo fuera producto de una violación, con el solo requerimiento y la declaración jurada de la mujer o persona gestante ante el profesional de salud interviniente; si estuviera en riesgo la vida o la salud la mujer o persona gestante, considerada como derecho humano; o si se diagnosticara la inviabilidad de vida extrauterina del feto".

"La mujer o persona gestante tiene derecho a acceder a la interrupción voluntaria del embarazo en el sistema de salud en un plazo máximo de cinco (5) días corridos desde su requerimiento y en las condiciones que determina la presente ley", se aclara y en otro artículo se especifica que "la interrupción voluntaria del embarazo establecida en la presente ley se debe efectivizar sin ninguna autorización judicial previa. No pueden imponerse requisitos de ningún tipo que dificulten el acceso a las prestaciones vinculadas con la interrupción voluntaria del embarazo, debiendo garantizarse a la mujer o persona gestante una atención ágil e inmediata que respete su privacidad durante todo el proceso y garantice la reserva de la información aportada".

Un punto importante es la educación sexual que debe garantizar el Estado. En este sentido, en el artículo 13 del proyecto se expresa que "el Estado Nacional, las provincias, la Ciudad Autónoma de Buenos Aires y los municipios tienen la responsabilidad de establecer políticas activas para la prevención de embarazos no deseados, y la promoción y el fortalecimiento de la salud sexual y reproductiva de la población". "El Estado debe asegurar la educación sexual integral", se remarca.

Hoy en día, el aborto es la primera causa de mortalidad materna en Argentina. Así lo aseguró también el ministro de Salud, Adolfo Rubinstein. Entre todas las definiciones que brindó en una de sus exposiciones al respecto, el funcionario nacional opinó que "el aborto no es la solución anticonceptiva. Ninguna mujer va a celebrar un aborto. Por eso nosotros tenemos que trabajar en educación sexual desde el inicio de la escolaridad, en anticoncepción y reproducción responsable. En el caso de los adolescentes, más de 70% de los embarazos no son planificados y en las mujeres en general (aún las que ya tuvieron hijos) estamos en el 60% de embarazos no deseados".

Con el proyecto ya aprobado en Diputados, ahora pasará a discutirse en el Senado. Se trata de un debate histórico para discutir un proyecto que fue ideado por cientos de organizaciones sociales, científicas, políticas y de derechos humanos, bajo la "campaña por el aborto legal, seguro y gratuito", y el lema "educación sexual para decidir, anticonceptivos para no abortar y aborto legal para no morir".

COMENTARIOS