viernes 24 de mayo de 2024

¿Cómo es la Usina de Ideas?: el semillero de empresas platenses de la UNLP

Se describen como un espacio colaborativo de la facultad de Económicas de La Plata y tienen el complejo objetivo brindar herramientas para el aprendizaje y desarrollo de las personas que persiguen el sueño de construir una empresa exitosa.

--:--

Por Martín Arrúa

Un grupo de alumnos del seminario del profesor "Pachi" Marino, comenzó a trabajar con la idea de crear un espacio para impulsar las ideas de estudiantes, graduados y empleados de la UNLP. Un proyecto comenzó como algo pequeño y terminó siendo en una fuente de referencia para los emprendedores platenses que sueñan con fundar su propia empresa y conquistar el mundo.

Lee además

Los emprendedores de la región tienen la posibilidad de presentar sus proyectos en una convocatoria anual y, si son seleccionados, de que se les asigne un tutor y se les presten las oficinas de la Usina para recibir acompañamiento y capacitaciones semanales que los ayuden a potenciar su negocio.

El espacio cuenta con profesionales de la UNLP, experimentados en diseño, ingeniería e informática, entre otras áreas vitales para impulsar un proyecto y convertirlo en la startup del momento. "Esta colaboración interdisciplinaria es uno de los factores más importantes con que trabajamos", sostuvo Salgado y remarcó que es allí donde reside la principal ventaja del espacio que depende de la Facultad de Ciencias Económicas de la Universidad.

Una vez seleccionados los proyectos, los emprendedores participan de dos sesiones de formación por mes para abordar diferentes esenciales para dar vida a un negocio, desde un abordaje práctico y focalizado. "Estos encuentros de capacitación y vinculación son la parte más entretenida", contó Salgado entre risas. Sin embargo, el joven también fue claro y reflexionó: “Es muy importante poder brindarles las herramientas para alcanzar el éxito, aunque si los emprendedores no son los que toman la iniciativa, es muy difícil poder ayudarlos”.

Con el crecimiento del proyecto, la Usina logró cerrar acuerdos con importantes instituciones. Hasta 2017 se destacaban los vínculos con el Consejo Nacional de Investigaciones Científicas y Técnicas (Conicet), el Ministerio de Ciencia, Tecnología e Innovación Productiva de la Nación, la Universidad Nacional de Almirante Brown, la Unión Industrial Gran La Plata, la Fundación Ciudad de La Plata y la Bolsa de Comercio de La Plata, entre muchas otras.

"Estas alianzas nos permiten poner a disposición de los emprendedores otra posibilidades", celebró Salgado, quien además explicó que cada institución suma su granito de arena en las áreas de su especialidad, sumando tutorías específicas y asesoramiento.

Salgado mostró su satisfacción por la cantidad de empresas e instituciones que se acercaron a colaborar con Usina de Ideas. Dentro de ese grupo, las autoridades de Económicas y la UNLP jugaron un papel fundamental para que el proyecto siga teniendo éxito. “La verdad es que estamos muy contentos con el apoyo de las autoridades de la Facultad. Acá tenemos grabado a fuego el compromiso social y a partir de ahí lo volcamos a la comunidad”, consideró.

Hasta el momento, el espacio de coworking logró conformar una gran comunidad que, luego de la convocatoria de este año, promete seguir creciendo. Empresas como Butrón, Veintisiete, Kuma y Voz en off, rompieron las barreras impuestas y con las herramientas obtenidas en las tutorías cumplieron con su objetivo.  “El éxito es persistir y hacer lo que te gusta, tener un propósito”, explicó el joven miembro de la Usina y agregó que “somos un grupo de pibes que trabaja para acompañar el desarrollo de gente que quiere ser real y quiere hacer lo que se le cruza por la cabeza”, remarcó Salgado con mucho entusiasmo.

Es en ese marco y con el objetivo de motivar a aquellos que tienen una idea pero aún no se animan a plasmarla que la Usina lanzó su ciclo "Jueves de inspiración". Se trata de encuentros que se realizan cada dos meses, con el objetivo de realizar charlas distendidas para conocer la experiencia de jóvenes que triunfaron impulsando su trabajo hasta el final y lograron romper los límites. En ese sentido, Salgado comentó que “esto es para mostrar que el exitoso es uno más y conocer o preguntar qué fue lo que pasó para llegar hasta ese lugar de privilegio”.

En la Usina lo tienen claro: una buena idea es esencial, pero sin las ganas, el empeño y la actitud, no es posible convertir el sueño en realidad.

Dejá tu comentario

Las más leídas

Te puede interesar