Aprobaron una regularización de lotes para viviendas que alcanzará a unos 17 mil vecinos | 0221
0221
0221

Aprobaron una regularización de lotes para viviendas que alcanzará a unos 17 mil vecinos

Fue el debate más polémico de la maratónica sesión de este miércoles. Son proyectos de urbanización que habían avanzado por decretos del Ejecutivo en la gestión Bruera. El debate fue en torno a los estudios de riesgo hídrico, los cuales según la Comuna están garantizados con un convenio firmado con la UNLP, que también se aprobó ahora. Asambleas de inundados no pudieron entrar al recinto.

El Concejo Deliberante de La Plata aprobó este miércoles dos ordenanzas que prevén regularizar la situación de 35 proyectos de urbanización asignándoles indicadores urbanísticos a zonas que el Código de Ordenamiento Urbano y Territorial (COUT) considera como de "reserva urbana". A partir de ahora, esos proyectos –muchos de los cuales ya están avanzados– podrán concretar la realización de los trámites previos a la escrituración, los cuales estaban frenados. La disputa se potenció por la presencia de integrantes del espacio de asambleas de inundados que cuestionan los proyectos y no pudieron entrar a presenciar la sesión.

La polémica central en la sesión giró en torno a los factores de riesgo hídrico y a los estudios previos para determinarlo. Según el oficialismo esas evaluaciones estarán garantizadas a partir de un convenio que la Comuna firmó con la UNLP, el cual también se aprobó en la misma sesión y sus efectos fueron incluidos en ambas ordenanzas. “Todos deberán contar con un Plan de reducción de riesgo de inundación”, indicaron fuentes de la Comuna consultadas.

En efecto como parte de esta ordenanza sancionada por el Concejo Deliberante, se incorporó que cada desarrollo deba contar con un Plan Director de Reducción de Riesgos de Inundaciones. El mismo será efectuado por la UNLP, a través de un convenio con la Municipalidad de La Plata que también fue aprobado este miércoles. El mismo está firmado por el intendente Julio Garro y el vicepresidente de la casa de estudios, el ingeniero Marcos Actis, en tanto que el diseño de ese plan director estará a cargo del ingeniero Pablo Romanazzi.

LOS DETALLES

De las urbanizaciones en cuestión, 34 fueron autorizados por decreto entre el 2010 y 2015 por el ex intendente Pablo Bruera sin cumplir con los procesos legales correspondientes: fundamentalmente elevar esos decretos para que sean ratificados por el Concejo.

El restante es un decreto del actual intendente Julio Garro, autorizando el loteo en un predio de City Bell en la zona de El Rincón, para que allí avance el emprendimiento Clementina II, un barrio abierto cercano al arroyo Carnaval.

La iniciativa que había elevado el Departamento Ejecutivo, apunta a la regularización de lotes en donde habitan, según cifras de la Municipalidad, más de 17 mil vecinos en condiciones irregulares, ya que no han logrado acceder a Permisos de Obra o al Certificado de Factibilidad Técnico Urbanística, y por ende a la escritura de sus propiedades.

EL DEBATE

La discusión en el Concejo Deliberante fue de las más intensas de la jornada, con el oficialista Javier Mor Roig defendiendo la iniciativa argumentándolo con una política de generación de suelo urbano y “crecimiento compacto”, y varios concejales cuestionando la consolidación de un procedimiento irregular, el aplicado por Bruera en su momento.

La iniciativa fue acompañada por 11 de los 12 concejales oficialistas, más el bloque PJ de Fabián Lugli y Miguel Forte y los dos renovadores Luciano Sanguinetti y Virginia Rodríguez. El resultado final fue 16 a 8.

Las principales críticas fueron planteadas en el recinto por los concejales Norberto “Chucho” Gómez, quien en su intervención hizo un raconto cronológico de sus proyectos de planeamiento presentados desde que es concejal, entre los que está un pedido para que se derogue el artículo 267º del COUT, que es el que usaron tanto Bruera como Garro para decretar las virtuales rezonificaciones.

También criticó y sentó postura en contra Lorena Riesgo quien además de cuestionar los decretos de un gobierno al que ella adhería desde el Concejo, pidió que todos los sectores “se hagan cargo”. Cambiemos por la regularización de ahora y el alakismo “por las rezonificaciones que realizó”.

Victoria Tolosa Paz, en tanto, sembró sospechas al hablar de los supuestos “90 millones de pesos” que costarían los cerca de dos mil lotes que ahora se regularizan, pidió por el rol del Estado en la materia, habló de la irresponsabilidad de Bruera cuando firmó los decretos y señaló una “especulación inmobiliaria” detrás de la regulación aprobada ahora. También se preguntó por qué no se determina si hay riesgo hídrico antes de que los cambios de indicadores urbanos se aprueben.

Aunque alegando que confía en los especialistas de la UNLP que trabajarán en el estudio del riesgo hídrico de cada proyecto, el concejal del GEN Gastón Crespo indicó que le resulta insuficiente para apoyar la iniciativa.

En tanto la oficialista disidente Rollié también justificó el voto en contra lamentando que no se hubiera llamado a los especialistas de la UNLP a la comisión. Además fue la primera que le reclamó al presidente del cuerpo, Fernando Ponce, que deje entrar a los integrantes de las asambleas de inundados que reclamaban ingresar al recinto para ver el tratamiento del recinto, hecho que finalmente no ocurrió.

EL ARGUMENTO OFICIAL

Tanto Mor Roig en el recinto, como voceros de la Comuna con posterioridad, indicaron que esta norma viene a resolver una falencia que se generó a lo largo de la última gestión, “en donde se autorizaron loteos a sola firma del intendente (Pablo Bruera), sin cumplir con los procesos legales correspondientes”.

En ese contexto, se precisó que la iniciativa que fue trabajada desde la Secretaría de Planeamiento y Desarrollo Económico de la Municipalidad de La Plata, apunta a regularizar proyectos de urbanización, los cuales albergan un total de 2.150 lotes.

“Estos proyectos se aprobaban entre cuatro paredes, por decreto, a sola firma del intendente y a espaldas del Concejo Deliberante y de la gente. Esto impedía que miles de familias accedan a la titularidad de sus terrenos”, precisaron.

En esa línea, se explicó que hasta diciembre 2015 se autorizaron emprendimientos en zonas inhabilitadas por la ley municipal y provincial. Esto provocó que más de 17 mil vecinos de nuestra ciudad tengan dificultades para la aprobación de los correspondientes permisos de obra a construir, por encontrarse en zonas que no cumplen con los indicadores urbanísticos que indica la Ordenanza 10703/10 (el COUT).

“Por ejemplo no respetan la relación espacio verde/cantidad de habitantes, superan el límite de viviendas por cantidad de superficie o invaden sectores anegables y de protección de arroyos y bañados, entre otras disposiciones”, dijeron.

En ese sentido, la Secretaria del área, Ileana Cid, lamentó que “durante muchos años hubo en la ciudad una permisividad a los emprendimientos que no siempre han sido congruentes con la calidad de vida de los ciudadanos”; y remarcó: “Hay muchos compradores de buena fe, que después de varios años tienen derechos adquiridos y para los cuales es necesario dar una respuesta”.

Aprobaron una regularización de lotes para viviendas que alcanzará a unos 17 mil vecinos
Polémica en el Concejo

Aprobaron una regularización de lotes para viviendas que alcanzará a unos 17 mil vecinos

Fue el debate más polémico de la maratónica sesión de este miércoles. Son proyectos de urbanización que habían avanzado por decretos del Ejecutivo en la gestión Bruera. El debate fue en torno a los estudios de riesgo hídrico, los cuales según la Comuna están garantizados con un convenio firmado con la UNLP, que también se aprobó ahora. Asambleas de inundados no pudieron entrar al recinto.

26 de diciembre de 2018

El Concejo Deliberante de La Plata aprobó este miércoles dos ordenanzas que prevén regularizar la situación de 35 proyectos de urbanización asignándoles indicadores urbanísticos a zonas que el Código de Ordenamiento Urbano y Territorial (COUT) considera como de "reserva urbana". A partir de ahora, esos proyectos –muchos de los cuales ya están avanzados– podrán concretar la realización de los trámites previos a la escrituración, los cuales estaban frenados. La disputa se potenció por la presencia de integrantes del espacio de asambleas de inundados que cuestionan los proyectos y no pudieron entrar a presenciar la sesión.

La polémica central en la sesión giró en torno a los factores de riesgo hídrico y a los estudios previos para determinarlo. Según el oficialismo esas evaluaciones estarán garantizadas a partir de un convenio que la Comuna firmó con la UNLP, el cual también se aprobó en la misma sesión y sus efectos fueron incluidos en ambas ordenanzas. “Todos deberán contar con un Plan de reducción de riesgo de inundación”, indicaron fuentes de la Comuna consultadas.

En efecto como parte de esta ordenanza sancionada por el Concejo Deliberante, se incorporó que cada desarrollo deba contar con un Plan Director de Reducción de Riesgos de Inundaciones. El mismo será efectuado por la UNLP, a través de un convenio con la Municipalidad de La Plata que también fue aprobado este miércoles. El mismo está firmado por el intendente Julio Garro y el vicepresidente de la casa de estudios, el ingeniero Marcos Actis, en tanto que el diseño de ese plan director estará a cargo del ingeniero Pablo Romanazzi.

LOS DETALLES

De las urbanizaciones en cuestión, 34 fueron autorizados por decreto entre el 2010 y 2015 por el ex intendente Pablo Bruera sin cumplir con los procesos legales correspondientes: fundamentalmente elevar esos decretos para que sean ratificados por el Concejo.

El restante es un decreto del actual intendente Julio Garro, autorizando el loteo en un predio de City Bell en la zona de El Rincón, para que allí avance el emprendimiento Clementina II, un barrio abierto cercano al arroyo Carnaval.

La iniciativa que había elevado el Departamento Ejecutivo, apunta a la regularización de lotes en donde habitan, según cifras de la Municipalidad, más de 17 mil vecinos en condiciones irregulares, ya que no han logrado acceder a Permisos de Obra o al Certificado de Factibilidad Técnico Urbanística, y por ende a la escritura de sus propiedades.

EL DEBATE

La discusión en el Concejo Deliberante fue de las más intensas de la jornada, con el oficialista Javier Mor Roig defendiendo la iniciativa argumentándolo con una política de generación de suelo urbano y “crecimiento compacto”, y varios concejales cuestionando la consolidación de un procedimiento irregular, el aplicado por Bruera en su momento.

La iniciativa fue acompañada por 11 de los 12 concejales oficialistas, más el bloque PJ de Fabián Lugli y Miguel Forte y los dos renovadores Luciano Sanguinetti y Virginia Rodríguez. El resultado final fue 16 a 8.

Las principales críticas fueron planteadas en el recinto por los concejales Norberto “Chucho” Gómez, quien en su intervención hizo un raconto cronológico de sus proyectos de planeamiento presentados desde que es concejal, entre los que está un pedido para que se derogue el artículo 267º del COUT, que es el que usaron tanto Bruera como Garro para decretar las virtuales rezonificaciones.

También criticó y sentó postura en contra Lorena Riesgo quien además de cuestionar los decretos de un gobierno al que ella adhería desde el Concejo, pidió que todos los sectores “se hagan cargo”. Cambiemos por la regularización de ahora y el alakismo “por las rezonificaciones que realizó”.

Victoria Tolosa Paz, en tanto, sembró sospechas al hablar de los supuestos “90 millones de pesos” que costarían los cerca de dos mil lotes que ahora se regularizan, pidió por el rol del Estado en la materia, habló de la irresponsabilidad de Bruera cuando firmó los decretos y señaló una “especulación inmobiliaria” detrás de la regulación aprobada ahora. También se preguntó por qué no se determina si hay riesgo hídrico antes de que los cambios de indicadores urbanos se aprueben.

Aunque alegando que confía en los especialistas de la UNLP que trabajarán en el estudio del riesgo hídrico de cada proyecto, el concejal del GEN Gastón Crespo indicó que le resulta insuficiente para apoyar la iniciativa.

En tanto la oficialista disidente Rollié también justificó el voto en contra lamentando que no se hubiera llamado a los especialistas de la UNLP a la comisión. Además fue la primera que le reclamó al presidente del cuerpo, Fernando Ponce, que deje entrar a los integrantes de las asambleas de inundados que reclamaban ingresar al recinto para ver el tratamiento del recinto, hecho que finalmente no ocurrió.

EL ARGUMENTO OFICIAL

Tanto Mor Roig en el recinto, como voceros de la Comuna con posterioridad, indicaron que esta norma viene a resolver una falencia que se generó a lo largo de la última gestión, “en donde se autorizaron loteos a sola firma del intendente (Pablo Bruera), sin cumplir con los procesos legales correspondientes”.

En ese contexto, se precisó que la iniciativa que fue trabajada desde la Secretaría de Planeamiento y Desarrollo Económico de la Municipalidad de La Plata, apunta a regularizar proyectos de urbanización, los cuales albergan un total de 2.150 lotes.

“Estos proyectos se aprobaban entre cuatro paredes, por decreto, a sola firma del intendente y a espaldas del Concejo Deliberante y de la gente. Esto impedía que miles de familias accedan a la titularidad de sus terrenos”, precisaron.

En esa línea, se explicó que hasta diciembre 2015 se autorizaron emprendimientos en zonas inhabilitadas por la ley municipal y provincial. Esto provocó que más de 17 mil vecinos de nuestra ciudad tengan dificultades para la aprobación de los correspondientes permisos de obra a construir, por encontrarse en zonas que no cumplen con los indicadores urbanísticos que indica la Ordenanza 10703/10 (el COUT).

“Por ejemplo no respetan la relación espacio verde/cantidad de habitantes, superan el límite de viviendas por cantidad de superficie o invaden sectores anegables y de protección de arroyos y bañados, entre otras disposiciones”, dijeron.

En ese sentido, la Secretaria del área, Ileana Cid, lamentó que “durante muchos años hubo en la ciudad una permisividad a los emprendimientos que no siempre han sido congruentes con la calidad de vida de los ciudadanos”; y remarcó: “Hay muchos compradores de buena fe, que después de varios años tienen derechos adquiridos y para los cuales es necesario dar una respuesta”.

COMENTARIOS

Fue el debate más polémico de la maratónica sesión de este miércoles. Son proyectos de urbanización que habían avanzado por decretos del Ejecutivo en la gestión Bruera. El debate fue en torno a los estudios de riesgo hídrico, los cuales según la Comuna están garantizados con un convenio firmado con la UNLP, que también se aprobó ahora. Asambleas de inundados no pudieron entrar al recinto.