Piden 25 años de prisión para el joven acusado por el crimen de Abril Bogado
0221
0221

Piden 25 años de prisión para el joven acusado por el crimen de Abril Bogado

La pena fue solicitada por la fiscal Ana María Russo. Los padres de la menor también solicitaron condena. La defensa oficial se opuso. Definen los jueces.

Un pedido de 25 años de prisión recayó sobre el joven acusado por el crimen de la niña Abril Bogado, asesinada de un disparo en la cabeza en el marco de un asalto a su familia cuando regresaban de un casamiento. Los abogados de la familia de la víctima, Sebastián Bouvet y Romina Lelli Pervieux, reclamaron una condena levemente inferior, de 22 años de encierro. Por su parte la defensa oficial asegura que no tuvo nada que ver con el crimen y solicitó una condena de cuatro años por el intento de robo a otro automovilista que fue testigo del inicio del ataque a la familia de la víctima fatal y otros hechos.

En el banquillo de los acusados está sentado un joven que, al momento del hecho, tenía 17 años. En la actualidad ya cumplió la mayoría de edad, pero sus datos personales se mantienen en reserva, tal como lo establece el marco normativo vigente.

La fiscal y los abogados particulares coincidieron en encuadrar el hecho como "homicidio criminis causa", matar para lograr la impunidad. El delito se paga con perpetua, pero como el acusado era menor de edad al momento del hecho se aplica la escala punitiva del homicidio simple (8 a 25 años de pena). Los abogados de la familia de Abril pidieron una pena menor, porque sólo acusaron por el homicidio, en cambio la fiscal también lo hizo por otros hechos de robo por los que también fue juzgado. La defensa, a cargo del defensor oficial Ricardo Berenguer, consideró que el joven no tuvo posiblidad de evitar el crimen, que es ajeno al ataque armado.

Laura Pupo y Cristian Bogado Scenna, los padres de la niña, narraron en primera persona las últimas horas de vida de su hija. Otorgaron voz y dolor al rememorar el ataque ante los jueces y las partes.

La resolución del expediente está en manos del tribunal integrado en esta ocasión por los jueces Juan Carlos Estrada, Florencia Butiérrez y Juan Pablo Masi.

El hecho ocurrió el 5 de noviembre de 2017, la víctima, de 12 años, volvía de una fiesta junto a su familia y al llegar a su casa en 510 entre 10 y 11, fueron sorprendidos por dos delincuentes que intentaron robarle el auto.

La familia se movilizaba en un Renault Sandero color bordó y en momentos en que estaban por guardar el vehículo en el garaje, aparecieron dos ladrones que primero intentaron asaltar a un joven que se subió a un Golf y huyó, evitando el robo. En ese momento los asaltantes amenazaron a la familia Bogado, pero como se encontraban trabadas las puertas del auto, uno de ellos efectuó un disparo con su arma de fuego.

Ante esta situación, Hugo Bogado (abuelo de la víctima), quien se encontraba en el asiento del acompañante, descendió del vehículo y con una botella en la mano alcanzó a golpear a uno de los delincuentes. Luego, los delincuentes escaparon por 510 hacia 10, al tiempo que los familiares asaltados constataron que Abril presentaba un impacto de bala en la frente y estaba inconsciente.

La niña fue trasladada de inmediato al Hospital de Gonnet y luego derivada al Hospital Sor María Ludovica de La Plata, donde murió horas después a raíz de las lesiones provocadas por el impacto de bala. El crimen de la niña generó un cimbronazo político en La Plata y, tras el hecho, se convocaron marchas ciudadanas en reclamo de seguridad.

Por la misma causa, también se encuentra detenido José Edgardo Echegaray Biel, alias “Pepito”, quien posee antecedentes penales y había estado detenido desde el 2010 por haber sido condenado por tentativa de homicidio y robo calificado. Él será juzgado en el fuero de adultos por el crimen de la adolescente, que era atleta en Gimnasia.

La Policía logró identificar a Etchegaray por las cámaras de seguridad de un vecino de Bogado que registraron el hecho.

 

La pena fue solicitada por la fiscal Ana María Russo. Los padres de la menor también solicitaron condena. La defensa oficial se opuso. Definen los jueces.

08 de noviembre de 2018

Un pedido de 25 años de prisión recayó sobre el joven acusado por el crimen de la niña Abril Bogado, asesinada de un disparo en la cabeza en el marco de un asalto a su familia cuando regresaban de un casamiento. Los abogados de la familia de la víctima, Sebastián Bouvet y Romina Lelli Pervieux, reclamaron una condena levemente inferior, de 22 años de encierro. Por su parte la defensa oficial asegura que no tuvo nada que ver con el crimen y solicitó una condena de cuatro años por el intento de robo a otro automovilista que fue testigo del inicio del ataque a la familia de la víctima fatal y otros hechos.

En el banquillo de los acusados está sentado un joven que, al momento del hecho, tenía 17 años. En la actualidad ya cumplió la mayoría de edad, pero sus datos personales se mantienen en reserva, tal como lo establece el marco normativo vigente.

La fiscal y los abogados particulares coincidieron en encuadrar el hecho como "homicidio criminis causa", matar para lograr la impunidad. El delito se paga con perpetua, pero como el acusado era menor de edad al momento del hecho se aplica la escala punitiva del homicidio simple (8 a 25 años de pena). Los abogados de la familia de Abril pidieron una pena menor, porque sólo acusaron por el homicidio, en cambio la fiscal también lo hizo por otros hechos de robo por los que también fue juzgado. La defensa, a cargo del defensor oficial Ricardo Berenguer, consideró que el joven no tuvo posiblidad de evitar el crimen, que es ajeno al ataque armado.

Laura Pupo y Cristian Bogado Scenna, los padres de la niña, narraron en primera persona las últimas horas de vida de su hija. Otorgaron voz y dolor al rememorar el ataque ante los jueces y las partes.

La resolución del expediente está en manos del tribunal integrado en esta ocasión por los jueces Juan Carlos Estrada, Florencia Butiérrez y Juan Pablo Masi.

El hecho ocurrió el 5 de noviembre de 2017, la víctima, de 12 años, volvía de una fiesta junto a su familia y al llegar a su casa en 510 entre 10 y 11, fueron sorprendidos por dos delincuentes que intentaron robarle el auto.

La familia se movilizaba en un Renault Sandero color bordó y en momentos en que estaban por guardar el vehículo en el garaje, aparecieron dos ladrones que primero intentaron asaltar a un joven que se subió a un Golf y huyó, evitando el robo. En ese momento los asaltantes amenazaron a la familia Bogado, pero como se encontraban trabadas las puertas del auto, uno de ellos efectuó un disparo con su arma de fuego.

Ante esta situación, Hugo Bogado (abuelo de la víctima), quien se encontraba en el asiento del acompañante, descendió del vehículo y con una botella en la mano alcanzó a golpear a uno de los delincuentes. Luego, los delincuentes escaparon por 510 hacia 10, al tiempo que los familiares asaltados constataron que Abril presentaba un impacto de bala en la frente y estaba inconsciente.

La niña fue trasladada de inmediato al Hospital de Gonnet y luego derivada al Hospital Sor María Ludovica de La Plata, donde murió horas después a raíz de las lesiones provocadas por el impacto de bala. El crimen de la niña generó un cimbronazo político en La Plata y, tras el hecho, se convocaron marchas ciudadanas en reclamo de seguridad.

Por la misma causa, también se encuentra detenido José Edgardo Echegaray Biel, alias “Pepito”, quien posee antecedentes penales y había estado detenido desde el 2010 por haber sido condenado por tentativa de homicidio y robo calificado. Él será juzgado en el fuero de adultos por el crimen de la adolescente, que era atleta en Gimnasia.

La Policía logró identificar a Etchegaray por las cámaras de seguridad de un vecino de Bogado que registraron el hecho.

 

COMENTARIOS