Partidos de seis puntos, la gran deuda del 2018
0221
0221

Partidos de seis puntos, la gran deuda de Gimnasia modelo 2018

El Lobo no pudo sumar de a tres frente a los rivales directos. Cada punto sirve para el gran objetivo de los dirigidos por Pedro Troglio. Todavía queda mucho camino por recorrer pero ya no puede seguir dando ventajas frente a sus perseguidores en la tabla de los promedios.

A pesar de contar con una buena cantidad de puntos, Gimnasia todavía está en deuda en los partidos frente a rivales directos en la lucha por la permanencia en la primera división del fútbol argentino. Hasta el momento, solo logró sumar de tres frente a Patronato y perdió la oportunidad, en más de una ocasión, de alejarse de la zona caliente de la tabla.

Con once partidos disputados en la Superliga y catorce puntos en el bolsillo, el balance general del Lobo es aceptable teniendo en cuenta que se trata de un equipo que realizó una mala temporada 2017-2018 y debió incorporar muchos nombres para mejorar la producción de resultados. Sin embargo, el equipo de Pedro Troglio tiene una deuda pendiente con los partidos frente a rivales directos por la lucha de los promedios.

"Es una pena haber desaprovechado esta oportunidad de estirar la ventaja con Belgrano”, afirmó el entrenador luego de la derrota por 2 a 0 en tierras cordobeses. Es que el DT es consciente que estos encuentros catalogados como de “seis puntos” son los que le pueden asegurar la estadía en la primera división para la próxima temporada. Ahora, el Pirata recortó la diferencia con el Lobo a 7 puntos, mientras que los platenses desperdiciaron una gran chance de acercarse a Rosario Central, Lanús, Newell’s y Atlético Tucumán.

En lo que va del campeonato, Gimnasia solo pudo derrotar a uno de sus rivales directos, fue contra Patronato en la fecha 5 cuando Santiago Silva facturó por duplicado. En el resto de los partidos solo cosechó un empate como visitante frente a San Martín de Tucumán y Rosario Central, en condición de local. Luego se fue con las manos vacías frente a Unión, Vélez y Belgrano.

Todavía falta mucho y el Lobo debe barajar y dar de nuevo para evitar los altibajos que le impiden cosechar una mayor cantidad de puntos. En el horizonte asoman Racing, San Martín de Juan, River y Huracán. Dos equipos grandes y dos rivales directos por la permanencia. El camino por recorrer es largo pero cada unidad será importante para que Gimnasia empiece a olvidarse de la zona caliente del descenso.

El Lobo no pudo sumar de a tres frente a los rivales directos. Cada punto sirve para el gran objetivo de los dirigidos por Pedro Troglio. Todavía queda mucho camino por recorrer pero ya no puede seguir dando ventajas frente a sus perseguidores en la tabla de los promedios.

03 de noviembre de 2018

A pesar de contar con una buena cantidad de puntos, Gimnasia todavía está en deuda en los partidos frente a rivales directos en la lucha por la permanencia en la primera división del fútbol argentino. Hasta el momento, solo logró sumar de tres frente a Patronato y perdió la oportunidad, en más de una ocasión, de alejarse de la zona caliente de la tabla.

Con once partidos disputados en la Superliga y catorce puntos en el bolsillo, el balance general del Lobo es aceptable teniendo en cuenta que se trata de un equipo que realizó una mala temporada 2017-2018 y debió incorporar muchos nombres para mejorar la producción de resultados. Sin embargo, el equipo de Pedro Troglio tiene una deuda pendiente con los partidos frente a rivales directos por la lucha de los promedios.

"Es una pena haber desaprovechado esta oportunidad de estirar la ventaja con Belgrano”, afirmó el entrenador luego de la derrota por 2 a 0 en tierras cordobeses. Es que el DT es consciente que estos encuentros catalogados como de “seis puntos” son los que le pueden asegurar la estadía en la primera división para la próxima temporada. Ahora, el Pirata recortó la diferencia con el Lobo a 7 puntos, mientras que los platenses desperdiciaron una gran chance de acercarse a Rosario Central, Lanús, Newell’s y Atlético Tucumán.

En lo que va del campeonato, Gimnasia solo pudo derrotar a uno de sus rivales directos, fue contra Patronato en la fecha 5 cuando Santiago Silva facturó por duplicado. En el resto de los partidos solo cosechó un empate como visitante frente a San Martín de Tucumán y Rosario Central, en condición de local. Luego se fue con las manos vacías frente a Unión, Vélez y Belgrano.

Todavía falta mucho y el Lobo debe barajar y dar de nuevo para evitar los altibajos que le impiden cosechar una mayor cantidad de puntos. En el horizonte asoman Racing, San Martín de Juan, River y Huracán. Dos equipos grandes y dos rivales directos por la permanencia. El camino por recorrer es largo pero cada unidad será importante para que Gimnasia empiece a olvidarse de la zona caliente del descenso.

COMENTARIOS