La casa propia: generan "lotes sociales" en La Plata
0221
0221

Con la creación de un programa especial generan lotes sociales en La Plata

Es una ordenanza que el Ejecutivo mandó al Concejo Deliberante. Adhiere a la ley de acceso justo al hábitat y genera las condiciones para quienes viven en asentamientos puedan adquirir la tierra y regularizar su situación.

Con una ordenanza a través de la cual se crea el “Programa de Generación de Suelo Urbano”, la Municipalidad de La Plata avanza con la idea de generar espacios del distrito aptos para vivienda y a precios accesibles. La norma es una puerta abierta a la posibilidad de que también se regularice la situación de cientos de familias que viven en asentamientos, facilitando condiciones para subdividir los predios y generando las condiciones de comercialización "a valores razonables y accesibles". 

Alcanza, según se dispone en el articulado de la norma que ingresó esta semana al Concejo Deliberante, a terrenos que tienen que estar en zonas de “áreas urbanas” o “complementarias” según la zonificación del Código de Ordenamiento Urbano y Territorial (COUT). Y entre los objetivos que se plantean aparece el de “promover el derecho a la vivienda y a un hábitat digno y sustentable” y “completar los ‘vacíos’ urbanos y ampliar sectores adyacentes no urbanizados, implementando la dotación progresiva de los servicios básicos de infraestructura”.

Excluye del programa a las parcelas que estén dentro del Área Rural, salvo que sean linderas con una zona residencial ya existente. En tanto que los proyectos de división que sean beneficiados deberán contemplar la dotación de los servicios básicos de infraestructura. Apunta a las condiciones necesarias para el acceso al agua potable y cloacas, suministro de energía eléctrica domiciliaria y alumbrado público. Para ello se tendrá en cuenta la infraestructura existente en las cercanías y su capacidad para soportar un nuevo enlace.

"Con esta normativa buscamos otorgar facilidades para la subdivisión del suelo, y así generar más lotes con servicios y obras de infraestructura básicas, a precios razonables y accesibles”, destacó la secretaria de Desarrollo Económico, Ileana Cid. En esa línea, remarcó que “de esta forma vamos a promover la radicación de viviendas para que todas las familias puedan cumplir el sueño de tener la casa propia”.

EL TEXTO

La ordenanza contempla distintas obligaciones de los propietarios de los predios, entre las que se encuentra trasladar el 15% de la parcela al Municipio, asumir la gestión de las obras de infraestructura y la gestión de comercialización con una determinación del precio del metro cuadrado de 75 U.V.As. (Unidad de Valor Asquisitivo). Cifra que puede llegar hasta 100 U.V.As. si el predio cuenta con cloacas, cordón cuneta, pavimentación, gas natural y/o dotación de equipamiento comunitario. En otros términos se calcula que el valor de los terrenos rondará los 11 mil dólares o unos 400 mil pesos.

También la Comuna tiene una serie de obligaciones, como dictar la factibilidad y eximir a los titulares del pago de derechos y sellos municipales. 

El “lote social”, que tendrá como autoridad de aplicación a la Dirección de Tierra y Vivienda, está definido en los fundamentos de la ordenanza como “una unidad parcelaria mínima, apta y accesible para la materialización de un hábitat familiar digno”.

Y se plantea la posibilidad de “satisfacer al menor costo económico y social, los requerimientos y necesidades  de la comunidad en materia de vivienda, así como la implantación de mecanismos legales, administrativos y económicos financieros para asegurar que el desarrollo y la renovación urbana se realice salvaguardando los intereses de la comunidad”.

Si bien no existe precisión respecto del alcance que puede tener la medida en la población beneficiada, fuentes comunales indicaron que ya existen expedientes iniciados que podrían encuadrarse una vez que la ordenanza sea sancionada. 

Es una ordenanza que el Ejecutivo mandó al Concejo Deliberante. Adhiere a la ley de acceso justo al hábitat y genera las condiciones para quienes viven en asentamientos puedan adquirir la tierra y regularizar su situación.

10 de noviembre de 2018

Con una ordenanza a través de la cual se crea el “Programa de Generación de Suelo Urbano”, la Municipalidad de La Plata avanza con la idea de generar espacios del distrito aptos para vivienda y a precios accesibles. La norma es una puerta abierta a la posibilidad de que también se regularice la situación de cientos de familias que viven en asentamientos, facilitando condiciones para subdividir los predios y generando las condiciones de comercialización "a valores razonables y accesibles". 

Alcanza, según se dispone en el articulado de la norma que ingresó esta semana al Concejo Deliberante, a terrenos que tienen que estar en zonas de “áreas urbanas” o “complementarias” según la zonificación del Código de Ordenamiento Urbano y Territorial (COUT). Y entre los objetivos que se plantean aparece el de “promover el derecho a la vivienda y a un hábitat digno y sustentable” y “completar los ‘vacíos’ urbanos y ampliar sectores adyacentes no urbanizados, implementando la dotación progresiva de los servicios básicos de infraestructura”.

Excluye del programa a las parcelas que estén dentro del Área Rural, salvo que sean linderas con una zona residencial ya existente. En tanto que los proyectos de división que sean beneficiados deberán contemplar la dotación de los servicios básicos de infraestructura. Apunta a las condiciones necesarias para el acceso al agua potable y cloacas, suministro de energía eléctrica domiciliaria y alumbrado público. Para ello se tendrá en cuenta la infraestructura existente en las cercanías y su capacidad para soportar un nuevo enlace.

"Con esta normativa buscamos otorgar facilidades para la subdivisión del suelo, y así generar más lotes con servicios y obras de infraestructura básicas, a precios razonables y accesibles”, destacó la secretaria de Desarrollo Económico, Ileana Cid. En esa línea, remarcó que “de esta forma vamos a promover la radicación de viviendas para que todas las familias puedan cumplir el sueño de tener la casa propia”.

EL TEXTO

La ordenanza contempla distintas obligaciones de los propietarios de los predios, entre las que se encuentra trasladar el 15% de la parcela al Municipio, asumir la gestión de las obras de infraestructura y la gestión de comercialización con una determinación del precio del metro cuadrado de 75 U.V.As. (Unidad de Valor Asquisitivo). Cifra que puede llegar hasta 100 U.V.As. si el predio cuenta con cloacas, cordón cuneta, pavimentación, gas natural y/o dotación de equipamiento comunitario. En otros términos se calcula que el valor de los terrenos rondará los 11 mil dólares o unos 400 mil pesos.

También la Comuna tiene una serie de obligaciones, como dictar la factibilidad y eximir a los titulares del pago de derechos y sellos municipales. 

El “lote social”, que tendrá como autoridad de aplicación a la Dirección de Tierra y Vivienda, está definido en los fundamentos de la ordenanza como “una unidad parcelaria mínima, apta y accesible para la materialización de un hábitat familiar digno”.

Y se plantea la posibilidad de “satisfacer al menor costo económico y social, los requerimientos y necesidades  de la comunidad en materia de vivienda, así como la implantación de mecanismos legales, administrativos y económicos financieros para asegurar que el desarrollo y la renovación urbana se realice salvaguardando los intereses de la comunidad”.

Si bien no existe precisión respecto del alcance que puede tener la medida en la población beneficiada, fuentes comunales indicaron que ya existen expedientes iniciados que podrían encuadrarse una vez que la ordenanza sea sancionada. 

COMENTARIOS