Policía kiosquero mató a tiros a uno de los dos ladrones que le quisieron robar el negocio
0221
0221

Policía kiosquero mató a tiros a uno de los dos ladrones que le quisieron robar el negocio

El hecho ocurrió cerca de las 21.30 cuando, luego de sufrir un robo en su local, el dueño sacó su arma reglamentaria e hirió a uno de los dos sospechosos. La policía lo trasladó al Hospital San Martín pero finalmente murió. El otro ladrón todavía continúa prófugo.

Dos delincuentes ingresaron a robar un kiosco en calle 50 bis y 143 aproximadamente a las 21.30 de este último viernes. Cuando se disponían a escaparse con la recaudación, teléfonos celulares y una moto que estaba frente al local, el propietario del comercio sacó su arma y le disparó a uno de los ladrones: era policía.

Cuando las autoridades llegaron al lugar de los hechos, el hombre se identificó como personal policial. El herido fue trasladado al Hospital San Martín pero murió. El otro ladrón se dio a la fuga.

El dueño del local se encontraba junto a su esposa y su hijo. Una vez que obtuvieron lo que buscaban, los malvivientes decidieron escapar del lugar pero no sabían que el propietario era un oficial de la policía. Al ver que no contestaban a su orden de alto, el hombre sacó su arma reglamentaria y efectuó dos disparos que dieron en el brazo y abdomen de uno de los ladrones.

Las autoridades fueron alertadas por un llamado al 911. Al llegar al lugar de los hechos, vieron cómo un hombre les hacía señas y, a su lado, estaba el sospechoso herido de bala. Rápidamente se comunicaron con el SAME para disponer de su traslado al Hospital San Martín pero, sin embargo, los intentos por reanimarlo fueron en vano, ya que falleció.

Al hacer la requisa correspondiente, los policías hallaron la recaudación de $2635, dos celulares Samsung y uno marca Huawei. Además de incautar la pistola reglamentaria marca Bersa, modelo Thunder, con la cual se efectuaron los disparos.

El juzgado de Garantías de turno está investigando los hechos y todavía continúa con los rastrillajes para dar con el prófugo.

El hecho ocurrió cerca de las 21.30 cuando, luego de sufrir un robo en su local, el dueño sacó su arma reglamentaria e hirió a uno de los dos sospechosos. La policía lo trasladó al Hospital San Martín pero finalmente murió. El otro ladrón todavía continúa prófugo.

13 de octubre de 2018

Dos delincuentes ingresaron a robar un kiosco en calle 50 bis y 143 aproximadamente a las 21.30 de este último viernes. Cuando se disponían a escaparse con la recaudación, teléfonos celulares y una moto que estaba frente al local, el propietario del comercio sacó su arma y le disparó a uno de los ladrones: era policía.

Cuando las autoridades llegaron al lugar de los hechos, el hombre se identificó como personal policial. El herido fue trasladado al Hospital San Martín pero murió. El otro ladrón se dio a la fuga.

El dueño del local se encontraba junto a su esposa y su hijo. Una vez que obtuvieron lo que buscaban, los malvivientes decidieron escapar del lugar pero no sabían que el propietario era un oficial de la policía. Al ver que no contestaban a su orden de alto, el hombre sacó su arma reglamentaria y efectuó dos disparos que dieron en el brazo y abdomen de uno de los ladrones.

Las autoridades fueron alertadas por un llamado al 911. Al llegar al lugar de los hechos, vieron cómo un hombre les hacía señas y, a su lado, estaba el sospechoso herido de bala. Rápidamente se comunicaron con el SAME para disponer de su traslado al Hospital San Martín pero, sin embargo, los intentos por reanimarlo fueron en vano, ya que falleció.

Al hacer la requisa correspondiente, los policías hallaron la recaudación de $2635, dos celulares Samsung y uno marca Huawei. Además de incautar la pistola reglamentaria marca Bersa, modelo Thunder, con la cual se efectuaron los disparos.

El juzgado de Garantías de turno está investigando los hechos y todavía continúa con los rastrillajes para dar con el prófugo.

COMENTARIOS