Internos de Olmos arreglaron sillas de ruedas y camillas para el hospital San Lucas
0221
0221

Internos de Olmos arreglaron sillas de ruedas y camillas para el hospital San Lucas

El trabajo beneficiará a treinta pacientes del centro de salud de 52 y 191. Además del agradecimiento de los médicos del hospital, las autoridades provinciales destacaron la acción solidaria y los conocimientos que adquirieron los internos en el marco de su trabajo.

Con motivo del 44º aniversario del Instituto San Lucas, internos de la Unidad 1 de Lisandro Olmos repararon sillas de ruedas, camillas y una calesita que fueron donados a la institución que alberga pacientes con discapacidades mentales y motrices de La Plata. Las propias autoridades del penal se ofrecieron a realizar la iniciativa solidaria y, en tan solo dos semanas, los presidiarios los restauraron.

“Los internos participan de cursos de Formación Profesional en el penal y los trabajos sirvieron para poner en práctica los conocimientos adquiridos”, explicó Hugo Piedrabuena, director de la Unidad Penitenciaria.

Actualmente, en el Hospital San Lucas se encuentran internados, por disposición judicial, niños y jóvenes que sufren de parálisis cerebral, retrasos madurativos, autismo y malformaciones congénitas, entre otras dificultades. De esta forma, los elementos restaurados por los internos servirán de gran ayuda para que los médicos de la institución puedan trabajar con mejores herramientas.

“Me siento orgulloso de poder servir a gente que lo necesita. Le pusimos lo mejor de nosotros. Sabemos que es para chicos y jóvenes con dificultades”, sostuvo Marcos quien aprendió el oficio en contexto de encierro y ahora tiene proyectado instalar su propio taller.

Por su parte, el ministro de Justicia de la provincia de Buenos Aires, Gustavo Ferrari, afirmó: “Las capacitaciones en oficios que se llevan adelante en las cárceles permiten no solo que las personas privadas de su libertad adquieran conocimientos para insertarse en el mercado laboral en su egreso, sino para que también realicen distintas acciones solidarias ayudando a instituciones y personas que lo necesitan, tal como nos pidió la gobernadora María Eugenia Vidal”.

En tan solo dos semanas, los internos de la Unidad 1 de Olmos lograron la reparación de sillas de ruedas, camillas y una calesita en los talleres de herrería, tapicería, pintura y carpintería. Todo, en el marco de trabajos sumamente específicos, teniendo en cuenta las limitaciones motrices de los pacientes.

El trabajo beneficiará a treinta pacientes del centro de salud de 52 y 191. Además del agradecimiento de los médicos del hospital, las autoridades provinciales destacaron la acción solidaria y los conocimientos que adquirieron los internos en el marco de su trabajo.

12 de octubre de 2018

Con motivo del 44º aniversario del Instituto San Lucas, internos de la Unidad 1 de Lisandro Olmos repararon sillas de ruedas, camillas y una calesita que fueron donados a la institución que alberga pacientes con discapacidades mentales y motrices de La Plata. Las propias autoridades del penal se ofrecieron a realizar la iniciativa solidaria y, en tan solo dos semanas, los presidiarios los restauraron.

“Los internos participan de cursos de Formación Profesional en el penal y los trabajos sirvieron para poner en práctica los conocimientos adquiridos”, explicó Hugo Piedrabuena, director de la Unidad Penitenciaria.

Actualmente, en el Hospital San Lucas se encuentran internados, por disposición judicial, niños y jóvenes que sufren de parálisis cerebral, retrasos madurativos, autismo y malformaciones congénitas, entre otras dificultades. De esta forma, los elementos restaurados por los internos servirán de gran ayuda para que los médicos de la institución puedan trabajar con mejores herramientas.

“Me siento orgulloso de poder servir a gente que lo necesita. Le pusimos lo mejor de nosotros. Sabemos que es para chicos y jóvenes con dificultades”, sostuvo Marcos quien aprendió el oficio en contexto de encierro y ahora tiene proyectado instalar su propio taller.

Por su parte, el ministro de Justicia de la provincia de Buenos Aires, Gustavo Ferrari, afirmó: “Las capacitaciones en oficios que se llevan adelante en las cárceles permiten no solo que las personas privadas de su libertad adquieran conocimientos para insertarse en el mercado laboral en su egreso, sino para que también realicen distintas acciones solidarias ayudando a instituciones y personas que lo necesitan, tal como nos pidió la gobernadora María Eugenia Vidal”.

En tan solo dos semanas, los internos de la Unidad 1 de Olmos lograron la reparación de sillas de ruedas, camillas y una calesita en los talleres de herrería, tapicería, pintura y carpintería. Todo, en el marco de trabajos sumamente específicos, teniendo en cuenta las limitaciones motrices de los pacientes.

COMENTARIOS