lunes 15 de abril de 2024

La historia del libro hecho en La Plata que recopila más de 300 pintadas de Maradona

Uno de los autores cuenta cómo se realizó una obra que refleja la popularidad del ídolo argentino en todo el mundo. Se presenta este miércoles en Periodismo.

Los graffitis forman parte del lenguaje de la ciudad y las paredes se convierten en un canal de expresión para quienes no encuentran otra para hacer oír su voz. Las historias que hay detrás de esas pinturas son infinitas y muchas de ellas son el producto de la capacidad de imaginación de sus creadores, gente que en tiempos de muros virtuales en redes sociales prefiere salir a la calle para mostrar su creatividad y su sentimiento con un estampado concreto y real en una pared.

En una época en la que muchos ídolos deportivos modernos se esfuman por la dinámica efímera de estos tiempos, el planeta entero todavía habla de Diego Armando Maradona. El Dios que resiste a su propia muerte en murales pintados en los sitios más recónditos imaginables. Las paredes pintadas por artistas o simples maradonianos todavía conservan y muestran las hazañas de esa persona que creo que lo más cercano a una religión alrededor de su figurar.

Lee además

"Diego está entre nosotros". Esa es la frase con la que los periodistas Nicolás Reyes y Máximo Randrup decidieron darle comienzo el prólogo de su flamante libro "Los murales de Dios", la materialización de los dos temas que cautivaron la atención de ambos a lo largo de su vida: la atracción por los murales y el fanatismo acérrimo por Maradona.

Estas dos pasiones fueron las mismas que lo llevaron a Randrup a entrevistar a Reyes por ser el creador de la cuenta de Instagram "Murales de Maradona", que actualmente cuenta más de 50.000 seguidores y que reúne más de 800 pintadas urbanas de Diego. Argentina es el escenario principal del material que se recopila en el libro, pero la popularidad del ídolo de la Selección Argentina llevó a que aparecieran fotos de murales de lugares como Rumania o Alemania. En diálogo con 0221.com.ar, Randrup contó cómo ocurrió ese primer encuentro entre ambos autores del libro, su interés por el arte callejero heredado de su padre y el deseo compartido de dejar un precedente en el mundo de que la historia de Maradona aún continúa contándose en las paredes de los cinco continentes.

"Los murales de Dios" muestra tan solo una parte de todos los homenajes que se realizaron —y continúan realizándose— a Diego alrededor del globo y que representan lo trascendente de su figura a nivel mundial como expresión de los sectores más populares. "Este libro, bello e imperfecto como Diego, muestra más de 300 obras que le dedicaron a Maradona. Un hombre disruptivo que se transformó en D10S", se lee en la contratapa del libro.

"Nico tiene más material que yo, pero entre los dos tenemos alrededor de 800 fotos y me parece que si bien muchas están en internet, rescatarlas del olvido y reunirlas en algún soporte es muy valioso", cuenta Máximo, conforme con la obra que crearon.  "Nosotros decimos que en vez de morir como el resto de los mortales, Maradona le escapa a eso y sigue viviendo entre todos nosotros. A nosotros nos pasa que ir por la calle y cruzarse con un paredón de Maradona no es indistinto. Siempre algo te genera. Si está con una expresión de tristeza o bronca, si aparece levantando una copa o algo que siempre te hacer acordar a su figura", agrega.

Aquel día en que ambos se encontraron para charlar en una amena entrevista en la que hablaron de Maradona y de arte, los dos autores se encontraron con el mismo interés: el relato maradoniano dentro del territorio popular. Y fue en ese momento cuando Máximo se dio cuenta de que con su pluma y el material de Nicolás iban a poder crear ese libro que tantas veces pasó por su cabeza en alguna noche de insomnio.

Así fue que nació en un borrador "Los murales de Dios", el archivo de imágenes, frases o simplemente algún símbolo pintado en alguna parte del mundo. "En el libro buscamos que haya distintos estilos. Desde murales de artistas que lo muestran todo borroneado, hasta los que pintan murales que parecen fotos y otros que no son profesionales pero se animan a comunicarse con un graffiti", agrega Randrup.

En sus páginas se encuentran fotos para todos los gustos. Desde imágenes de Estados Unidos hasta una postal en Siria con una obra de Maradona en la única construcción que quedó en pie, como consecuencia de una serie de bombardeos. Y muchos otros países: Paraguay, Brasil, Bolivia, Perú, Costa Rica, México, España, Italia, Francia, Rumania, Bosnia y Herzegovina, Inglaterra, Armenia, Serbia, Irán, Líbano, Japón, Kenia, Sudáfrica, India, Bangladesh y Australia, entre otros.

Meses después de aquel sueño, ambos pueden decir que oficialmente su libro salió a la venta a fines de marzo, luego de la aprobación de la editorial LibroFutbol.com para poder publicarlo y lanzarlo de manera virtual con envíos en La Plata, Capital Federal y al resto del mundo. "Lo están comprando desde el interior del país y diferentes partes del mundo. El otro día lo compró uno desde Alemania que nos avisó que ya había hecho la compra y estaba esperándolo", sumó Randrup. La publicación es toda a color, tiene tapa dura y está impreso en papel de alta calidad.

Los autores estarán con el trabajo este miércoles 5 de abril en el aula anfiteatrada de la Facultad de Periodismo y Comunicación Social (FPyCS)diagonal 113 y calle 63— para iniciar una serie de presentaciones. El puntapié inicial -y no es casualidad- será en la tierra bendecida por su última aparición en una cancha de fútbol. "La primera va a ser en La Plata, donde Diego terminó su carrera como entrenador. Empezamos por el final y después pasaremos por otras ciudades", adelanta Máximo, orgulloso de la creación con la que busca seguir maradonizando al mundo.

Dejá tu comentario

Las más leídas

Te puede interesar