martes 11 de junio de 2024

Alerta por el bajo consumo de legumbres en Argentina: por qué recomiendan incorporarlas

Los expertos advirtieron que en nuestro país se comen en promedio solo 800 gramos, cuando en el mundo es de aproximadamente 8 kilos por persona.

--:--

Las legumbres son una pieza importante de una alimentación sana y equilibrada que permita gozar de una buena salud y fortalecer el sistema inmunológico. Su bajo consumo en Argentina encendió las alarmas entre los expertos, quienes advirtieron que en nuestro país se comen en promedio solo 800 gramos, cuando en el mundo es de aproximadamente 8 kilos por persona.

Las preocupantes cifras pertenecen a la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO, por sus siglas en inglés). Según sus números, los argentinos no llegan a cubrir las recomendaciones que emiten los organismos nacionales e internacionales de salud, por lo que aconsejaron aumentar la ingesta de legumbres.

Lee además

Las legumbres son una variedad de semillas pequeñas y multicolores, que tienen un gran valor nutritivo. Las más conocidas son: arvejas, lentejas, garbanzos y porotos, y dentro de ellas existen distintas variedades. Son un alimento sano, muy nutritivo y económico. Tienen la característica de dar saciedad, aportan textura, y al no poseer un sabor diferencial pueden ser utilizadas en preparaciones tanto dulces como saladas y frías como calientes.

Forman un grupo de alimentos con un gran potencial: ricas en nutrientes, son fuente de fibra y de proteína vegetal (muy tenida en cuenta por el colectivo vegetariano y vegano); contienen alto contenido en hierro y zinc y bajo índice glucémico; aportan vitaminas del grupo B; no tienen colesterol ni gluten.

“Las legumbres son uno de los principales alimentos que las Guías Alimentarias para la Población Argentina (GAPA) recomienda consumir. Se trata de un alimento mínimamente procesado, que en su versión en seco no cuenta con agregado de nutrientes críticos como el azúcar, la sal o las grasas”, señaló la licenciada en Nutrición (MP 4463), Lucía Vázquez, matriculada del Colegio de Nutricionistas de la Provincia de Buenos Aires. Y agregó: “En relación al consumo poblacional actual, las recomendaciones nacionales, son aumentar la ingesta”.

Sin embargo, de la producción total de nuestro país, lo que se destina al consumo interno es prácticamente marginal: el 98% de lo producido se exporta, principalmente, para la elaboración de alimento seco para ganado, según los datos aportados por la Secretaría de Agricultura, Ganadería y Pesca.

En ese sentido la nutricionista advirtió que “el consumo y producción de legumbres en Argentina presenta características particulares que necesitamos poner sobre la mesa si queremos pensar posibles soluciones para la problemática alimentaria actual. Con un sinfín de aspectos a observar, hay algunos que llaman la atención por su posibilidad de ser abordados desde el campo de la nutrición”.

“Nos encontramos hoy con un escenario complejo dónde contamos con una alta disponibilidad de alimentos de producción nacional, casi sin requerir la importación de estos, pero con baja capacidad de acceso de la población. Es decir, los alimentos abundan pero no se distribuyen equitativamente en la mesa de las familias argentinas”, concluyó Vázquez.

Dejá tu comentario

Las más leídas

Te puede interesar