0221
"Libre como el viento", un film que reconstruye la memoria platense
QUÉ HAGO

"Libre como el viento", un film que reconstruye la memoria platense

Este viernes se estrena "Libre como el viento", la serie documental que reconstruye 8 historias de hijos e hijas y familiares de desaparecidos en La Plata.

22 de septiembre de 2022

Este viernes a las 18 en el Auditorio de la Subsecretaría de Derechos Humanos de la Provincia de Buenos Aires, en calle 49 N° 481 entre 4 y 5, se realizará el estreno de la serie documental "Libre como el viento", de Uriel Fernández Mercedes Sacchetti

"Libre como el viento", reconstruye ocho historias de hijos y familiares de detenidos desaparecidos de la ciudad, al tiempo que agrega la mirada actual de referentes en materia de derechos humanos, poniendo en diálogo el pasado con la actualidad de nuestro país. “En Libres como el viento se proyectan las memorias, descubriendo las rupturas y las continuidades de nuestra historia para sembrar Memoria, Verdad y Justicia”, expresan sus creadores.

Uriel nació en Mendoza y reside en La Plata desde hace 4 años, es músico, productor y gestor cultural y en plena pandemia comenzó a escribir este proyecto ante la apertura de una convocatoria lanzada por el Fondo de Fomento Concursable para Medios de Comunicación Audiovisual (FOMECA), una herramienta que permite redistribuir los recursos que provienen de los medios de comunicación audiovisual (gravámenes y multas) para fomentar a los medios comunitarios, de frontera y de pueblos originarios.

Libre como el viento es una producción de Cooperativa Sudamérica, con idea y producción general de Uriel Fernández y Mercedes Sacchetti, más un enorme equipo que acompaño esta primera experiencia de Uriel como director. 0221.com.ar lo entrevistó antes del estreno del viernes en el Auditorio de la Subsecretaría de Derechos Humanos de la Provincia de Buenos Aires, donde se proyectará con entrada libre y gratuita.

-¿Cómo nació el proyecto?

-En el 2020, plena pandemia, empecé a trabajar con un amigo platense, Claudio Gonzales, productor de música en vivo y empezamos a pensar en un proyecto de productora de música en vivo y productora audiovisual que buscara indagar en la identidad cultural de la ciudad.  Cuando surge y se abre esta convocatoria fue como que intentamos entender algo de esa identidad cultural que tiene La Plata en relación con la dictadura y con la lucha por la Memoria, la Verdad y la Justicia. Y también de entender los puentes, las continuidades y las rupturas que hay entre la dictadura y la actualidad y cómo eso afectó y transformó la identidad cultural de la ciudad, un poco ese fue el motor para escribir e ir llevando adelante este proyecto.

-¿Cómo describís el proyecto y cual es la idea que lo impulsa?

-Básicamente es un ciclo de entrevistas. Y, un poco la idea es mostrar sobre todo, que algunos espacios que fueron centros clandestinos, como fue la Comisaria 5ta, o como fue el destacamento de Arana, actualmente son espacio de Memoria. Entonces, por ahí es hacer una poco de fuerza en esa transformación, que se logró en nuestro país con los espacios que fueron centros clandestinos o de detención. Si bien no todos se transformaron, una gran mayoría hoy funcionan como espacio de memoria con distintas organizaciones.

Además, indagamos en la actualidad de los juicios, de impunidad biológica, de los genocidas que todavía no fueron condenados y sobre los que todavía hay que trabajar. Por distintos lugares, el trabajo invita a reflexionar y más que nada en este momento, a pocos días del atentado de la vicepresidenta, donde cobra más relevancia porque es un proyecto que aborda básicamente la necesidad del Nunca más y la necesidad de encontrarnos en ese sentido.

-¿Cómo se estructura el film?

-Son seis capítulos de 15 minutos cada uno. Los primeros dos capítulos están centrados en historias. Ahí convocamos a Elsa Pavón, una de las fundadoras de Abuelas de Plaza de Mayo, esta Matía Moreno, Camilo Cagni, periodista de la UNLP, Nicolás Berardi, uno de los primeros nietos recuperados, Leonardo Fosatti, Coordinador Espacio Memoria,  Claudia Favero, Fundadora del Espacio Cultural Daniel Favero  y hermana de Daniel y ella también estuvo detenida. Morena y Florencia Bellingeri, nietas de Anibal que participan de la nueva organizacion Nietes que nació en la ciudad de La Plata que esta conformada por nietas y nietos de desaparecidos, exiliados en la última dictadura. Son perfiles diferentes, con historias diferentes que se van entrecruzando a lo largo de todos los capítulos.

 


Después también intentamos darle lugar al Astillero Río Santiago, estuvimos charlando con sus trabajadores. Participa por ejemplo, Guadalupe Godoy, que es abogada de los Juicios de lesa humanidad, Marta Vedio, de la asamblea permanente de Derechos Humanos, Raúl Corso por Astilleros, hay otras participaciones gente de la Comisión Provincial  por la Memoria, además de  Alejandra Esponda que encabeza junto a un grupo de personas el proyecto Huellas Digitales de la Memoria.

-¿Cómo surge el nombre Libre como el viento?

-El proyecto se llama libre como el viento, un poco parafraseando una de las frases de la canción La Memoria, de León Gieco y a partir de la música de esa canción hicimos un arreglo para el cuarteto de cuerdas que es como la música de todo el proyecto y fueron surgiendo otros aportes musicales pero en particular esa canción, La Memoria, tiene bastante lugar en el proyecto porque cada capitulo tiene una frase corta de la letra de esa canción, distintas frases de la letra de esa canción.

-¿Cómo hicieron el recorte ante tantas historias?

-No es todo lo que pasa en la ciudad por que hay mucho mas pero intentamos registrar una parte. Elegimos historias primero, que no hayan sido contadas y también hacer un recorte en la medida de las posibilidades de lo que fue el rodaje que se hizo con un tiempo acotado sobre todo porque el proyecto que se había presentado en 2020 recibió los fondos a fines 2021 y todo había cambiado. La idea era hacer más entrevista, nos fuimos amoldando en parte a las situaciones que no tenían que ver estrictamente con el proyecto sino con una realidad en la que uno trabaja y hace esta tarea.

-¿Cuál fue el resultado personal teniendo en cuenta que es tu primera experiencia como director?

-Aprendizaje. Siempre tuve un vínculo y una cuestión muy cercana a la Dictadura, la Memoria, Identidad, al Nunca más. Hacer este proyecto me hizo conocer un montón de la historia de la ciudad, lugares, personas, también estuvo bueno hacer este proyecto sin estar tan adentro de ninguno de los organismos que hay en la ciudad, me parece que eso nos permitió abrirnos, mostrar diferentes realidades que creo que lo enriqueció. Fue una gran experiencia porque yo soy músico, siempre me gustó el cine y todo lo audiovisual y a partir de la pandemia y del gran cambio que provoco sobre todo en los músicos que vivíamos del trabajar de tocar en vivo, me volqué a escribir y a avanzar con este proyecto así que fue un aprendizaje por un montón de lugares.

-¿Cómo sigue el recorrido del film después de la presentación del viernes?

-La idea es recorrer algunos lugares de la provincia y vinculalo con lo educativo, que sea material de divulgación. A principio de noviembre va ha estar disponible en redes, en el canal de YouTube de la cooperativa y haciendo fuerza para que la TV Publica o el canal Encuentro puedan levantar el material.

Este viernes se estrena "Libre como el viento", la serie documental que reconstruye 8 historias de hijos e hijas y familiares de desaparecidos en La Plata.
0221

"Libre como el viento", un film que reconstruye la memoria platense

Este viernes se estrena "Libre como el viento", la serie documental que reconstruye 8 historias de hijos e hijas y familiares de desaparecidos en La Plata.
"Libre como el viento", un film que reconstruye la memoria platense

Este viernes a las 18 en el Auditorio de la Subsecretaría de Derechos Humanos de la Provincia de Buenos Aires, en calle 49 N° 481 entre 4 y 5, se realizará el estreno de la serie documental "Libre como el viento", de Uriel Fernández Mercedes Sacchetti

"Libre como el viento", reconstruye ocho historias de hijos y familiares de detenidos desaparecidos de la ciudad, al tiempo que agrega la mirada actual de referentes en materia de derechos humanos, poniendo en diálogo el pasado con la actualidad de nuestro país. “En Libres como el viento se proyectan las memorias, descubriendo las rupturas y las continuidades de nuestra historia para sembrar Memoria, Verdad y Justicia”, expresan sus creadores.

Uriel nació en Mendoza y reside en La Plata desde hace 4 años, es músico, productor y gestor cultural y en plena pandemia comenzó a escribir este proyecto ante la apertura de una convocatoria lanzada por el Fondo de Fomento Concursable para Medios de Comunicación Audiovisual (FOMECA), una herramienta que permite redistribuir los recursos que provienen de los medios de comunicación audiovisual (gravámenes y multas) para fomentar a los medios comunitarios, de frontera y de pueblos originarios.

Libre como el viento es una producción de Cooperativa Sudamérica, con idea y producción general de Uriel Fernández y Mercedes Sacchetti, más un enorme equipo que acompaño esta primera experiencia de Uriel como director. 0221.com.ar lo entrevistó antes del estreno del viernes en el Auditorio de la Subsecretaría de Derechos Humanos de la Provincia de Buenos Aires, donde se proyectará con entrada libre y gratuita.

-¿Cómo nació el proyecto?

-En el 2020, plena pandemia, empecé a trabajar con un amigo platense, Claudio Gonzales, productor de música en vivo y empezamos a pensar en un proyecto de productora de música en vivo y productora audiovisual que buscara indagar en la identidad cultural de la ciudad.  Cuando surge y se abre esta convocatoria fue como que intentamos entender algo de esa identidad cultural que tiene La Plata en relación con la dictadura y con la lucha por la Memoria, la Verdad y la Justicia. Y también de entender los puentes, las continuidades y las rupturas que hay entre la dictadura y la actualidad y cómo eso afectó y transformó la identidad cultural de la ciudad, un poco ese fue el motor para escribir e ir llevando adelante este proyecto.

-¿Cómo describís el proyecto y cual es la idea que lo impulsa?

-Básicamente es un ciclo de entrevistas. Y, un poco la idea es mostrar sobre todo, que algunos espacios que fueron centros clandestinos, como fue la Comisaria 5ta, o como fue el destacamento de Arana, actualmente son espacio de Memoria. Entonces, por ahí es hacer una poco de fuerza en esa transformación, que se logró en nuestro país con los espacios que fueron centros clandestinos o de detención. Si bien no todos se transformaron, una gran mayoría hoy funcionan como espacio de memoria con distintas organizaciones.

Además, indagamos en la actualidad de los juicios, de impunidad biológica, de los genocidas que todavía no fueron condenados y sobre los que todavía hay que trabajar. Por distintos lugares, el trabajo invita a reflexionar y más que nada en este momento, a pocos días del atentado de la vicepresidenta, donde cobra más relevancia porque es un proyecto que aborda básicamente la necesidad del Nunca más y la necesidad de encontrarnos en ese sentido.

-¿Cómo se estructura el film?

-Son seis capítulos de 15 minutos cada uno. Los primeros dos capítulos están centrados en historias. Ahí convocamos a Elsa Pavón, una de las fundadoras de Abuelas de Plaza de Mayo, esta Matía Moreno, Camilo Cagni, periodista de la UNLP, Nicolás Berardi, uno de los primeros nietos recuperados, Leonardo Fosatti, Coordinador Espacio Memoria,  Claudia Favero, Fundadora del Espacio Cultural Daniel Favero  y hermana de Daniel y ella también estuvo detenida. Morena y Florencia Bellingeri, nietas de Anibal que participan de la nueva organizacion Nietes que nació en la ciudad de La Plata que esta conformada por nietas y nietos de desaparecidos, exiliados en la última dictadura. Son perfiles diferentes, con historias diferentes que se van entrecruzando a lo largo de todos los capítulos.

 


Después también intentamos darle lugar al Astillero Río Santiago, estuvimos charlando con sus trabajadores. Participa por ejemplo, Guadalupe Godoy, que es abogada de los Juicios de lesa humanidad, Marta Vedio, de la asamblea permanente de Derechos Humanos, Raúl Corso por Astilleros, hay otras participaciones gente de la Comisión Provincial  por la Memoria, además de  Alejandra Esponda que encabeza junto a un grupo de personas el proyecto Huellas Digitales de la Memoria.

-¿Cómo surge el nombre Libre como el viento?

-El proyecto se llama libre como el viento, un poco parafraseando una de las frases de la canción La Memoria, de León Gieco y a partir de la música de esa canción hicimos un arreglo para el cuarteto de cuerdas que es como la música de todo el proyecto y fueron surgiendo otros aportes musicales pero en particular esa canción, La Memoria, tiene bastante lugar en el proyecto porque cada capitulo tiene una frase corta de la letra de esa canción, distintas frases de la letra de esa canción.

-¿Cómo hicieron el recorte ante tantas historias?

-No es todo lo que pasa en la ciudad por que hay mucho mas pero intentamos registrar una parte. Elegimos historias primero, que no hayan sido contadas y también hacer un recorte en la medida de las posibilidades de lo que fue el rodaje que se hizo con un tiempo acotado sobre todo porque el proyecto que se había presentado en 2020 recibió los fondos a fines 2021 y todo había cambiado. La idea era hacer más entrevista, nos fuimos amoldando en parte a las situaciones que no tenían que ver estrictamente con el proyecto sino con una realidad en la que uno trabaja y hace esta tarea.

-¿Cuál fue el resultado personal teniendo en cuenta que es tu primera experiencia como director?

-Aprendizaje. Siempre tuve un vínculo y una cuestión muy cercana a la Dictadura, la Memoria, Identidad, al Nunca más. Hacer este proyecto me hizo conocer un montón de la historia de la ciudad, lugares, personas, también estuvo bueno hacer este proyecto sin estar tan adentro de ninguno de los organismos que hay en la ciudad, me parece que eso nos permitió abrirnos, mostrar diferentes realidades que creo que lo enriqueció. Fue una gran experiencia porque yo soy músico, siempre me gustó el cine y todo lo audiovisual y a partir de la pandemia y del gran cambio que provoco sobre todo en los músicos que vivíamos del trabajar de tocar en vivo, me volqué a escribir y a avanzar con este proyecto así que fue un aprendizaje por un montón de lugares.

-¿Cómo sigue el recorrido del film después de la presentación del viernes?

-La idea es recorrer algunos lugares de la provincia y vinculalo con lo educativo, que sea material de divulgación. A principio de noviembre va ha estar disponible en redes, en el canal de YouTube de la cooperativa y haciendo fuerza para que la TV Publica o el canal Encuentro puedan levantar el material.