Cagliardi perdió 25 puntos en Berisso y pone en riesgo a la cuna del peronismo | 0221
0221
Cagliardi perdió 25 puntos en Berisso y pone en riesgo a la cuna del peronismo
ELECCIONES 2021

Cagliardi perdió 25 puntos en Berisso y pone en riesgo a la cuna del peronismo

El Frente de Todos sacó una exigua diferencia a los candidatos de Juntos y los datos comparativos con la elección de 2019 son lapidarios para el Intendente.

16 de septiembre de 2021

El resultado de las PASO del domingo encendieron todas las luces de alerta en Berisso, la cuna del peronismo, donde la lista de candidatos a concejales que armó el intendente del Frente de Todos, Fabían Cagliardi, perdió 20 mil votos en relación a las elecciones de 2019, cuando derrotó al radical Jorge Nedela.

La preocupación se centra en que esa cantidad de sufragios que dejaron de acompañar al Jefe Comunal son ni más ni menos que 25 puntos, del 64,77% que sacó en las PASO de 2019 al 39,52 del domingo pasado. Se agrega al sombrío panorama para el Intendente que la suma de las tres listas que compitieron en la interna de Juntos quedó a menos de cinco puntos, poco más de 2.000 votos.

Los números en Berisso, un distrito en el que el peronismo ha ganado históricamente -a excepción del período macrista iniciado en 2015- son observados con recelo por la conducción provincial ante el peligro concreto de que sea un distrito que se vuelva a perder en las elecciones generales del 14 de noviembre.

La lectura es que la gestión Cagliardi no logró marcar una clara mejoría para el distrito respecto a la de su antecesor, el radical Nedela, quien fue duramente castigado por las urnas tanto en 2019, cuando compitió por su reelección y perdió, como en las PASO del domingo último en las que la lista que armó quedó tercera en la interna de Juntos.

Los números de las PASO en Berisso son elocuentes más allá de que, como en todos lados, hubo una merma en la participación: mientras en las PASO de 2019 votaron 60.000 berissenses y en las generales de ese año subió a 63.000, el domingo pasado concurrieron casi 50.000, el 68,65% del padrón.

Pero la pobre performance electoral del intendente queda reflejado en el caudal su primera candidato a concejal Gabriel Marotte. La evolución indica que el Frente de Todos sacó en las PASO de 2019 39.020 votos (el 64,77%) cayó a 38.617 (el 61,26%) en las generales de ese año, cuando Cagliardi fue electo. Pero según los datos oficiales del escrutinio provisorio (con el 94,91% de las mesas escrutadas) su electorado se derrumbó a 19.727 votos, el 39,52%. Es decir 25 puntos menos.

En el peronismo preocupa aún más el recorte que consiguió la oposición, desde los 40 puntos de distancia que el Frente de Todos había sacado en agosto de 2019. Se redujo a 31 puntos en octubre de ese año pero cayó estrepitosamente a menos de cinco puntos en las PASO del último domingo.


En efecto, las tres listas de Juntos aclanzaron 17.361 votos contra los 19.727 de la lista de Cagliardi. Allí se impuso Jorge "Ruso" Marc Llanos, el candidato del PRO impulsado por el platense Julio Garro, quien desbancó al radicalismo en la interna de Juntos de ese distrito. Obtuvo el 47,18% contra el 32,78 y el 20,03 que juntaron cada una de las listas radicales.

Si se trata de analizar a dónde fueron los votos que esta vez no acompañaron al peronismo, se puede mencionar al FIT que subió de poco más de tres puntos de 2019 a algo más de 6% este año, así como la aparición de distintos espacios de derecha que también le disputan a Juntos, como Avanza Libertad (de José Luis Espert) que sumo 4,5% y Unión Celeste y Blanco (la fuerza que a nivel nacional lidera Cynthia Hotton) que sacó el 1,64% y también participará en las elecciones generales.

Además de otras dos opciones, el Partido Republicano Federal y el Nuevo MAS que quedaron "en la puerta" (con el 1,49 y 1,46% de los votos) y pelearán en el escrutinio definitivo por superar el piso de 1,5%. En Berisso, el voto en blanco se mantuvo en los niveles altos, superiores a los seis puntos, que también se dieron en las dos citas electorales de hace dos años.

COMENTARIOS

El Frente de Todos sacó una exigua diferencia a los candidatos de Juntos y los datos comparativos con la elección de 2019 son lapidarios para el Intendente.
0221

Cagliardi perdió 25 puntos en Berisso y pone en riesgo a la cuna del peronismo

El Frente de Todos sacó una exigua diferencia a los candidatos de Juntos y los datos comparativos con la elección de 2019 son lapidarios para el Intendente.
Cagliardi perdió 25 puntos en Berisso y pone en riesgo a la cuna del peronismo

El resultado de las PASO del domingo encendieron todas las luces de alerta en Berisso, la cuna del peronismo, donde la lista de candidatos a concejales que armó el intendente del Frente de Todos, Fabían Cagliardi, perdió 20 mil votos en relación a las elecciones de 2019, cuando derrotó al radical Jorge Nedela.

La preocupación se centra en que esa cantidad de sufragios que dejaron de acompañar al Jefe Comunal son ni más ni menos que 25 puntos, del 64,77% que sacó en las PASO de 2019 al 39,52 del domingo pasado. Se agrega al sombrío panorama para el Intendente que la suma de las tres listas que compitieron en la interna de Juntos quedó a menos de cinco puntos, poco más de 2.000 votos.

Los números en Berisso, un distrito en el que el peronismo ha ganado históricamente -a excepción del período macrista iniciado en 2015- son observados con recelo por la conducción provincial ante el peligro concreto de que sea un distrito que se vuelva a perder en las elecciones generales del 14 de noviembre.

La lectura es que la gestión Cagliardi no logró marcar una clara mejoría para el distrito respecto a la de su antecesor, el radical Nedela, quien fue duramente castigado por las urnas tanto en 2019, cuando compitió por su reelección y perdió, como en las PASO del domingo último en las que la lista que armó quedó tercera en la interna de Juntos.

Los números de las PASO en Berisso son elocuentes más allá de que, como en todos lados, hubo una merma en la participación: mientras en las PASO de 2019 votaron 60.000 berissenses y en las generales de ese año subió a 63.000, el domingo pasado concurrieron casi 50.000, el 68,65% del padrón.

Pero la pobre performance electoral del intendente queda reflejado en el caudal su primera candidato a concejal Gabriel Marotte. La evolución indica que el Frente de Todos sacó en las PASO de 2019 39.020 votos (el 64,77%) cayó a 38.617 (el 61,26%) en las generales de ese año, cuando Cagliardi fue electo. Pero según los datos oficiales del escrutinio provisorio (con el 94,91% de las mesas escrutadas) su electorado se derrumbó a 19.727 votos, el 39,52%. Es decir 25 puntos menos.

En el peronismo preocupa aún más el recorte que consiguió la oposición, desde los 40 puntos de distancia que el Frente de Todos había sacado en agosto de 2019. Se redujo a 31 puntos en octubre de ese año pero cayó estrepitosamente a menos de cinco puntos en las PASO del último domingo.


En efecto, las tres listas de Juntos aclanzaron 17.361 votos contra los 19.727 de la lista de Cagliardi. Allí se impuso Jorge "Ruso" Marc Llanos, el candidato del PRO impulsado por el platense Julio Garro, quien desbancó al radicalismo en la interna de Juntos de ese distrito. Obtuvo el 47,18% contra el 32,78 y el 20,03 que juntaron cada una de las listas radicales.

Si se trata de analizar a dónde fueron los votos que esta vez no acompañaron al peronismo, se puede mencionar al FIT que subió de poco más de tres puntos de 2019 a algo más de 6% este año, así como la aparición de distintos espacios de derecha que también le disputan a Juntos, como Avanza Libertad (de José Luis Espert) que sumo 4,5% y Unión Celeste y Blanco (la fuerza que a nivel nacional lidera Cynthia Hotton) que sacó el 1,64% y también participará en las elecciones generales.

Además de otras dos opciones, el Partido Republicano Federal y el Nuevo MAS que quedaron "en la puerta" (con el 1,49 y 1,46% de los votos) y pelearán en el escrutinio definitivo por superar el piso de 1,5%. En Berisso, el voto en blanco se mantuvo en los niveles altos, superiores a los seis puntos, que también se dieron en las dos citas electorales de hace dos años.