0221
0221

La dura advertencia de los infectólogos tras el día con más muertes por COVID en Argentina

El miércoles se registró el número más alto de fallecidos por COVID-19 en el país desde que empezó la pandemia y los expertos alertan que “se puede poner peor”.
La dura advertencia de los infectólogos tras el día con más muertes por COVID en Argentina

Este miércoles se registró en Argentina el número más alto de muertos por COVID-19 desde que empezó la pandemia y los infectólogos lanzaron una dura advertencia para la sociedad. Tras reportar 633 víctimas fatales en las últimas 24 horas, los expertos alertan que la situación puede empeorar: “Hay que tomar conciencia porque se puede poner peor”, expresaron.

En ese marco, los especialistas consideraron que es un momento para “una reflexión seria” sobre las medidas de protección individual y las reuniones multitudinarias para combatir a la enfermedad: “El número de muertos de este miércoles es conmocionante. La capacidad destructiva de este virus impredecible es inimaginable”, afirmó a Infobae el epidemiólogo Hugo Pizzi.

“Este número se relaciona con el alto número de casos que hay, recordemos que la mortalidad tarda un poco con respecto al número de nuevos casos. Está en directa relación con la altísima cantidad de casos diarios que estamos tendiendo”, explicó por su parte Martín Hojman, médico infectólogo miembro de Sociedad Argentina de Infectología.

Asimismo, agregó que “estamos en una situación realmente complicada, ahora empieza el frío y puede ser realmente muchísimo peor, por lo tanto hay que restringir todo lo posible la circulación innecesaria o no esencial porque la situación se pude complicar aún más”.

En tanto, Gonzálo Corral, jefe de infectología de la Clínica 25 de mayo de Mar de Plata, precisó que “para analizar el récord de muertos uno debe ser muy cauteloso. Primero considerar la asincronía del reporte al sistema (no todos murieron ayer). También es importante saber que el número de casos sigue siendo muy alto por ende va haber más cantidad de fallecidos en números absolutos”.

En esa línea, el infectólogo Lautaro Vedia sostuvo que “el número de muertos no me dice mucho sobre la situación de hoy ya que el paciente que ingresa a terapia intensiva ya llevaba siete a diez días de la enfermedad. Después está, por lo menos, la cifra que nosotros manejamos, 17 días como promedio en terapia intensiva. Si sumas 17 días más estos siete diez días, te da un paciente que comenzó su cuadro hace casi un mes atrás. Entonces los pacientes que se mueren hoy son casos registrados hace un mes”.

“Hoy estamos pagando la explosión de hace cuatro semanas, de cuando hubo tantos casos. Porque uno en terapia le pone oxígeno al paciente, le da antibióticos, le hace diálisis pero, muchas veces, termina muriéndose luego de unos cuantos días. Los 633 muertos del miércoles son pacientes entre 20 y 30 días antes”, agregó.

Por último, la infectóloga Silvia González Ayala, profesora titular de la Cátedra Infectología de la Facultad Ciencias Médicas de la UNLP, dijo que “este récord de muertos por COVID-19 ocurre en plena segunda ola de coronavirus con variantes muy contagiosas que ya circulan en nuestro país. Y vemos que a diferencia de la primera, está pegando a personas más jóvenes. Otra cosa que notamos es que los pacientes tienen manifestaciones clínicas graves en menos tiempo. Esta segunda ola era algo absolutamente previsible y creo que hubo un ataque de optimismo de parte de las autoridades frente a la relajación que vimos desde noviembre. En el verano, tuvimos cuatro meses para prepararnos. Porque sabíamos que esta segunda ola iba a llegar al país. No hacía falta más que mirar a Brasil en enero con el surgimiento de las nuevas cepas”, concluyó.

La dura advertencia de los infectólogos tras el día con más muertes por COVID en Argentina
PANDEMIA

La dura advertencia de los infectólogos tras el día con más muertes por COVID en Argentina

El miércoles se registró el número más alto de fallecidos por COVID-19 en el país desde que empezó la pandemia y los expertos alertan que “se puede poner peor”.

06 de mayo de 2021

Este miércoles se registró en Argentina el número más alto de muertos por COVID-19 desde que empezó la pandemia y los infectólogos lanzaron una dura advertencia para la sociedad. Tras reportar 633 víctimas fatales en las últimas 24 horas, los expertos alertan que la situación puede empeorar: “Hay que tomar conciencia porque se puede poner peor”, expresaron.

En ese marco, los especialistas consideraron que es un momento para “una reflexión seria” sobre las medidas de protección individual y las reuniones multitudinarias para combatir a la enfermedad: “El número de muertos de este miércoles es conmocionante. La capacidad destructiva de este virus impredecible es inimaginable”, afirmó a Infobae el epidemiólogo Hugo Pizzi.

“Este número se relaciona con el alto número de casos que hay, recordemos que la mortalidad tarda un poco con respecto al número de nuevos casos. Está en directa relación con la altísima cantidad de casos diarios que estamos tendiendo”, explicó por su parte Martín Hojman, médico infectólogo miembro de Sociedad Argentina de Infectología.

Asimismo, agregó que “estamos en una situación realmente complicada, ahora empieza el frío y puede ser realmente muchísimo peor, por lo tanto hay que restringir todo lo posible la circulación innecesaria o no esencial porque la situación se pude complicar aún más”.

En tanto, Gonzálo Corral, jefe de infectología de la Clínica 25 de mayo de Mar de Plata, precisó que “para analizar el récord de muertos uno debe ser muy cauteloso. Primero considerar la asincronía del reporte al sistema (no todos murieron ayer). También es importante saber que el número de casos sigue siendo muy alto por ende va haber más cantidad de fallecidos en números absolutos”.

En esa línea, el infectólogo Lautaro Vedia sostuvo que “el número de muertos no me dice mucho sobre la situación de hoy ya que el paciente que ingresa a terapia intensiva ya llevaba siete a diez días de la enfermedad. Después está, por lo menos, la cifra que nosotros manejamos, 17 días como promedio en terapia intensiva. Si sumas 17 días más estos siete diez días, te da un paciente que comenzó su cuadro hace casi un mes atrás. Entonces los pacientes que se mueren hoy son casos registrados hace un mes”.

“Hoy estamos pagando la explosión de hace cuatro semanas, de cuando hubo tantos casos. Porque uno en terapia le pone oxígeno al paciente, le da antibióticos, le hace diálisis pero, muchas veces, termina muriéndose luego de unos cuantos días. Los 633 muertos del miércoles son pacientes entre 20 y 30 días antes”, agregó.

Por último, la infectóloga Silvia González Ayala, profesora titular de la Cátedra Infectología de la Facultad Ciencias Médicas de la UNLP, dijo que “este récord de muertos por COVID-19 ocurre en plena segunda ola de coronavirus con variantes muy contagiosas que ya circulan en nuestro país. Y vemos que a diferencia de la primera, está pegando a personas más jóvenes. Otra cosa que notamos es que los pacientes tienen manifestaciones clínicas graves en menos tiempo. Esta segunda ola era algo absolutamente previsible y creo que hubo un ataque de optimismo de parte de las autoridades frente a la relajación que vimos desde noviembre. En el verano, tuvimos cuatro meses para prepararnos. Porque sabíamos que esta segunda ola iba a llegar al país. No hacía falta más que mirar a Brasil en enero con el surgimiento de las nuevas cepas”, concluyó.

COMENTARIOS

El miércoles se registró el número más alto de fallecidos por COVID-19 en el país desde que empezó la pandemia y los expertos alertan que “se puede poner peor”.