En la Provincia aseguran que "en ninguna parte se puede volver a clases normalmente" | 0221
0221
0221

En la Provincia aseguran que "en ninguna parte se puede volver a clases normalmente"

El jefe de Gabinete bonaerense, Carlos Bianco, remarcó que las aulas no son "tan amplias" para garantizar el distanciamiento entre estudiantes y docentes.

A poco más de un mes del inicio de clases presenciales en la Provincia, el jefe de Gabinete bonaerense, Carlos Bianco, afirmó que "en ninguna jurisdicción de la Argentina" se regresará a las escuelas "de manera normal" porque eso es algo "inviable".

En territorio bonaerense se aplicará un sistema mixto, entre actividades virtuales y presenciales, que está previsto que se inicie el 1° de marzo.

"En ninguna provincia de la Argentina se puede volver a las clases de manera normal, si uno quiere mantener la distancia entre los alumnos y los docentes, porque las aulas no son tan amplias como para garantizar un distanciamiento de un metro y medio o dos metros entre ellos", sostuvo Bianco y siguió: "La vuelta a la normalidad con la misma cantidad de chicos y de horas, como algunos han planteado, es inviable por donde se lo mire".

El funcionario remarcó que el regreso a las escuelas lo están trabajando "muy responsablemente" con la ministra de Educación, Agustina Vila, "que ya había terminado el año pasado los protocolos para la vuelta a la presencialidad".

En ese sentido, explicó que "en aquellos distritos que tenían riesgo bajo de contagio” se empezó a implementar a finales del 2020 la vuelta a los colegios bajo estrictos protocolos que “ahora se están revisando” para hacerles “algunas modificaciones, más de fondo que de contenido".

"Hay muchos que quisieron instalar que en la provincia de Buenos Aires no hubo clases, una locura total. En ningún momento se interrumpió la continuidad pedagógica de los millones de alumnos del nivel inicial, del secundario y universitario. Obviamente, con otros métodos que fueron los que permitió la pandemia, que fueron la virtualidad, el dictado de clases por redes, la entrega de cuadernillos e inclusive con el programa ATR, en el que se enviaron docentes a la casa de los alumnos. Fue un esfuerzo tremendo", remarcó.

El jefe de Gabinete bonaerense resaltó que el objetivo de la gestión provincial ahora está puesto en "lanzar la presencialidad en la mayor parte del territorio posible", aunque subrayó que esto se tiene que dar "respetando todos los protocolos y las medidas de prevención" porque "lo peor que puede pasar" es que no se tomen las decisiones necesarias y "haya un estallido de casos, como ha pasado en muchísimos países del mundo".

"No es una cuestión de marketing ni de quedar bien con nadie, es un tema de responsabilidad institucional y política por parte del Gobierno bonaerense", subrayó, al tiempo que anticipó que para esta etapa de regreso parcial "van a ser necesarios más docentes, sobre todo porque aquellos que sean factor de riesgo, obviamente, no pueden ir a trabajar".

En la Provincia aseguran que "en ninguna parte se puede volver a clases normalmente"
ESCUELAS Y PANDEMIA

En la Provincia aseguran que "en ninguna parte se puede volver a clases normalmente"

El jefe de Gabinete bonaerense, Carlos Bianco, remarcó que las aulas no son "tan amplias" para garantizar el distanciamiento entre estudiantes y docentes.

26 de enero de 2021

A poco más de un mes del inicio de clases presenciales en la Provincia, el jefe de Gabinete bonaerense, Carlos Bianco, afirmó que "en ninguna jurisdicción de la Argentina" se regresará a las escuelas "de manera normal" porque eso es algo "inviable".

En territorio bonaerense se aplicará un sistema mixto, entre actividades virtuales y presenciales, que está previsto que se inicie el 1° de marzo.

"En ninguna provincia de la Argentina se puede volver a las clases de manera normal, si uno quiere mantener la distancia entre los alumnos y los docentes, porque las aulas no son tan amplias como para garantizar un distanciamiento de un metro y medio o dos metros entre ellos", sostuvo Bianco y siguió: "La vuelta a la normalidad con la misma cantidad de chicos y de horas, como algunos han planteado, es inviable por donde se lo mire".

El funcionario remarcó que el regreso a las escuelas lo están trabajando "muy responsablemente" con la ministra de Educación, Agustina Vila, "que ya había terminado el año pasado los protocolos para la vuelta a la presencialidad".

En ese sentido, explicó que "en aquellos distritos que tenían riesgo bajo de contagio” se empezó a implementar a finales del 2020 la vuelta a los colegios bajo estrictos protocolos que “ahora se están revisando” para hacerles “algunas modificaciones, más de fondo que de contenido".

"Hay muchos que quisieron instalar que en la provincia de Buenos Aires no hubo clases, una locura total. En ningún momento se interrumpió la continuidad pedagógica de los millones de alumnos del nivel inicial, del secundario y universitario. Obviamente, con otros métodos que fueron los que permitió la pandemia, que fueron la virtualidad, el dictado de clases por redes, la entrega de cuadernillos e inclusive con el programa ATR, en el que se enviaron docentes a la casa de los alumnos. Fue un esfuerzo tremendo", remarcó.

El jefe de Gabinete bonaerense resaltó que el objetivo de la gestión provincial ahora está puesto en "lanzar la presencialidad en la mayor parte del territorio posible", aunque subrayó que esto se tiene que dar "respetando todos los protocolos y las medidas de prevención" porque "lo peor que puede pasar" es que no se tomen las decisiones necesarias y "haya un estallido de casos, como ha pasado en muchísimos países del mundo".

"No es una cuestión de marketing ni de quedar bien con nadie, es un tema de responsabilidad institucional y política por parte del Gobierno bonaerense", subrayó, al tiempo que anticipó que para esta etapa de regreso parcial "van a ser necesarios más docentes, sobre todo porque aquellos que sean factor de riesgo, obviamente, no pueden ir a trabajar".

COMENTARIOS

El jefe de Gabinete bonaerense, Carlos Bianco, remarcó que las aulas no son "tan amplias" para garantizar el distanciamiento entre estudiantes y docentes.