El Gobierno analiza retomar una versión limitada del IFE y el programa ATP para empresas | 0221
0221
0221

El Gobierno analiza retomar una versión limitada del IFE y el programa ATP para empresas

En la próxima reunión de gabinete económico, los funcionarios discutirían la opción de implementar una versión acortada de ambas medidas.

En medio del rebrote de casos de COVID-19 y la lenta pero constante inoculación de personal de salud y esencial, el Gobierno analiza retomar medidas como el Ingreso Familiar de Emergencia (IFE) y el programa de Asistencia de Emergencia al Trabajo y la Producción (ATP), destinado a empresas privadas, de una manera acotada.

Según trascendió, en la próxima reunión de gabinete económico se discutirá la posibilidad de poner en marcha ambas medidas, que tendrían montos y alcances más cortos que los implementados durante el 2020.

Los nuevos planes de asistencia a los salarios de familias y al sector privado incluso podrían tener nombres distintos. En pocos días se llevará a cabo la reunión semanal de gabinete económico coordinada por el jefe ministros, Santiago Cafiero, y allí se pondría sobre la mesa la posibilidad.

El diagnóstico oficial es que la probabilidad más alta es la de reimplementar un programa similar al IFE, mientras que la ayuda para el pago de salarios quedaría relegada a sectores todavía más golpeados como el turístico o el entretenimiento. La propuesta fue alcanzada por los ministros de Desarrollo Productivo, Matías Kulfas, de Desarrollo Social, Daniel Arroyo, y de Trabajo, Claudio Moroni.

Plantearon que una nueva crisis sanitaria implicará que la economía se vuelva a resentir, aún cuando los niveles de actividad no terminan de recuperarse desde el primer impacto de la pandemia y el aislamiento total. En esos ministerios sostienen que, en un año como el 2021 donde el Gobierno deberá reducir el déficit fiscal en medio de la negociación con el FMI, un aumento presupuestario solo podrá garantizarse con una reasignación de partidas y no con un aumento del gasto público. 

En 2020, las medidas de ayuda del Gobierno implicaron una inversión equivalente a casi 5 puntos del Producto Bruto Interno, lo que significaría más de un billón de pesos, entre el IFE, ATP y el resto de medidas económicas para paliar la crisis que provocó el coronavirus.

Según datos oficiales, prácticamente el 30% de la población argentina pidió a Anses cobrar los $10.000 de asistencia, aunque no fue otorgada a esa cantidad. Y de los 8,9 millones de casos aprobados, casi 4,6 millones de personas tuvieron sus solicitudes rechazadas, principalmente por tener un ingreso en blanco, ya sea el solicitante o un integrante de la familia. 

El Gobierno analiza retomar una versión limitada del IFE y el programa ATP para empresas
PANDEMIA Y CRISIS

El Gobierno analiza retomar una versión limitada del IFE y el programa ATP para empresas

En la próxima reunión de gabinete económico, los funcionarios discutirían la opción de implementar una versión acortada de ambas medidas.

14 de enero de 2021

En medio del rebrote de casos de COVID-19 y la lenta pero constante inoculación de personal de salud y esencial, el Gobierno analiza retomar medidas como el Ingreso Familiar de Emergencia (IFE) y el programa de Asistencia de Emergencia al Trabajo y la Producción (ATP), destinado a empresas privadas, de una manera acotada.

Según trascendió, en la próxima reunión de gabinete económico se discutirá la posibilidad de poner en marcha ambas medidas, que tendrían montos y alcances más cortos que los implementados durante el 2020.

Los nuevos planes de asistencia a los salarios de familias y al sector privado incluso podrían tener nombres distintos. En pocos días se llevará a cabo la reunión semanal de gabinete económico coordinada por el jefe ministros, Santiago Cafiero, y allí se pondría sobre la mesa la posibilidad.

El diagnóstico oficial es que la probabilidad más alta es la de reimplementar un programa similar al IFE, mientras que la ayuda para el pago de salarios quedaría relegada a sectores todavía más golpeados como el turístico o el entretenimiento. La propuesta fue alcanzada por los ministros de Desarrollo Productivo, Matías Kulfas, de Desarrollo Social, Daniel Arroyo, y de Trabajo, Claudio Moroni.

Plantearon que una nueva crisis sanitaria implicará que la economía se vuelva a resentir, aún cuando los niveles de actividad no terminan de recuperarse desde el primer impacto de la pandemia y el aislamiento total. En esos ministerios sostienen que, en un año como el 2021 donde el Gobierno deberá reducir el déficit fiscal en medio de la negociación con el FMI, un aumento presupuestario solo podrá garantizarse con una reasignación de partidas y no con un aumento del gasto público. 

En 2020, las medidas de ayuda del Gobierno implicaron una inversión equivalente a casi 5 puntos del Producto Bruto Interno, lo que significaría más de un billón de pesos, entre el IFE, ATP y el resto de medidas económicas para paliar la crisis que provocó el coronavirus.

Según datos oficiales, prácticamente el 30% de la población argentina pidió a Anses cobrar los $10.000 de asistencia, aunque no fue otorgada a esa cantidad. Y de los 8,9 millones de casos aprobados, casi 4,6 millones de personas tuvieron sus solicitudes rechazadas, principalmente por tener un ingreso en blanco, ya sea el solicitante o un integrante de la familia. 

COMENTARIOS

En la próxima reunión de gabinete económico, los funcionarios discutirían la opción de implementar una versión acortada de ambas medidas.