Grave denuncia a un reconocido boliche por discriminar a una joven por su peso | 0221
0221
0221

Grave denuncia a un reconocido boliche por discriminar a una joven por su peso

La víctima asegura que sus amigas habían ingresado sin problemas al local, pero a ella le impidieron el paso. El INADI ya entró en acción.  

Un llamativo y repudiable episodio se dio a conocer en las últimas horas, cuando una joven de 24 años denunció a un boliche por discriminación, ya que sostiene que no la dejaron ingresar al lugar debido a su peso

La denunciante es Sofía Elizabeth Ortiz Andrada, tiene 24 años y es de Tucumán. Según se informó, días atrás llegó con cuatro amigas a Mar del Plata para pasar las vacaciones. Ella es estudiante de Recursos Humanos y modelo. Junto a las demás chicas habían reservado un box en el local bailable de Playa Grande, tal como indica el protocolo actual. 

Sin embargo, cuando llegaron al lugar, todas sus amigas pudieron pasar menos ella. En diálogo con El Tucumano, Sofía contó: “Cuando me di cuenta de lo que estaba pasando, me largué a llorar y me puse súper mal. Mis amigas se tuvieron que ir del lugar, ellas estaban con mucha bronca por lo que me hicieron”.

Tal como informaron fuentes policiales, el presunto episodio de discriminación ocurrió en el reconocido boliche “Bruto”, ubicado en el centro de Playa Grande. Según el relato de la denunciante, ese día llegaron con tiempo de sobra antes de la reserva y las chicas que iban con ella fueron pasando sin problemas hasta que llegó su turno de hacer lo mismo. 

“A mis amigas les ponían las pulseras y pasaban nomás, pero a mí me pararon. Entonces, les dije: ‘Yo estoy con las chicas que acaban de pasar’. Y el de seguridad me contestó: pará que me fijo si hay lugar. Me tuvieron esperando ahí como media hora mientras los demás seguían pasando”, confesó la víctima, remarcando el maltrato recibido por parte de los patovicas.

Lejos de darse por vencida, Sofía pidió explicaciones por segunda vez, y el custodio le respondió que el lugar era para mayores de 21 años. Cuando la joven le mostró el documento, donde figura que tiene 24, le dijeron que tenía que pagar el precio de la entrada. Frente a esta injusto requerimiento, la mujer decidió abonar para pasar una linda noche con amigas, pero al intentar ingresar nuevamente, la voz del guardia volvió a negar el ingreso diciendo que “ya no había espacio”

La chica indignada, aseguró: “Yo en Tucumán fui a los lugares top y nunca me pasó eso, es la primera vez que me pasa. En Tucumán me conocen, no me harían esto nunca. Nunca me afectó que me miren mal, pero hacer pasar mal a alguien en la puerta es demasiado. Nos vamos de Mar del Plata con un mal trago”.

Cabe destacar que tras que la denuncia se viralizara en las redes sociales, nadie del boliche se contactó con Sofía y tampoco le devolvieron los mensajes que envió. Por último, la joven detalló: “Lo único que recibimos de ellos fue una tilde azul. Ellos hacen oídos sordos y no les importó, es más, me parece que lo toman como publicidad para el boliche. Yo ahora me siento avergonzada cuando voy a la playa y, después de ese día, no volví a ningún boliche”.

 

Grave denuncia a un reconocido boliche por discriminar a una joven por su peso
Mar del Plata

Grave denuncia a un reconocido boliche por discriminar a una joven por su peso

La víctima asegura que sus amigas habían ingresado sin problemas al local, pero a ella le impidieron el paso. El INADI ya entró en acción.  

14 de enero de 2021

Un llamativo y repudiable episodio se dio a conocer en las últimas horas, cuando una joven de 24 años denunció a un boliche por discriminación, ya que sostiene que no la dejaron ingresar al lugar debido a su peso

La denunciante es Sofía Elizabeth Ortiz Andrada, tiene 24 años y es de Tucumán. Según se informó, días atrás llegó con cuatro amigas a Mar del Plata para pasar las vacaciones. Ella es estudiante de Recursos Humanos y modelo. Junto a las demás chicas habían reservado un box en el local bailable de Playa Grande, tal como indica el protocolo actual. 

Sin embargo, cuando llegaron al lugar, todas sus amigas pudieron pasar menos ella. En diálogo con El Tucumano, Sofía contó: “Cuando me di cuenta de lo que estaba pasando, me largué a llorar y me puse súper mal. Mis amigas se tuvieron que ir del lugar, ellas estaban con mucha bronca por lo que me hicieron”.

Tal como informaron fuentes policiales, el presunto episodio de discriminación ocurrió en el reconocido boliche “Bruto”, ubicado en el centro de Playa Grande. Según el relato de la denunciante, ese día llegaron con tiempo de sobra antes de la reserva y las chicas que iban con ella fueron pasando sin problemas hasta que llegó su turno de hacer lo mismo. 

“A mis amigas les ponían las pulseras y pasaban nomás, pero a mí me pararon. Entonces, les dije: ‘Yo estoy con las chicas que acaban de pasar’. Y el de seguridad me contestó: pará que me fijo si hay lugar. Me tuvieron esperando ahí como media hora mientras los demás seguían pasando”, confesó la víctima, remarcando el maltrato recibido por parte de los patovicas.

Lejos de darse por vencida, Sofía pidió explicaciones por segunda vez, y el custodio le respondió que el lugar era para mayores de 21 años. Cuando la joven le mostró el documento, donde figura que tiene 24, le dijeron que tenía que pagar el precio de la entrada. Frente a esta injusto requerimiento, la mujer decidió abonar para pasar una linda noche con amigas, pero al intentar ingresar nuevamente, la voz del guardia volvió a negar el ingreso diciendo que “ya no había espacio”

La chica indignada, aseguró: “Yo en Tucumán fui a los lugares top y nunca me pasó eso, es la primera vez que me pasa. En Tucumán me conocen, no me harían esto nunca. Nunca me afectó que me miren mal, pero hacer pasar mal a alguien en la puerta es demasiado. Nos vamos de Mar del Plata con un mal trago”.

Cabe destacar que tras que la denuncia se viralizara en las redes sociales, nadie del boliche se contactó con Sofía y tampoco le devolvieron los mensajes que envió. Por último, la joven detalló: “Lo único que recibimos de ellos fue una tilde azul. Ellos hacen oídos sordos y no les importó, es más, me parece que lo toman como publicidad para el boliche. Yo ahora me siento avergonzada cuando voy a la playa y, después de ese día, no volví a ningún boliche”.

 

COMENTARIOS

La víctima asegura que sus amigas habían ingresado sin problemas al local, pero a ella le impidieron el paso. El INADI ya entró en acción.