Crean un nuevo pabellón literario en una cárcel de La Plata | 0221
0221
0221

Crean un nuevo pabellón literario en una cárcel de La Plata

A la iniciativa, que ya tiene experiencias similares en otros seis penales, se sumaron los del pabellón 18. Talleristas colaborarán con encuentros virtuales.

En el marco de un programa cultural de acercamiento de la literatura a los diferentes penales de la provincia de Buenos Aires, el pasado lunes se inauguró en una de las cárceles de La Plata un nuevo pabellón literario en el que 70 personas privadas de la libertad van a tomar contacto cotidiano con la lectura y la escritura.

La experiencia tiene lugar en el pabellón 18 de la Unidad 9 del Servicio Penitenciario Bonaerense (SPB), donde las personas detenidas recibirán obras y trabajarán en torno a ellas, bajo el dictado de clases de talleristas que en forma voluntaria coordinarán las actividades de manera remota.

De hecho, el lanzamiento de la iniciativa se realizó mediante un encuentro por Zoom que contó con la participación de funcionarios del Ministerio de Justicia y Derechos Humanos, del SPB y de Roberto Conti, quien es juez en Lomas de Zamora e integrante de la Asociación Pensamiento Penal.

La iniciativa consiste en el dictado de talleres literarios, cursos de alfabetización, promoción de escritura y lectura y otras experiencias literarias. Todo comenzó con un pequeño taller en la Unidad 9, a principios de este año, y ya son casi 80 los detenidos que participan de este espacio.

Guillermo uno de los integrantes del taller expresó: “Esto nos cambió el carácter y la manera de pensar. Acá con los muchachos intentamos con lo que aprendemos dejar el pasado malo. Con la literatura abrimos la cabeza”. Las autoridades del Ministerio de Justicia y Derechos Humanos de la Provincia insistieron en la necesidad de proponer como herramienta tratamental estos “corredores literarios”, donde los detenidos que los transitan “pueden lograr el diálogo, la buena convivencia y pensar en un futuro más esperanzador”.

Al respecto, Ríos aseguró: “La literatura produce cambios interiores muy profundos. Nos llevan a aprender modos de vincularnos que no es sólo a través de la violencia. Esto les brindará herramientas para enfrentar el mundo una vez que recuperen la libertad”. 

En el encuentro virtual todos tomaron la palabra. El cierre del conversatorio lo hizo Oscar, uno de los privados de libertad. Usó una cita de uno de los textos de José Martí que abrazó en el taller: “Un principio justo, desde el fondo de una cueva, puede más que un ejército”.

Desde el SPB informaron que casi 1.600 personas privadas de la libertad alojadas en las cárceles bonaerenses participan activamente en talleres literarios o en experiencias de lectura en las bibliotecas. Ahora son siete los penales que cuentan con pabellones literarios: la Unidad 9 La Plata, 28 Magdalena, 40 Lomas de Zamora, 30 General Alvear, 31 Florencio Varela, 45 Melchor Romero y 50 Batán.

El jefe del SPB, Xavier Areses, entusiasta impulsor de estas actividades, afirmó que “los libros y la palabra van a ocupar un lugar preponderante. En este contexto de tanta angustia social que nosotros intentemos tener esperanza es muy bueno”.

Crean un nuevo pabellón literario en una cárcel de La Plata
Unidad 9

Crean un nuevo pabellón literario en una cárcel de La Plata

A la iniciativa, que ya tiene experiencias similares en otros seis penales, se sumaron los del pabellón 18. Talleristas colaborarán con encuentros virtuales.

16 de septiembre de 2020

En el marco de un programa cultural de acercamiento de la literatura a los diferentes penales de la provincia de Buenos Aires, el pasado lunes se inauguró en una de las cárceles de La Plata un nuevo pabellón literario en el que 70 personas privadas de la libertad van a tomar contacto cotidiano con la lectura y la escritura.

La experiencia tiene lugar en el pabellón 18 de la Unidad 9 del Servicio Penitenciario Bonaerense (SPB), donde las personas detenidas recibirán obras y trabajarán en torno a ellas, bajo el dictado de clases de talleristas que en forma voluntaria coordinarán las actividades de manera remota.

De hecho, el lanzamiento de la iniciativa se realizó mediante un encuentro por Zoom que contó con la participación de funcionarios del Ministerio de Justicia y Derechos Humanos, del SPB y de Roberto Conti, quien es juez en Lomas de Zamora e integrante de la Asociación Pensamiento Penal.

La iniciativa consiste en el dictado de talleres literarios, cursos de alfabetización, promoción de escritura y lectura y otras experiencias literarias. Todo comenzó con un pequeño taller en la Unidad 9, a principios de este año, y ya son casi 80 los detenidos que participan de este espacio.

Guillermo uno de los integrantes del taller expresó: “Esto nos cambió el carácter y la manera de pensar. Acá con los muchachos intentamos con lo que aprendemos dejar el pasado malo. Con la literatura abrimos la cabeza”. Las autoridades del Ministerio de Justicia y Derechos Humanos de la Provincia insistieron en la necesidad de proponer como herramienta tratamental estos “corredores literarios”, donde los detenidos que los transitan “pueden lograr el diálogo, la buena convivencia y pensar en un futuro más esperanzador”.

Al respecto, Ríos aseguró: “La literatura produce cambios interiores muy profundos. Nos llevan a aprender modos de vincularnos que no es sólo a través de la violencia. Esto les brindará herramientas para enfrentar el mundo una vez que recuperen la libertad”. 

En el encuentro virtual todos tomaron la palabra. El cierre del conversatorio lo hizo Oscar, uno de los privados de libertad. Usó una cita de uno de los textos de José Martí que abrazó en el taller: “Un principio justo, desde el fondo de una cueva, puede más que un ejército”.

Desde el SPB informaron que casi 1.600 personas privadas de la libertad alojadas en las cárceles bonaerenses participan activamente en talleres literarios o en experiencias de lectura en las bibliotecas. Ahora son siete los penales que cuentan con pabellones literarios: la Unidad 9 La Plata, 28 Magdalena, 40 Lomas de Zamora, 30 General Alvear, 31 Florencio Varela, 45 Melchor Romero y 50 Batán.

El jefe del SPB, Xavier Areses, entusiasta impulsor de estas actividades, afirmó que “los libros y la palabra van a ocupar un lugar preponderante. En este contexto de tanta angustia social que nosotros intentemos tener esperanza es muy bueno”.

COMENTARIOS

A la iniciativa, que ya tiene experiencias similares en otros seis penales, se sumaron los del pabellón 18. Talleristas colaborarán con encuentros virtuales.