Senegaleses piden ayuda en medio de la pandemia: "Nos vamos a acostar con la panza vacía" | 0221
0221
0221

Senegaleses piden ayuda en medio de la pandemia: "Nos vamos a acostar con la panza vacía"

Tras varios operativos policiales y el secuestro de mercadería, los senegaleses que venden en la calle aseguran que "nadie se va a resignar a morir de hambre".

En plena cuarentena en La Plata, agentes de la secretaría de Convivencia y Control Ciudadano vienen realizando en las últimas semanas operativos contra la venta callejera, actividad que realizan muchos de los 300 senegaleses que viven actualmente en la ciudad. En ese marco, luego del secuestro de mercadería a un grupo de vendedores que se resistió "a golpes de puño", la Comuna anunció que realizará una denuncia penal.

Khadim Bamba Leye, un senegalés que vive en la ciudad desde hace 7 años, contó al portal Infoblancosobrenegro que sus compañeros "lo único que hacen es trabajar, porque no reciben ayuda de nadie desde el inicio de la cuarentena". "No podemos estar encerrados sin ayuda de nadie porque tenemos que pagar el alquiler y comprar alimentos. Entendemos que estamos en cuarentena pero el hambre también es un mal de salud", afirmó.

Él trabajó primero en la venta ambulante y luego en el área de la construcción, durante la gestión de Juan Pablo "Pata" Medina en la UOCRA. Con la intervención del gremio se quedó sin trabajo y empezó da clases de artes marciales mixtas, pero hoy sigue sin poder realizar otras actividades. "Hay noches que nos vamos a acostar con la panza vacía y al otro día vemos cómo conseguir algo para comer. La gran mayoría de los compañeros no pudieron cobrar los 10 mil pesos del IFE. Ni siquiera los que tienen la nacionalidad hecha", aseguró.

"Venimos de un país donde sufrimos muchas cosas, pero nos educaron que pase lo que pase en la vida se debe mantener la dignidad mediante el trabajo. Podemos pasar días comiendo arroz con leche pero jamás se nos cruzaría en la cabeza hacer cosas que no corresponden como salir a robar o vender drogas", aclaró Bamba Leye.

Y aseguró que los vendedores ambulantes venden cosas "que se compran en este país, en el barrio de Once. Nosotros no elegimos la calle, si nos ofrecen otro trabajo lo aceptamos con mucho gusto pero la realidad es que en el país no hay oportunidades ni siquiera para los que nacieron acá. En 2017 y 2018 muchos de los chicos habían dejado la calle y estaban trabajando en las obras de La Plata, con obra social y todo en blanco", remarcó Leye.

Cheickh Gueye, dirigente de la Asociación Senegalesa de La Plata, había difundido el miércoles un mensaje en la cuenta oficial de Facebook de la organización: "Lo que pasa en 8 y 50 pasa en todos lados, en calle 12, diagonal 80, donde sea que está la comunidad están haciendo operativos para sacarnos de la calle, algo imposible para nosotros porque es lo único que tenemos para sobrevivir", aseveró.

"Si la Municipalidad nos saca las cosas es imposible volver a tenerlas. Sabemos que el mundo está mal económicamente, este país también, y si bien podemos salir a trabajar para subsistir no llegamos a generar dinero, porque ahora no hay tanta gente en la calle como para comprar. Lamentamos mucho esto, nos están haciendo pasar hambre", aseguró Gueye.

Y denunció que la modalidad de acercamiento de la policía y los agentes de Control Ciudadano es violenta contra ellos y no cumple con los estándares de presencia de testigos e identificación por parte del personal de seguridad. "Les pedimos que nos dejen en paz, que nos dejen sobrevivir, porque cueste lo que cueste vamos a seguir estando en la calle. No estamos tranquilos en la calle, sufrimos de todo, el calor, la lluvia, el frío, los insultos de algunos. Y lo bancamos porque necesitamos algo para comer y ayudar a nuestra familia en Senegal. Cueste lo que cueste vamos a dejar la vida en la calle para sobrevivir y ayudar a nuestra familia. No vamos a robar, y no les tenemos miedo", finalizó.

Senegaleses piden ayuda en medio de la pandemia: "Nos vamos a acostar con la panza vacía"
Venta ambulante

Senegaleses piden ayuda en medio de la pandemia: "Nos vamos a acostar con la panza vacía"

Tras varios operativos policiales y el secuestro de mercadería, los senegaleses que venden en la calle aseguran que "nadie se va a resignar a morir de hambre".

01 de agosto de 2020

En plena cuarentena en La Plata, agentes de la secretaría de Convivencia y Control Ciudadano vienen realizando en las últimas semanas operativos contra la venta callejera, actividad que realizan muchos de los 300 senegaleses que viven actualmente en la ciudad. En ese marco, luego del secuestro de mercadería a un grupo de vendedores que se resistió "a golpes de puño", la Comuna anunció que realizará una denuncia penal.

Khadim Bamba Leye, un senegalés que vive en la ciudad desde hace 7 años, contó al portal Infoblancosobrenegro que sus compañeros "lo único que hacen es trabajar, porque no reciben ayuda de nadie desde el inicio de la cuarentena". "No podemos estar encerrados sin ayuda de nadie porque tenemos que pagar el alquiler y comprar alimentos. Entendemos que estamos en cuarentena pero el hambre también es un mal de salud", afirmó.

Él trabajó primero en la venta ambulante y luego en el área de la construcción, durante la gestión de Juan Pablo "Pata" Medina en la UOCRA. Con la intervención del gremio se quedó sin trabajo y empezó da clases de artes marciales mixtas, pero hoy sigue sin poder realizar otras actividades. "Hay noches que nos vamos a acostar con la panza vacía y al otro día vemos cómo conseguir algo para comer. La gran mayoría de los compañeros no pudieron cobrar los 10 mil pesos del IFE. Ni siquiera los que tienen la nacionalidad hecha", aseguró.

"Venimos de un país donde sufrimos muchas cosas, pero nos educaron que pase lo que pase en la vida se debe mantener la dignidad mediante el trabajo. Podemos pasar días comiendo arroz con leche pero jamás se nos cruzaría en la cabeza hacer cosas que no corresponden como salir a robar o vender drogas", aclaró Bamba Leye.

Y aseguró que los vendedores ambulantes venden cosas "que se compran en este país, en el barrio de Once. Nosotros no elegimos la calle, si nos ofrecen otro trabajo lo aceptamos con mucho gusto pero la realidad es que en el país no hay oportunidades ni siquiera para los que nacieron acá. En 2017 y 2018 muchos de los chicos habían dejado la calle y estaban trabajando en las obras de La Plata, con obra social y todo en blanco", remarcó Leye.

Cheickh Gueye, dirigente de la Asociación Senegalesa de La Plata, había difundido el miércoles un mensaje en la cuenta oficial de Facebook de la organización: "Lo que pasa en 8 y 50 pasa en todos lados, en calle 12, diagonal 80, donde sea que está la comunidad están haciendo operativos para sacarnos de la calle, algo imposible para nosotros porque es lo único que tenemos para sobrevivir", aseveró.

"Si la Municipalidad nos saca las cosas es imposible volver a tenerlas. Sabemos que el mundo está mal económicamente, este país también, y si bien podemos salir a trabajar para subsistir no llegamos a generar dinero, porque ahora no hay tanta gente en la calle como para comprar. Lamentamos mucho esto, nos están haciendo pasar hambre", aseguró Gueye.

Y denunció que la modalidad de acercamiento de la policía y los agentes de Control Ciudadano es violenta contra ellos y no cumple con los estándares de presencia de testigos e identificación por parte del personal de seguridad. "Les pedimos que nos dejen en paz, que nos dejen sobrevivir, porque cueste lo que cueste vamos a seguir estando en la calle. No estamos tranquilos en la calle, sufrimos de todo, el calor, la lluvia, el frío, los insultos de algunos. Y lo bancamos porque necesitamos algo para comer y ayudar a nuestra familia en Senegal. Cueste lo que cueste vamos a dejar la vida en la calle para sobrevivir y ayudar a nuestra familia. No vamos a robar, y no les tenemos miedo", finalizó.

COMENTARIOS

Tras varios operativos policiales y el secuestro de mercadería, los senegaleses que venden en la calle aseguran que "nadie se va a resignar a morir de hambre".