Caravana y atención gratuita: los médicos en pie de guerra contra el IOMA | 0221
0221
0221

Caravana y atención gratuita: los médicos en pie de guerra contra el IOMA

La obra social denunció penalmente a varios médicos y la AMP lo consideró una "maniobra extorsiva". Anunciaron medidas de fuerza para esta semana.

Los médicos de La Plata anunciaron un paquete de medidas de fuerza para contrarrestar una denuncia penal del IOMA contra doce médicos por una presunta defraudación de 8 millones de pesos por prestaciones que no se habrían realizado. Lo hicieron planteando que se trata de una "maniobra extorsiva" de parte de la obra social provincial para imponer modificaciones en el modelo de prestaciones.

La primera medida que realizarán será el martes desde las 12.30, con una caravana de protesta que arrancará en el Instituto del Diagnóstico e irá hasta 13 y 46 (sede central del IOMA) pasando por Casa de Gobierno y la Municipalidad, para detenerse en calle 13 y manifestar ahí. "Siempre con guardapolvo blanco y barbijo", indicaron.

En segunda instancia habrá un corte de cuenta corriente, con atención gratuita para los afiliados durante dos días (el 1 y 2 de julio).

Lo anunció su Presidente, Jorge Varallo, quien denunció "una clara intención de convertir al Instituto en un nuevo PAMI, que impide al afiliado la libre elección del médico y del lugar de atención".

El encuentro contó con la presencia del presidente del Colegio de Médicos de la Provincia de Buenos Aires Distrito I, Jorge Mazzone; el secretario General de la Sociedad Platense de Anestesiología, Carlos Marcheschi y referentes de Sociedades Científicas, Asociaciones Profesionales, Sindicato Médico AMRA seccional La Plata, CEMIBO, Frente Médico Regional, Agremiación Médica de Berisso y la Agremiación Médica de Ensenada.

Fue Mazzone el que protagonizó el discurso más encendido. Habló de la "cubanización" del sistema de salud de la provincia de Buenos Aires y fustigó la supuesta intención de la provincia de Buenos Aires y de IOMA de avanzar hacia un sistema de prestaciones semejante al PAMI, sin libre elección de profesionales por parte de los afiliados: "Acá en La Plata, PAMI es mala palabra", exclamó.

El conflicto explotó con la denuncia penal del IOMA, pero tienen como telón de fondo un supuesto intento de modificar la reglas de juego en el sistema sanitario privado, según vienen denunciando los profesionales. Eso, según esa teoría, incluiría la intención de la obra social de comprar clínicas, con el Instituto del Diagnóstico en primer lugar.

Aunque sobre ninguna de la dos hipótesis existe una confirmación oficial, ambos supuestos fueron ratificados por los representantes de las organizaciones médicas.

Sobre la denuncia de IOMA contra los 12 médicos que trabajan en La Plata, Varallo explicó que “se salteó toda instancia administrativa, desnudando la intención de acometer contra los profesionales y las entidades que los nuclean y los defienden, con el único objetivo de orientar el sistema hacia un cambio de modelo que elimine la libre elección del médico, reduciendo la calidad y la accesibilidad del afiliado al sistema solidario de salud que hoy existe”.

En ese sentido, destacó que "es evidente que semejante animosidad contra la AMP por parte de las autoridades del Instituto se deben a que saben que la Agremiación Médica Platense ha sido durante todos estos años un garante del sistema solidario de atención que quieren demoler”.

En el mismo sentido se manifestó el secretario general de la Sociedad de Anestesiología, Carlos Marcheschi, al decir que si bien es necesario que haya cambios en el sistema de salud, “los nuevos y temporales decisores de nuestra obra social bonaerense los intenten hacer a espaldas de las partes interesadas es inadmisible y poco sustentable”. Y reclamó que las entidades médicas y los afiliados tengan participación en los cambios que se introduzcan porque “los médicos no seremos parte de un sistema de mala calidad, no estamos dispuestos tampoco, como pacientes, a ser dejados a un lado, en la construcción del nuevo modelo prestacional”.

Mazzone abundó sobre lo que considera es la intención de "pamizar" IOMA. "Los pobres médicos de PAMI tienen que soportar cápitas de 800 a 900 afiliados a cargo y para poder ver a todos necesitan meses de turnos, también capitan a los afiliados en los hospitales públicos, eso es una estafa porque no tener obra social y tener el PAMI es lo mismo, si el gobierno provincial aboga por eso significa que quiere la destrucción de la obra social de la provincia”.

Y agregó que “en La Plata se ha llevado un modelo de excelencia en el que se ha respetado al sector público, privado y la libre elección del médico, estamos en contra del cambio de modelo prestacional sin la participación de las instituciones y no queremos el modelo Pami que, para nosotros, es un claro ejemplo de una mala atención”.

El conflicto que mantiene el Instituto de Obra Médico Asistencial con la Agremiación Médica Platense, entidad que nuclea a más de 5 mil profesionales de la Ciudad, escaló el lunes pasado cuando, a través de un comunicado enviado a los medios de comunicación, el IOMA acusó a la Agremiación de una supuesta defraudación millonaria por no controlar la facturación presuntamente falsificada por 12 médicos.

 El asesor legal de la AMP, Carlos Figueroa, desacreditó esa acusación: “De acuerdo con la cláusula 13° del convenio firmado entre IOMA y AMP es el Instituto el que debe proceder cuando recibe dos o más denuncias por irregularidades o cobro indebido mediante una notificación a la Agremiación Médica, cosa que no se hizo y, a su vez, la AMP tiene un plazo de tres días hábiles para hacer observaciones. Pero, además, el IOMA que tiene posibilidad de suspender al médico que haya cometido una irregularidad sin intervención de la AMP”.

Varallo enumeró una serie de reclamos públicos que la entidad viene formulando desde hace tiempo y que, según considera, constituyen el principal motivo de rechazo de la conducción del IOMA hacia la entidad médica. “Desde el Instituto se ataca a la AMP con falacias porque les molesta que digamos que incumplen sistemáticamente el convenio con pagos fuera de término; porque continúan realizando débitos abusivos y sin fundamento a los profesionales, porque cuando comenzó la pandemia les pedimos un plan de contingencia que permitiese la manutención básica de los médicos, la supervivencia de los consultorios y clínicas especializadas de la región que emplean a miles de personas pero, sin embargo, prefirieron darle prioridad a los empresarios de la salud antes que a los trabajadores”.

También mencionó que los directivos de la obra social insisten en la utilización de fondos aportados por los trabajadores con objetos que nada tienen que ver con la salud, que no deberían comprar clínicas o sanatorios privados para pamizar el sistema sino mejorar la atención y las prestaciones de todos los afiliados, y destacó que “el IOMA arrastra 24 meses sin autorizar un aumento de los copagos en las consultas y prácticas médicas”, se quejó.

Como les molesta que le contemos esto a la gente, nos extorsionan, pero se lo vamos a seguir contando, y mañana volveremos a manifestarnos en las calles de la Ciudad en defensa del trabajo médico, del sistema solidario de salud y de la libertad de los pacientes a elegir el profesional y el lugar donde queremos atendernos”, cerró Varallo y exhortó al gobernador Axel Kicillof a “asumir la responsabilidad que los médicos no sufran lo que están sufriendo ya que usted es el que tiene en sus manos la solución a este conflicto”.

LA VOZ DE IOMA

Hasta ahora, la voz oficial del IOMA ha sido la de su presidente Homero Giles, a través de una carta donde sostiene que "las denuncias penales efectuadas se basan en auditorías internas que detectaron maniobras para que el Instituto pague prestaciones que no se realizaron".

Casi en el mismo momento de la conferencia de prensa, Giles dio una entrevista radial en la que dijo que "no está en peligro la libre elección de médicos" por parte de los afiliados porque eso está contemplado en la ley de la obra social. También negó también que IOMA analice comprar clínicas y vinculó los rumores con la denuncia que formuló la obra social contra la Agremiación Médica Platense por  las presuntas estafas con bonos.

"IOMA ha presentado con la denuncia, pruebas y documentación respaldatoria sobre facturación sin contraprestación; facturación con firma de afiliadas y afiliados falsificadas y facturación sin documentación de respaldo. Estas acciones perjudican de forma directa a las afiliadas y afiliados que al querer atenderse no pudieron hacerlo porque les habían agotado los bonos autorizados, con consultas informadas que nunca les habían efectuado", agregó el funcionario.

Caravana y atención gratuita: los médicos en pie de guerra contra el IOMA
Cruce de acusaciones

Caravana y atención gratuita: los médicos en pie de guerra contra el IOMA

La obra social denunció penalmente a varios médicos y la AMP lo consideró una "maniobra extorsiva". Anunciaron medidas de fuerza para esta semana.

29 de junio de 2020

Los médicos de La Plata anunciaron un paquete de medidas de fuerza para contrarrestar una denuncia penal del IOMA contra doce médicos por una presunta defraudación de 8 millones de pesos por prestaciones que no se habrían realizado. Lo hicieron planteando que se trata de una "maniobra extorsiva" de parte de la obra social provincial para imponer modificaciones en el modelo de prestaciones.

La primera medida que realizarán será el martes desde las 12.30, con una caravana de protesta que arrancará en el Instituto del Diagnóstico e irá hasta 13 y 46 (sede central del IOMA) pasando por Casa de Gobierno y la Municipalidad, para detenerse en calle 13 y manifestar ahí. "Siempre con guardapolvo blanco y barbijo", indicaron.

En segunda instancia habrá un corte de cuenta corriente, con atención gratuita para los afiliados durante dos días (el 1 y 2 de julio).

Lo anunció su Presidente, Jorge Varallo, quien denunció "una clara intención de convertir al Instituto en un nuevo PAMI, que impide al afiliado la libre elección del médico y del lugar de atención".

El encuentro contó con la presencia del presidente del Colegio de Médicos de la Provincia de Buenos Aires Distrito I, Jorge Mazzone; el secretario General de la Sociedad Platense de Anestesiología, Carlos Marcheschi y referentes de Sociedades Científicas, Asociaciones Profesionales, Sindicato Médico AMRA seccional La Plata, CEMIBO, Frente Médico Regional, Agremiación Médica de Berisso y la Agremiación Médica de Ensenada.

Fue Mazzone el que protagonizó el discurso más encendido. Habló de la "cubanización" del sistema de salud de la provincia de Buenos Aires y fustigó la supuesta intención de la provincia de Buenos Aires y de IOMA de avanzar hacia un sistema de prestaciones semejante al PAMI, sin libre elección de profesionales por parte de los afiliados: "Acá en La Plata, PAMI es mala palabra", exclamó.

El conflicto explotó con la denuncia penal del IOMA, pero tienen como telón de fondo un supuesto intento de modificar la reglas de juego en el sistema sanitario privado, según vienen denunciando los profesionales. Eso, según esa teoría, incluiría la intención de la obra social de comprar clínicas, con el Instituto del Diagnóstico en primer lugar.

Aunque sobre ninguna de la dos hipótesis existe una confirmación oficial, ambos supuestos fueron ratificados por los representantes de las organizaciones médicas.

Sobre la denuncia de IOMA contra los 12 médicos que trabajan en La Plata, Varallo explicó que “se salteó toda instancia administrativa, desnudando la intención de acometer contra los profesionales y las entidades que los nuclean y los defienden, con el único objetivo de orientar el sistema hacia un cambio de modelo que elimine la libre elección del médico, reduciendo la calidad y la accesibilidad del afiliado al sistema solidario de salud que hoy existe”.

En ese sentido, destacó que "es evidente que semejante animosidad contra la AMP por parte de las autoridades del Instituto se deben a que saben que la Agremiación Médica Platense ha sido durante todos estos años un garante del sistema solidario de atención que quieren demoler”.

En el mismo sentido se manifestó el secretario general de la Sociedad de Anestesiología, Carlos Marcheschi, al decir que si bien es necesario que haya cambios en el sistema de salud, “los nuevos y temporales decisores de nuestra obra social bonaerense los intenten hacer a espaldas de las partes interesadas es inadmisible y poco sustentable”. Y reclamó que las entidades médicas y los afiliados tengan participación en los cambios que se introduzcan porque “los médicos no seremos parte de un sistema de mala calidad, no estamos dispuestos tampoco, como pacientes, a ser dejados a un lado, en la construcción del nuevo modelo prestacional”.

Mazzone abundó sobre lo que considera es la intención de "pamizar" IOMA. "Los pobres médicos de PAMI tienen que soportar cápitas de 800 a 900 afiliados a cargo y para poder ver a todos necesitan meses de turnos, también capitan a los afiliados en los hospitales públicos, eso es una estafa porque no tener obra social y tener el PAMI es lo mismo, si el gobierno provincial aboga por eso significa que quiere la destrucción de la obra social de la provincia”.

Y agregó que “en La Plata se ha llevado un modelo de excelencia en el que se ha respetado al sector público, privado y la libre elección del médico, estamos en contra del cambio de modelo prestacional sin la participación de las instituciones y no queremos el modelo Pami que, para nosotros, es un claro ejemplo de una mala atención”.

El conflicto que mantiene el Instituto de Obra Médico Asistencial con la Agremiación Médica Platense, entidad que nuclea a más de 5 mil profesionales de la Ciudad, escaló el lunes pasado cuando, a través de un comunicado enviado a los medios de comunicación, el IOMA acusó a la Agremiación de una supuesta defraudación millonaria por no controlar la facturación presuntamente falsificada por 12 médicos.

 El asesor legal de la AMP, Carlos Figueroa, desacreditó esa acusación: “De acuerdo con la cláusula 13° del convenio firmado entre IOMA y AMP es el Instituto el que debe proceder cuando recibe dos o más denuncias por irregularidades o cobro indebido mediante una notificación a la Agremiación Médica, cosa que no se hizo y, a su vez, la AMP tiene un plazo de tres días hábiles para hacer observaciones. Pero, además, el IOMA que tiene posibilidad de suspender al médico que haya cometido una irregularidad sin intervención de la AMP”.

Varallo enumeró una serie de reclamos públicos que la entidad viene formulando desde hace tiempo y que, según considera, constituyen el principal motivo de rechazo de la conducción del IOMA hacia la entidad médica. “Desde el Instituto se ataca a la AMP con falacias porque les molesta que digamos que incumplen sistemáticamente el convenio con pagos fuera de término; porque continúan realizando débitos abusivos y sin fundamento a los profesionales, porque cuando comenzó la pandemia les pedimos un plan de contingencia que permitiese la manutención básica de los médicos, la supervivencia de los consultorios y clínicas especializadas de la región que emplean a miles de personas pero, sin embargo, prefirieron darle prioridad a los empresarios de la salud antes que a los trabajadores”.

También mencionó que los directivos de la obra social insisten en la utilización de fondos aportados por los trabajadores con objetos que nada tienen que ver con la salud, que no deberían comprar clínicas o sanatorios privados para pamizar el sistema sino mejorar la atención y las prestaciones de todos los afiliados, y destacó que “el IOMA arrastra 24 meses sin autorizar un aumento de los copagos en las consultas y prácticas médicas”, se quejó.

Como les molesta que le contemos esto a la gente, nos extorsionan, pero se lo vamos a seguir contando, y mañana volveremos a manifestarnos en las calles de la Ciudad en defensa del trabajo médico, del sistema solidario de salud y de la libertad de los pacientes a elegir el profesional y el lugar donde queremos atendernos”, cerró Varallo y exhortó al gobernador Axel Kicillof a “asumir la responsabilidad que los médicos no sufran lo que están sufriendo ya que usted es el que tiene en sus manos la solución a este conflicto”.

LA VOZ DE IOMA

Hasta ahora, la voz oficial del IOMA ha sido la de su presidente Homero Giles, a través de una carta donde sostiene que "las denuncias penales efectuadas se basan en auditorías internas que detectaron maniobras para que el Instituto pague prestaciones que no se realizaron".

Casi en el mismo momento de la conferencia de prensa, Giles dio una entrevista radial en la que dijo que "no está en peligro la libre elección de médicos" por parte de los afiliados porque eso está contemplado en la ley de la obra social. También negó también que IOMA analice comprar clínicas y vinculó los rumores con la denuncia que formuló la obra social contra la Agremiación Médica Platense por  las presuntas estafas con bonos.

"IOMA ha presentado con la denuncia, pruebas y documentación respaldatoria sobre facturación sin contraprestación; facturación con firma de afiliadas y afiliados falsificadas y facturación sin documentación de respaldo. Estas acciones perjudican de forma directa a las afiliadas y afiliados que al querer atenderse no pudieron hacerlo porque les habían agotado los bonos autorizados, con consultas informadas que nunca les habían efectuado", agregó el funcionario.

COMENTARIOS

La obra social denunció penalmente a varios médicos y la AMP lo consideró una "maniobra extorsiva". Anunciaron medidas de fuerza para esta semana.