martes 18 de junio de 2024

"Queremos una cuarentena segmentada para que pueden trabajar los pequeños comercios"

En una entrevista con 221Radio, el coordinador de gabinete de la Municipalidad, Oscar Negrelli, reclamó una "hoja de ruta" para poder gestionar.

--:--

La preocupación que la nueva etapa de la cuarentena plantea para las autoridades municipales está expresada sin medias tintas por el coordinador de Gabinete Oscar Negrelli, quien elevó un crítica dura por el modo en que los intendente se convirtieron en "espectadores de decisiones que los afectan en la gestión". El funcionario, pieza clave del intendente Julio Garro, insistió en que La Plata necesita un tratamiento distinto a otros distritos por su perfil económico. Por eso reclamó que la capital bonaerense tenga "una cuarentena segmentada", en la que los comercios minoristas puedan trabajar respetando todas las medidas de prevención.

Lee además

En diálogo con el programa El Cafecito, de 221Radio, el funcionario lamentó que no haya un contacto con el gobierno provincial para poder plantear la situación en la ciudad e insistió con los planteos ya presentados por el intendente a principios de mayo, cuando presentó los protocolos para que más de cinco mil comercios de distintos rubros puedan empezar a trabajar.

El funcionario describió el perfil de la capital bonaerense como ciudad administrativa en la que el 40 por ciento de sus habitantes activos trabajan en el Estado y tienen limitada la circulación. Consideró por eso que el comercio minorista "no mueve el amperímetro". De todos modos consideró que se trataría de un esquema en el que "se limitaría la concentración". En ese sentido reconoció a los platenses que en las últimas semanas, más allá de un crecimiento en la circulación, respetaron las medidas de prevención: "Vemos la colas afuera de los comercios, es muy difícil ver que no se use el tapaboca o que no se respete el factor ocupacional y todos tienen alcohol en gel o mantienen la distancia. Hay un comportamiento que puede ayudar".

"La pandemia tenemos que trabajarla entre todos, pero discutámoslo entre todos", insistió Negrelli y relamó "una hoja de ruta para poder gestionar". Lamentó que el intendente, al "ser espectador de decisión que se toman en otro lado", no puede plantear su mirada de la situación. "Eso nos impide saber qué decirle a los vecinos de cómo vamos a seguir".

Es necesario para Negrelli que la administración municipal tenga un previsibilidad que hoy no tiene. "Se torna difícil la gestión municipal cuando el intendente o los funcionarios están esperando conocer lo que se anuncia por televisión. El intendente es espectador pero tiene que legislar siendo responsable sin ser parte de las decisiones, sin ver una certidumbre", afirmó en el tramo más duro.

 

EL TRIÁNGULO

Para Negrelli la pandemia se aborda como si fuera "un triángulo que no no debe desbalancearse entre lo sanitario, lo social y lo económico". El funcionario asegura que lo sanitario tiene un desarrollo "controlable gracias al rol del Estado y el comportamiento de los vecinos"; lo social, con la acción de los distintos sectores, "sin creer que está solucionado, está atendido"; "pero en lo económico estamos rezagados y muy preocupados".

Y mencionó como ejemplos de esa preocupación el futuro de muchos rubros con futuro incierto: "En los últimos tres años City Bell se convirtió en un polo gastronómico, pero qué nos vamos a encontrar cuando volvamos", advirtió el funcionario. También se preguntó por los jardines maternales o los servicios profesionales, así como por los comerciantes minoristas.

Por eso insistió en que la nueva etapa de la cuarentena "debiera ser distinta en La Plata". Sin mencionarlo explícitamente volvió sobre las características distintas que La Plata tiene respecto del AMBA y que como tal debiera tener un abordaje diferente

LOS CONTROLES

Negrelli también adelantó que en las próximas horas habrá encuentros con el Ministerio de Seguridad para coordinar el modo en que se encararán los controles a partir del miércoles, día en que se endurece el aislamiento. Informó en ese sentido que en los operativos del sábado hubo tuvimos un 90% de personas con permiso para circular. "La clave está en bajar la circulación. Los permisos tienen que tener la rigidez adecuada", indicó el funcionario.

En sentido reclamó una cuota de sentido común y pidió responsabilidad a los platense. "Va a pasar que algún vecinos tenga que salir por una urgencia para -por ejemplo- atender a un adulto mayor si la actualización del permiso".

También aclaró que en caso de registrarse infracciones por circulación sin la autorización correspondiente, las multas -en caso de existir- serán establecidas por la Justicia de Faltas y no por los agentes que estén en los retenes.

Dejá tu comentario

Las más leídas

Te puede interesar