Denuncias y versiones cruzadas por el sorpresivo cierre de una clínica privada de City Bell | 0221
0221
Denuncias y versiones cruzadas por el sorpresivo cierre de una clínica privada de City Bell
Crisis y pandemia

Denuncias y versiones cruzadas por el sorpresivo cierre de una clínica privada de City Bell

Un empleado denunció que lo echaron de la Clínica City Bell, ubicada en 13 B entre Cantilo y 472, "de un día para el otro" y por WhatsApp. La Asociación de Trabajadores de la Sanidad Argentian (ATSA) ya pidió una audiencia en el Ministerio de Trabajo para garantizar el cobro de sueldos de 17 empleados formales y en la empresa indicaron que la caída en la cantidad de cirugías programadas hizo insostenible mantenerla operando.

29 de abril de 2020

"Soy empleado de la Clínica City Bell y me comunicaron vía WhatsApp que cerró, de un día para el otro y sin telegramas ni nada", contó uno de los trabajadores de la institución en diálogo con 0221.com.ar y denunció los "manejos turbios" de la firma: "El dueño se quedó a la noche, cerró las puertas con candado y se empezó a llevar las cosas", agregó.

La decisión sorprendió a vecinos y empleados del conocido centro de salud platense. A través de un breve comunicado difundido en las redes sociales, la empresa informó que cerrarían sus puertas por "tiempo indefinido" y allí aclararon que no pueden "brindar a la población un servicio de calidad y acorde a las normas de bioseguridad necesarias para enfrentar la coyuntura" del coronavirus, por lo que decidieron "cerrar" la institución "hasta que se normalice la situación".

"Hablé con un médico y me dijo que cerraban. Le pregunté '¿el mes que viene?' y me dijo 'no, no, mañana ya no abre'", contó todavía sorprendido el joven que cuestionó la actitud de las autoridades de la clínica. En esa línea, el trabajador aseguró que "el centro que está pegado sigue funcionando con normalidad, y es del mismo grupo de acreedores".

La situación es crítica para los 20 trabajadores de la clínica que se quedarán en la calle en medio de la pandemia de coronavirus que afecta al país. En esa línea, el trabajador, que prefirió mantener su identidad en reserva, sostuvo que "usaron el COVID-19 a su favor" y agregó que el cierre "lo venían planeando de hace rato".

Por su parte, el administrador de la Clínica, Cristian Calvo, le confirmó a 0221.com.ar que la decisión fue evaluada con tiempo, pero agregó: "Tuvimos que tomarla de un día para el otro, porque no tenemos manera de hacerlo". "Convocamos a todos para dialogar y en el transcurso de la semana fui hablando con cada uno personalmente", sostuvo.

Según detalló, la drástica medida responde, exclusivamente, a cuestiones financieras: "La clínica no venía bien y nos agarró mal parado. La clínica no venía bien y estos nos agarró mal parados. Pasamos de un promedio de 90 cirugías mensuales a unas pocas y por eso se volvió insostenible". En esa línea las autoridades del centro de salud dejaron en claro que todos los trabajadores recibirán sus indemnizaciones y tampoco descartaron que la clínica pueda volver a abrir en un futuro, tras la pandemia.

"Lo podríamos haber atrasado, pero hubiera sido un agonía lenta que iba llevar al mismo resultado y nos iba a meter en un problema mucho mayor, acumulando deudas", cerró el administrador en diálogo con este medio y dejó abierta la posibilidad de volver a abrir las puertas de la institución en un futuro.

En pleno conflicto, por su parte, el secretario general de la ATSA La Plata, Pedro Borgini, advirtió a 0221.com.ar que la clínica "hacía rato venía con problemas y esto del COVID-19 terminó de arruinar la facturación". "Hará veinte días hablamos con el dueño, le dimos las opciones que había en ese momento, que saldrían en el decreto que emitió el Gobierno, donde podían acceder a una ayuda del 50% de los sueldos e ir transitando ese camino para no cerrar. Nos dijeron que iban a ver y de la misma manera que los trabajadores, el lunes nos enteramos del cierre: no habían avisado nada al gremio", explicó.

En ese marco, Borgini adelantó que las autoridades gremiales recibirán a un grupo de trabajadores -son 17 los que están bajo convenio- para ver las acciones a seguir y llevar a los empleadores ante Ministerio de Trabajo. "En el mensaje que hicieron dicen que no cierran definitivamente, sino hasta que pase la pandemia. No sabemos si quieren cerrar ahora y abrir en unos meses, el tema es que la gente no cobra el sueldo y tampoco dicen si van a pagar una indemnización", cerró explicó el líder sindical.

Por lo pronto, este martes ATSA dialogará con los trabajadores con el objetivo de destrabar el conflicto en el Ministerio, donde ya pidieron una audiencia

COMENTARIOS

Un empleado denunció que lo echaron de la Clínica City Bell, ubicada en 13 B entre Cantilo y 472, "de un día para el otro" y por WhatsApp. La Asociación de Trabajadores de la Sanidad Argentian (ATSA) ya pidió una audiencia en el Ministerio de Trabajo para garantizar el cobro de sueldos de 17 empleados formales y en la empresa indicaron que la caída en la cantidad de cirugías programadas hizo insostenible mantenerla operando.
0221

Denuncias y versiones cruzadas por el sorpresivo cierre de una clínica privada de City Bell

Un empleado denunció que lo echaron de la Clínica City Bell, ubicada en 13 B entre Cantilo y 472, "de un día para el otro" y por WhatsApp. La Asociación de Trabajadores de la Sanidad Argentian (ATSA) ya pidió una audiencia en el Ministerio de Trabajo para garantizar el cobro de sueldos de 17 empleados formales y en la empresa indicaron que la caída en la cantidad de cirugías programadas hizo insostenible mantenerla operando.
Denuncias y versiones cruzadas por el sorpresivo cierre de una clínica privada en La Plata

"Soy empleado de la Clínica City Bell y me comunicaron vía WhatsApp que cerró, de un día para el otro y sin telegramas ni nada", contó uno de los trabajadores de la institución en diálogo con 0221.com.ar y denunció los "manejos turbios" de la firma: "El dueño se quedó a la noche, cerró las puertas con candado y se empezó a llevar las cosas", agregó.

La decisión sorprendió a vecinos y empleados del conocido centro de salud platense. A través de un breve comunicado difundido en las redes sociales, la empresa informó que cerrarían sus puertas por "tiempo indefinido" y allí aclararon que no pueden "brindar a la población un servicio de calidad y acorde a las normas de bioseguridad necesarias para enfrentar la coyuntura" del coronavirus, por lo que decidieron "cerrar" la institución "hasta que se normalice la situación".

"Hablé con un médico y me dijo que cerraban. Le pregunté '¿el mes que viene?' y me dijo 'no, no, mañana ya no abre'", contó todavía sorprendido el joven que cuestionó la actitud de las autoridades de la clínica. En esa línea, el trabajador aseguró que "el centro que está pegado sigue funcionando con normalidad, y es del mismo grupo de acreedores".

La situación es crítica para los 20 trabajadores de la clínica que se quedarán en la calle en medio de la pandemia de coronavirus que afecta al país. En esa línea, el trabajador, que prefirió mantener su identidad en reserva, sostuvo que "usaron el COVID-19 a su favor" y agregó que el cierre "lo venían planeando de hace rato".

Por su parte, el administrador de la Clínica, Cristian Calvo, le confirmó a 0221.com.ar que la decisión fue evaluada con tiempo, pero agregó: "Tuvimos que tomarla de un día para el otro, porque no tenemos manera de hacerlo". "Convocamos a todos para dialogar y en el transcurso de la semana fui hablando con cada uno personalmente", sostuvo.

Según detalló, la drástica medida responde, exclusivamente, a cuestiones financieras: "La clínica no venía bien y nos agarró mal parado. La clínica no venía bien y estos nos agarró mal parados. Pasamos de un promedio de 90 cirugías mensuales a unas pocas y por eso se volvió insostenible". En esa línea las autoridades del centro de salud dejaron en claro que todos los trabajadores recibirán sus indemnizaciones y tampoco descartaron que la clínica pueda volver a abrir en un futuro, tras la pandemia.

"Lo podríamos haber atrasado, pero hubiera sido un agonía lenta que iba llevar al mismo resultado y nos iba a meter en un problema mucho mayor, acumulando deudas", cerró el administrador en diálogo con este medio y dejó abierta la posibilidad de volver a abrir las puertas de la institución en un futuro.

En pleno conflicto, por su parte, el secretario general de la ATSA La Plata, Pedro Borgini, advirtió a 0221.com.ar que la clínica "hacía rato venía con problemas y esto del COVID-19 terminó de arruinar la facturación". "Hará veinte días hablamos con el dueño, le dimos las opciones que había en ese momento, que saldrían en el decreto que emitió el Gobierno, donde podían acceder a una ayuda del 50% de los sueldos e ir transitando ese camino para no cerrar. Nos dijeron que iban a ver y de la misma manera que los trabajadores, el lunes nos enteramos del cierre: no habían avisado nada al gremio", explicó.

En ese marco, Borgini adelantó que las autoridades gremiales recibirán a un grupo de trabajadores -son 17 los que están bajo convenio- para ver las acciones a seguir y llevar a los empleadores ante Ministerio de Trabajo. "En el mensaje que hicieron dicen que no cierran definitivamente, sino hasta que pase la pandemia. No sabemos si quieren cerrar ahora y abrir en unos meses, el tema es que la gente no cobra el sueldo y tampoco dicen si van a pagar una indemnización", cerró explicó el líder sindical.

Por lo pronto, este martes ATSA dialogará con los trabajadores con el objetivo de destrabar el conflicto en el Ministerio, donde ya pidieron una audiencia