La UNLP imprime máscaras para proteger a los trabajadores de la salud del coronavirus | 0221
0221
0221

La UNLP imprime máscaras para proteger a los trabajadores de la salud del coronavirus

A través de la tecnología de impresión 3D, la Universidad elabora unos 200 protectores faciales por día con el objetivo de fortalecer el sistema de salud ante el avance mundial del coronavirus. Se trata de una iniciativa de docentes y estudiantes, quienes convocan a más voluntarios para sumarse al proyecto  y contribuir con los médicos y enfermeros en esta pandemia.

La Universidad Nacional de La Plata informó que está fabricando máscaras protectoras faciales a través de impresoras 3D para profesionales de la salud, con el fin de reforzar a los profesionales y a aquellos que se encuentran en primera línea de combate contra el avance del coronavirus.

Según expreso la UNLP, se trata de una iniciativa de estudiantes y docentes de la Facultad de Ingeniería, que es financiada por la casa de estudios y del que también participan la Escuela de Aeromodelismo de La Plata y la Comunidad de Impresión 3D.

Sobre las máscaras, se explicó que el producto se compone de cinco piezas, de las cuales hay cuatro que se confeccionan mediante la tecnología de impresión mencionada: la visera, el elástico, un fijador para darle rigidez a la pantalla transparente y una cuña para asegurar la visera. El elemento restante es una hoja de acetato tamaño A4.

En ese sentido, uno de los estudiantes de Ingeniería que participa en esta iniciativa, Roberto Argueta, detalló que "el diseño es una evolución desarrollada por la Comunidad 3D a partir de diseños libres publicados en internet y ampliamente difundidos. Fue refinado para mejorar el aprovechamiento del material y los tiempos de impresión, así como también consideraciones de esterilización. El modelo fue probado por personal médico y seleccionado de entre varias opciones propuestas; actualmente estamos a la espera de la validación del diseño por parte del Ministerio de Salud Provincia de Buenos Aires”.

Asimismo, precisaron que el plástico utilizado para la elaboración de las máscaras se llama PLA. Se trata de un derivado del maíz y otros vegetales, lo que lo hace amigable con el medio ambiente. Además, es de producción nacional, por lo que es más accesible en el mercado.

Argueta también se refirió a la modalidad de trabajo, y afirmó: "la fabricación no incluye sólo la impresión de las piezas plásticas, sino también la logística necesaria para su recolección (se imprime descentralizadamente desde la casa de cada colaborador). Por recomendación del Ministerio de Salud, se tomó la decisión de entregar las máscaras desarmadas, en forma de kit, de esta manera los hospitales al recibirlas pueden proceder a la esterilización de forma adecuada y luego armarlas con la ayuda de un instructivo que acompaña cada kit.”

En esa línea, el aspirante a ingeniero sostuvo que por día están elaborando unas 200 máscaras: "estamos coordinando un grupo de voluntarios que poseen impresoras 3D a disposición. En este momento contamos con 110 máquinas con capacidad de imprimir 1 máscara cada 5 horas, es decir una capacidad total aproximada de impresión de 200 máscaras por día (contemplando fallas o problemas de impresión)”.En otro orden, manifestaron que las tareas se realizan en comunicación y coordinación con el Ministerio de Salud de la Provincia y con la Policía Científica local. Estos últimos son quienes  ayudan a completar la red de distribución de materiales y recolección de piezas en el domicilio de los integrantes el proyecto, dado el estado de cuarentena vigente que imposibilita la circulación y el desplazamiento de las personas sin permiso".

Por su parte Marcos Actis, vicepresidente Institucional de la UNLP, remarcó: "la UNLP dispuso de una partida de 100 mil pesos para los insumos y esto ya posibilitó la puesta en marcha del proyecto. En estos días se estarán entregando las primeras máscaras en treinta centros de salud con los cuales se había acordado, en el futuro la producción será enviada al centro de distribución que funciona en el Dique”. Y agregó que : “alumnos, docentes e investigadores y demás voluntarios realizan está operación desde sus casas articulando sus saberes”.

Respecto a la distribución del artefacto de protección contra el COVID-19, se indicó que va a ser coordinada por el ministerio de Salud de la Provincia, ya que tienen de primera mano la información de cómo el virus va avanzando y en qué zonas”.

Además se informó que los interesados en sumarse al proyecto pueden contactarse con los responsables de la iniciativa:

  • Para sumarse a imprimir contactarse con Diego Pinciroli al 2216065711.
  • Para poder realizar donaciones mayoristas contactar a Melina Contrera al 2213584014.
  • Instituciones y medios de comunicación que quieran sumarse o difundir, con Roberto Argueta al 2215468517.

A través de la tecnología de impresión 3D, la Universidad elabora unos 200 protectores faciales por día con el objetivo de fortalecer el sistema de salud ante el avance mundial del coronavirus. Se trata de una iniciativa de docentes y estudiantes, quienes convocan a más voluntarios para sumarse al proyecto  y contribuir con los médicos y enfermeros en esta pandemia.

27 de marzo de 2020

La Universidad Nacional de La Plata informó que está fabricando máscaras protectoras faciales a través de impresoras 3D para profesionales de la salud, con el fin de reforzar a los profesionales y a aquellos que se encuentran en primera línea de combate contra el avance del coronavirus.

Según expreso la UNLP, se trata de una iniciativa de estudiantes y docentes de la Facultad de Ingeniería, que es financiada por la casa de estudios y del que también participan la Escuela de Aeromodelismo de La Plata y la Comunidad de Impresión 3D.

Sobre las máscaras, se explicó que el producto se compone de cinco piezas, de las cuales hay cuatro que se confeccionan mediante la tecnología de impresión mencionada: la visera, el elástico, un fijador para darle rigidez a la pantalla transparente y una cuña para asegurar la visera. El elemento restante es una hoja de acetato tamaño A4.

En ese sentido, uno de los estudiantes de Ingeniería que participa en esta iniciativa, Roberto Argueta, detalló que "el diseño es una evolución desarrollada por la Comunidad 3D a partir de diseños libres publicados en internet y ampliamente difundidos. Fue refinado para mejorar el aprovechamiento del material y los tiempos de impresión, así como también consideraciones de esterilización. El modelo fue probado por personal médico y seleccionado de entre varias opciones propuestas; actualmente estamos a la espera de la validación del diseño por parte del Ministerio de Salud Provincia de Buenos Aires”.

Asimismo, precisaron que el plástico utilizado para la elaboración de las máscaras se llama PLA. Se trata de un derivado del maíz y otros vegetales, lo que lo hace amigable con el medio ambiente. Además, es de producción nacional, por lo que es más accesible en el mercado.

Argueta también se refirió a la modalidad de trabajo, y afirmó: "la fabricación no incluye sólo la impresión de las piezas plásticas, sino también la logística necesaria para su recolección (se imprime descentralizadamente desde la casa de cada colaborador). Por recomendación del Ministerio de Salud, se tomó la decisión de entregar las máscaras desarmadas, en forma de kit, de esta manera los hospitales al recibirlas pueden proceder a la esterilización de forma adecuada y luego armarlas con la ayuda de un instructivo que acompaña cada kit.”

En esa línea, el aspirante a ingeniero sostuvo que por día están elaborando unas 200 máscaras: "estamos coordinando un grupo de voluntarios que poseen impresoras 3D a disposición. En este momento contamos con 110 máquinas con capacidad de imprimir 1 máscara cada 5 horas, es decir una capacidad total aproximada de impresión de 200 máscaras por día (contemplando fallas o problemas de impresión)”.En otro orden, manifestaron que las tareas se realizan en comunicación y coordinación con el Ministerio de Salud de la Provincia y con la Policía Científica local. Estos últimos son quienes  ayudan a completar la red de distribución de materiales y recolección de piezas en el domicilio de los integrantes el proyecto, dado el estado de cuarentena vigente que imposibilita la circulación y el desplazamiento de las personas sin permiso".

Por su parte Marcos Actis, vicepresidente Institucional de la UNLP, remarcó: "la UNLP dispuso de una partida de 100 mil pesos para los insumos y esto ya posibilitó la puesta en marcha del proyecto. En estos días se estarán entregando las primeras máscaras en treinta centros de salud con los cuales se había acordado, en el futuro la producción será enviada al centro de distribución que funciona en el Dique”. Y agregó que : “alumnos, docentes e investigadores y demás voluntarios realizan está operación desde sus casas articulando sus saberes”.

Respecto a la distribución del artefacto de protección contra el COVID-19, se indicó que va a ser coordinada por el ministerio de Salud de la Provincia, ya que tienen de primera mano la información de cómo el virus va avanzando y en qué zonas”.

Además se informó que los interesados en sumarse al proyecto pueden contactarse con los responsables de la iniciativa:

  • Para sumarse a imprimir contactarse con Diego Pinciroli al 2216065711.
  • Para poder realizar donaciones mayoristas contactar a Melina Contrera al 2213584014.
  • Instituciones y medios de comunicación que quieran sumarse o difundir, con Roberto Argueta al 2215468517.

COMENTARIOS

A través de la tecnología de impresión 3D, la Universidad elabora unos 200 protectores faciales por día con el objetivo de fortalecer el sistema de salud ante el avance mundial del coronavirus. Se trata de una iniciativa de docentes y estudiantes, quienes convocan a más voluntarios para sumarse al proyecto  y contribuir con los médicos y enfermeros en esta pandemia.