Desactivaron casi 500 juntadas y fiestas clandestinas durante la cuarentena | 0221
0221
0221

Desactivaron casi 500 juntadas y fiestas clandestinas durante la cuarentena

Los agentes locales actuaron a partir de las denuncias de los vecinos y haciendo seguimiento en las redes sociales. Piden mayor responsabilidad a la ciudadanía.

La Municipalidad de La Plata informó que en los últimos cinco meses desactivó 494 juntadas y fiestas clandestinas, en el marco de la emergencia sanitaria. En ese marco, las autoridades pidieron más responsabilidad de los padres y madres y remarcaron que “la responsabilidad empieza en casa”.

Para estos operativos, los agentes comunales actuaron a raíz de las denuncias de vecinos e hicieron un seguimiento en las redes sociales para detectar estas juntadas o fiestas ilegales que se desarrollan sin ningún protocolo sanitario.

“La pandemia del COVID-19 nos demostró la importancia que tiene asumir el compromiso de cuidarse a uno mismo y no sólo mediante el control del Estado. Y con este tipo de juntadas o fiestas ilegales sucede lo mismo, sobre todo en el momento sanitario que estamos atravesando”, detalló la secretaria de Convivencia y Control Ciudadano, Virginia Pérez Cattaneo.

En ese sentido, explicó que de la totalidad de los encuentros, en 76 de ellos se lograron desactivar a través del seguimiento de las redes sociales. “Creemos que además del compromiso de los jóvenes es importante que los padres les expliquen a sus hijos los riesgos que se enfrentan al acudir a estas reuniones multitudinarias”, remarcó.

Con el objetivo de contrarrestar las fiestas clandestinas y las juntadas multitudinarias en espacios cerrados, el Municipio amplió hasta las 3.30 el horario de atención de los bares y restaurantes habilitados que cumplan con el protocolo de seguridad e higiene.

“Además del riesgo que reviste participar de una fiesta sin habilitación, como faltas de medida de seguridad, malas condiciones edilicias y falta de salidas de emergencia, entre otras; este año se suma el riesgo de contagio del virus”, remarcó la funcionaria y añadió: “Entendemos la necesidad de socializar después de tanto tiempo de aislamiento y por eso, convocamos a la gente a que lo haga en lugares que resguarden su seguridad y su salud”.

En esta misma línea, el intendente Julio Garro dispuso modificar por decreto el Artículo 45 de la Ordenanza Municipal N° 6147 y amplió a 4.000 módulos el valor de la multa por incumplimiento de las normas relacionadas con “la prevención de las enfermedades transmisibles y en general, la falta de desinfección o destrucción con agentes transmisores.

De este modo, la sanción equivale al pago de $1.066.000 de y recaerá no sólo en quienes organicen el encuentro, sino también en los propietarios del inmueble en el que se desarrolle y en todo el consorcio cuando se trate de edificios o barrios cerrados. Mientas que las multas para quienes organicen fiestas clandestinas en bares, salones de fiestas o casa quintas, las cuales se encuentran prohibidas, podrán ser sancionados con una infracción de hasta $2.132.000, de acuerdo al artículo 104 del Código Contravencional.

“Sabemos que se acercan las fiestas de fin de año y que las familias quieren reunirse para despedir el año. Por eso es importante explicar que no se busca prohibir las reuniones familiares sino aquellas que por su carácter de masividad tienen un alto riesgo de contagio”, se aclaró.

Es importante destacar que en la ciudad están permitidas las juntadas entre grupos de hasta 10 amigos o jóvenes con cercanía al aire libre o en ambientes bien ventilados que permitan cumplimentar con las medidas necesaria para evitar contagios. “Justamente por su carácter masivo, estas fiestas se transforman en encuentros con alto riesgo de contagio, en los que no están contemplada la prevención”, concluyó Pérez Cattaneo.

Desactivaron casi 500 juntadas y fiestas clandestinas durante la cuarentena
Preocupación y control

Desactivaron casi 500 juntadas y fiestas clandestinas durante la cuarentena

Los agentes locales actuaron a partir de las denuncias de los vecinos y haciendo seguimiento en las redes sociales. Piden mayor responsabilidad a la ciudadanía.

05 de diciembre de 2020

La Municipalidad de La Plata informó que en los últimos cinco meses desactivó 494 juntadas y fiestas clandestinas, en el marco de la emergencia sanitaria. En ese marco, las autoridades pidieron más responsabilidad de los padres y madres y remarcaron que “la responsabilidad empieza en casa”.

Para estos operativos, los agentes comunales actuaron a raíz de las denuncias de vecinos e hicieron un seguimiento en las redes sociales para detectar estas juntadas o fiestas ilegales que se desarrollan sin ningún protocolo sanitario.

“La pandemia del COVID-19 nos demostró la importancia que tiene asumir el compromiso de cuidarse a uno mismo y no sólo mediante el control del Estado. Y con este tipo de juntadas o fiestas ilegales sucede lo mismo, sobre todo en el momento sanitario que estamos atravesando”, detalló la secretaria de Convivencia y Control Ciudadano, Virginia Pérez Cattaneo.

En ese sentido, explicó que de la totalidad de los encuentros, en 76 de ellos se lograron desactivar a través del seguimiento de las redes sociales. “Creemos que además del compromiso de los jóvenes es importante que los padres les expliquen a sus hijos los riesgos que se enfrentan al acudir a estas reuniones multitudinarias”, remarcó.

Con el objetivo de contrarrestar las fiestas clandestinas y las juntadas multitudinarias en espacios cerrados, el Municipio amplió hasta las 3.30 el horario de atención de los bares y restaurantes habilitados que cumplan con el protocolo de seguridad e higiene.

“Además del riesgo que reviste participar de una fiesta sin habilitación, como faltas de medida de seguridad, malas condiciones edilicias y falta de salidas de emergencia, entre otras; este año se suma el riesgo de contagio del virus”, remarcó la funcionaria y añadió: “Entendemos la necesidad de socializar después de tanto tiempo de aislamiento y por eso, convocamos a la gente a que lo haga en lugares que resguarden su seguridad y su salud”.

En esta misma línea, el intendente Julio Garro dispuso modificar por decreto el Artículo 45 de la Ordenanza Municipal N° 6147 y amplió a 4.000 módulos el valor de la multa por incumplimiento de las normas relacionadas con “la prevención de las enfermedades transmisibles y en general, la falta de desinfección o destrucción con agentes transmisores.

De este modo, la sanción equivale al pago de $1.066.000 de y recaerá no sólo en quienes organicen el encuentro, sino también en los propietarios del inmueble en el que se desarrolle y en todo el consorcio cuando se trate de edificios o barrios cerrados. Mientas que las multas para quienes organicen fiestas clandestinas en bares, salones de fiestas o casa quintas, las cuales se encuentran prohibidas, podrán ser sancionados con una infracción de hasta $2.132.000, de acuerdo al artículo 104 del Código Contravencional.

“Sabemos que se acercan las fiestas de fin de año y que las familias quieren reunirse para despedir el año. Por eso es importante explicar que no se busca prohibir las reuniones familiares sino aquellas que por su carácter de masividad tienen un alto riesgo de contagio”, se aclaró.

Es importante destacar que en la ciudad están permitidas las juntadas entre grupos de hasta 10 amigos o jóvenes con cercanía al aire libre o en ambientes bien ventilados que permitan cumplimentar con las medidas necesaria para evitar contagios. “Justamente por su carácter masivo, estas fiestas se transforman en encuentros con alto riesgo de contagio, en los que no están contemplada la prevención”, concluyó Pérez Cattaneo.

COMENTARIOS

Los agentes locales actuaron a partir de las denuncias de los vecinos y haciendo seguimiento en las redes sociales. Piden mayor responsabilidad a la ciudadanía.