Asesinó a su compañero de trabajo y lo enterró en un horno de ladrillos | 0221
0221
0221

Asesinó a su compañero de trabajo y lo enterró en un horno de ladrillos

La víctima tenía 60 años y lo mataron de un golpe en la cabeza, para luego ocultarlo debajo de un montículo de tierra.  

En las últimas horas se dio a conocer el estremecedor hallazgo del cuerpo de un hombre de que había sido asesinado de un golpe en la cabeza y fue encontrado en el predio de un horno de ladrillos.

Según informaron fuentes policiales, el autor del asesinato sería un compañero de trabajo, el cual fue detenido rápidamente. Todo sucedió en la localidad de Cañuelas y aún se buscan establecer detalles de cómo se dio el hecho. 

La víctima fue identificada como Benito Quispe, de nacionalidad boliviana, cuyo cadáver fue hallado el jueves por la tarde debajo de un montículo de tierra, cerca del horno en un sector rural de la localidad de Máximo Paz.

Fueron los compañeros de Quispe quienes vieron una pierna que sobresalía del montículo y llamaron al 911. Al llegar al lugar la policía removió el cuerpo y los mismos hombres lo reconocieron por el calzado, según indicó Télam.

El cadáver fue llevado a la morgue donde le hicieron la autopsia que determinó que murió como consecuencia de un traumatismo encéfalo craneano grave con un objeto contundente que le provocó una fractura.

Después de varios operativos la policía detuvo a Pedro Reyes de 38 años, también de nacionalidad boliviana. El medio local Info Cañuelas se entrevistó con otros obreros que trabajan en el lugar quienes le contaron que ambos tenían una mala relación. De acuerdo a los testimonios, el sábado 28 de noviembre hubo una discusión en la galería de las viviendas que ocupaban los trabajadores y en ese marco Reyes habría matado a Quispe. Cabe destacar que Interviene en la causa el fiscal Lisandro Damián Damonte, quien la caratuló como “homicido simple”.

 

Asesinó a su compañero de trabajo y lo enterró en un horno de ladrillos
Cañuelas

Asesinó a su compañero de trabajo y lo enterró en un horno de ladrillos

La víctima tenía 60 años y lo mataron de un golpe en la cabeza, para luego ocultarlo debajo de un montículo de tierra.  

05 de diciembre de 2020

En las últimas horas se dio a conocer el estremecedor hallazgo del cuerpo de un hombre de que había sido asesinado de un golpe en la cabeza y fue encontrado en el predio de un horno de ladrillos.

Según informaron fuentes policiales, el autor del asesinato sería un compañero de trabajo, el cual fue detenido rápidamente. Todo sucedió en la localidad de Cañuelas y aún se buscan establecer detalles de cómo se dio el hecho. 

La víctima fue identificada como Benito Quispe, de nacionalidad boliviana, cuyo cadáver fue hallado el jueves por la tarde debajo de un montículo de tierra, cerca del horno en un sector rural de la localidad de Máximo Paz.

Fueron los compañeros de Quispe quienes vieron una pierna que sobresalía del montículo y llamaron al 911. Al llegar al lugar la policía removió el cuerpo y los mismos hombres lo reconocieron por el calzado, según indicó Télam.

El cadáver fue llevado a la morgue donde le hicieron la autopsia que determinó que murió como consecuencia de un traumatismo encéfalo craneano grave con un objeto contundente que le provocó una fractura.

Después de varios operativos la policía detuvo a Pedro Reyes de 38 años, también de nacionalidad boliviana. El medio local Info Cañuelas se entrevistó con otros obreros que trabajan en el lugar quienes le contaron que ambos tenían una mala relación. De acuerdo a los testimonios, el sábado 28 de noviembre hubo una discusión en la galería de las viviendas que ocupaban los trabajadores y en ese marco Reyes habría matado a Quispe. Cabe destacar que Interviene en la causa el fiscal Lisandro Damián Damonte, quien la caratuló como “homicido simple”.

 

COMENTARIOS

La víctima tenía 60 años y lo mataron de un golpe en la cabeza, para luego ocultarlo debajo de un montículo de tierra.