La obra de una artista platense sonará en las orquestas juveniles de Iberoamérica | 0221
0221
0221

La obra de una artista platense sonará en las orquestas juveniles de Iberoamérica

María Suárez ganó el premio “Compositoras Iberoamericanas 2020” con la obra Kushe Papai que se estrenará el año que viene.

María Suárez es compositora, cantante y guitarrista platense radicada desde hace varios años en la provincia de Neuquén donde lleva adelante una exitosa carrera musical que también alterna con la docencia. Con una gran historia de estudios y proyectos en el universo de la música María acaba de recibir un importante premio que ubica su obra en las orquestas juveniles de toda ibaroamerica. Un trabajo que habla de las tradiciones y de nuestra tierra.

“Kushe Papai”, fue elegida por un jurado Internacional que le otorgó el Premio Concurso Composición Iberorquestas Juveniles “Compositoras Iberoamericanas 2020”, entre 27 participantes. Cada año, Iberorquestas Juveniles, un programa de cooperación técnica y financiera del que participan 12 países, lanza su concurso de composición sinfónico-coral, que tiene como objetivo la realización de obras adecuadas para ser interpretadas por agrupaciones musicales infantiles y juveniles en Iberoamérica.

El término “Kushe Papai” se utiliza para referirse a una “abuelita” en “mapuzungun” que es el idioma mapuche, cuenta María. “La obra es un homenaje a las abuelas, a aquellas mujeres que nos han dejado su valioso legado y que son una parte fundante de nuestra identidad. Se retoma la cosmovisión del pueblo mapuche en la mirada sagrada hacia los ancestros, el valor de las ceremonias que aún perduran, la naturaleza y su relación con los seres que la habitamos” explica y agrega que los motivos musicales principales y los ritmos utilizados están inspirados en la música mapuche.

La obra, que espera su estreno en el 2021, es el producto de una investigación profunda y respetuosa dice María, que la llevo a trabajar con una comunidad Mapuche. “Hice varias entrevistas la idea era llevar un mensaje de las mujeres mapuches. Yo vivo en esta región, y quería llevar un mensaje que tuviera que ver con lo que las mujeres quieren decir, sobre todo porque el concurso se trataba de mujeres compositoras. Entonces, yo quería reivindicar un poco mi ser mujer, también”, dijo.

“Kushe Papai” está dividida en cinco momentos y uno de ellos destaca la artista, fue el más arriesgado para presentar al jurado: “Las voces de los niños que le cantan a sus abuelas. Esto fue toda una jugada para mí porque busque transmitir el sentido ceremonial realmente: es el bombo sinfónico y las voces cantando. Nunca escuche una obra orquestal en un contexto de concierto en donde una obra termine de esta manera. Como si fuera una ceremonia” detallala la artista que se jugo por una apuesta estética que el jurado destacó en la devolución. "A veces les encanta y a veces no. Nunca se sabe. En este caso tuve suerte de haber sido seleccionada y poder llevar este mensaje. La gente está muy emocionada porque vemos una esperanza de poder llevar la obra o el mensaje de la obra a otros lugares”.

Desde muy chica, Maria encontró su vocación en la música y desde entonces no paró: a los siete años cantaba, a los 9 ya tocaba la guitarra y a los 10 entró en el Conservatorio Gilardo Gilardi. Después, continuó en Bachillerato de Bellas Artes y continuó en la Facultad de Bellas Artes de la UNLP donde realizó la carrera de composición. Siempre con trabajos en paralelo que la llevaron a transitar la música popular, circuitos de jazz, música brasilera y un poco de folclore. “Después de varios años ahora estoy como sintiendo que estoy sintetizando esos saberes que fui como recogiendo un poco de la academia y un poco por fuera, en el sentido de que la música que yo hago esta muchas veces atravesada por esas vivencias que he ido teniendo”, reflexiona María.

“La verdad es que cuando recibí el premio me emocione mucho, no por el premio sino porque lo sentí como un reconocimiento del laburo. Las horas que paso acá adentro trabajando, el compromiso que le pongo es enorme y eso fue lo que más me emociono, decir que bueno que esto se vea”, expresó María que lleva editados el disco solista “Rio Madre” y "Fabulario", además de un disco a dúo, "Respira Luz" y en trio, "Brasilería".

El 2021 también estrenará la opera “Secretos del árbol”, con la Filarmónica de Rio Negro. La obra es el resultado de dos becas que ganó del Fondo Nacional de las Artes, una a la creación y otra a la formación. Una historia de amor que trabaja sobre la temática de la discapacidad desde una mirada adulta y sin golpes bajos.


La compositora trabaja actualmente en varios proyectos entre los que destaca las obras para arpa solista: “Animales de poder”. Una serie inspirada en animales de poder de latinoamérica que retoma un poco la cosmovisión de los pueblos originarios acerca del poder sagrado de los animales. Forman parte de lo que va a ser un audiovisual y un libro de partituras que se va a implementar en los conservatorios del país y en festivales. Un trabajo que realiza junto a la artista Mara Diniello. 

María Suárez encontró en el Valle su lugar en el mundo, rodeada de naturaleza, paisajes, de la tierra y de historias ancestrales que la inspiran. "Nunca soñé irme de La Plata, jamás. Amo a mi ciudad, tengo muchos amigos allá y siempre sueño volver a hacer música", concluyó.

La obra de una artista platense sonará en las orquestas juveniles de Iberoamérica
Qué Hago

La obra de una artista platense sonará en las orquestas juveniles de Iberoamérica

María Suárez ganó el premio “Compositoras Iberoamericanas 2020” con la obra Kushe Papai que se estrenará el año que viene.

30 de noviembre de 2020

María Suárez es compositora, cantante y guitarrista platense radicada desde hace varios años en la provincia de Neuquén donde lleva adelante una exitosa carrera musical que también alterna con la docencia. Con una gran historia de estudios y proyectos en el universo de la música María acaba de recibir un importante premio que ubica su obra en las orquestas juveniles de toda ibaroamerica. Un trabajo que habla de las tradiciones y de nuestra tierra.

“Kushe Papai”, fue elegida por un jurado Internacional que le otorgó el Premio Concurso Composición Iberorquestas Juveniles “Compositoras Iberoamericanas 2020”, entre 27 participantes. Cada año, Iberorquestas Juveniles, un programa de cooperación técnica y financiera del que participan 12 países, lanza su concurso de composición sinfónico-coral, que tiene como objetivo la realización de obras adecuadas para ser interpretadas por agrupaciones musicales infantiles y juveniles en Iberoamérica.

El término “Kushe Papai” se utiliza para referirse a una “abuelita” en “mapuzungun” que es el idioma mapuche, cuenta María. “La obra es un homenaje a las abuelas, a aquellas mujeres que nos han dejado su valioso legado y que son una parte fundante de nuestra identidad. Se retoma la cosmovisión del pueblo mapuche en la mirada sagrada hacia los ancestros, el valor de las ceremonias que aún perduran, la naturaleza y su relación con los seres que la habitamos” explica y agrega que los motivos musicales principales y los ritmos utilizados están inspirados en la música mapuche.

La obra, que espera su estreno en el 2021, es el producto de una investigación profunda y respetuosa dice María, que la llevo a trabajar con una comunidad Mapuche. “Hice varias entrevistas la idea era llevar un mensaje de las mujeres mapuches. Yo vivo en esta región, y quería llevar un mensaje que tuviera que ver con lo que las mujeres quieren decir, sobre todo porque el concurso se trataba de mujeres compositoras. Entonces, yo quería reivindicar un poco mi ser mujer, también”, dijo.

“Kushe Papai” está dividida en cinco momentos y uno de ellos destaca la artista, fue el más arriesgado para presentar al jurado: “Las voces de los niños que le cantan a sus abuelas. Esto fue toda una jugada para mí porque busque transmitir el sentido ceremonial realmente: es el bombo sinfónico y las voces cantando. Nunca escuche una obra orquestal en un contexto de concierto en donde una obra termine de esta manera. Como si fuera una ceremonia” detallala la artista que se jugo por una apuesta estética que el jurado destacó en la devolución. "A veces les encanta y a veces no. Nunca se sabe. En este caso tuve suerte de haber sido seleccionada y poder llevar este mensaje. La gente está muy emocionada porque vemos una esperanza de poder llevar la obra o el mensaje de la obra a otros lugares”.

Desde muy chica, Maria encontró su vocación en la música y desde entonces no paró: a los siete años cantaba, a los 9 ya tocaba la guitarra y a los 10 entró en el Conservatorio Gilardo Gilardi. Después, continuó en Bachillerato de Bellas Artes y continuó en la Facultad de Bellas Artes de la UNLP donde realizó la carrera de composición. Siempre con trabajos en paralelo que la llevaron a transitar la música popular, circuitos de jazz, música brasilera y un poco de folclore. “Después de varios años ahora estoy como sintiendo que estoy sintetizando esos saberes que fui como recogiendo un poco de la academia y un poco por fuera, en el sentido de que la música que yo hago esta muchas veces atravesada por esas vivencias que he ido teniendo”, reflexiona María.

“La verdad es que cuando recibí el premio me emocione mucho, no por el premio sino porque lo sentí como un reconocimiento del laburo. Las horas que paso acá adentro trabajando, el compromiso que le pongo es enorme y eso fue lo que más me emociono, decir que bueno que esto se vea”, expresó María que lleva editados el disco solista “Rio Madre” y "Fabulario", además de un disco a dúo, "Respira Luz" y en trio, "Brasilería".

El 2021 también estrenará la opera “Secretos del árbol”, con la Filarmónica de Rio Negro. La obra es el resultado de dos becas que ganó del Fondo Nacional de las Artes, una a la creación y otra a la formación. Una historia de amor que trabaja sobre la temática de la discapacidad desde una mirada adulta y sin golpes bajos.


La compositora trabaja actualmente en varios proyectos entre los que destaca las obras para arpa solista: “Animales de poder”. Una serie inspirada en animales de poder de latinoamérica que retoma un poco la cosmovisión de los pueblos originarios acerca del poder sagrado de los animales. Forman parte de lo que va a ser un audiovisual y un libro de partituras que se va a implementar en los conservatorios del país y en festivales. Un trabajo que realiza junto a la artista Mara Diniello. 

María Suárez encontró en el Valle su lugar en el mundo, rodeada de naturaleza, paisajes, de la tierra y de historias ancestrales que la inspiran. "Nunca soñé irme de La Plata, jamás. Amo a mi ciudad, tengo muchos amigos allá y siempre sueño volver a hacer música", concluyó.

COMENTARIOS

María Suárez ganó el premio “Compositoras Iberoamericanas 2020” con la obra Kushe Papai que se estrenará el año que viene.