Cambios en la Policía tensionan aún más la relación de Garro con la Provincia | 0221
0221
0221

Cambios en la Policía tensionan aún más la relación de Garro con la Provincia

El ministro de Seguridad decidió desplazar al titular de la Departamental La Plata y al jefe de la Policía Local. Habían sido recomendados por el Intendente.

La decisión del Ministro de Seguridad bonaerense Sergio Berni de remover a la cúpula policial con jurisdicción en La Plata generó un profundo malestar en la Municipalidad, donde consideran que los movimientos, que afectan a doce jefes policiales, tiene un trasfondo político, vinculado con tensiones que vienen creciendo en las últimas semanas, por la asignación de fondos para el funcionamiento del área en los Municipio.

Los casos más significativos son los de quienes hasta hoy fueron jefe de la Departamental La Plata y jefe de lo que fuera la Policía Local, Sebastián Martínez Pass y Pablo Moracca. Ambos efectivos habían sido recomendados por el intendente Julio Garro y este miércoles fueron removidos sin notificación previa ni posterior al jefe comunal.

La decisión de Berni es reemplazar a Martínez Pass con Gustavo Martín Novelino, quien estaba a cargo de la superintendencia del crimen organizado. En tanto que Juan Luis Muñoz quedará a cargo de la Policía Local. Esos movimientos, que incluyen el pase de los desplazados a cargos inferiores (Martinez Pass y Moracca recalan en la Superintendencia de la Región Capital) implican otra serie de cambios que afectan a 12 puestos claves dentro de la estructura.

Las novedades cayeron por sorpresa en el palacio de calle 12 desde donde hablaron de una "decisión imprevista e intempestiva". Y la vincularon con motivaciones políticas, relacionadas con los reclamos que viene realizando Garro con otros intendentes de Juntos por el Cambio para que el gobernador Axel Kicillof distribuya entre los municipios los fondos destinados a seguridad que remitió el gobierno nacional. Según calculan en la Intendencia, a la capital bonaerense le corresponderían unos 400 millones de pesos.

Voceros municipales consultados por 0221.com.ar se mostraron sorprendidos y molestos por la decisión de Berni, uno de los funcionarios policiales con el que habían logrado coordinar gestiones conjuntas hasta hace pocas semanas. Consideraron que el descabezamiento de la cúpula policial platense implica una virtual desintegración de la mesa de trabajo que venían manteniendo semanalmente las autoridades de ambos distritos en materia de seguridad.

"Si después del último encuentro que fue el jueves pasado nos enteramos de esta decisión directamente con la publicación de la resolución, evidentemente es imposible la continuidad", dijeron. En esa mesa se evaluaba el mapa del delito y se definían líneas de acción para prevenir y atacar las zonas más conflictivas.

 

Según trascendió, Garro no estaba enterado de los movimientos y quien lo notificó fue su secretario de Seguridad Darío Ganduglia, quien a su vez se enteró al ver la resolución ya publicada. En tanto, en contacto con 0221.com.ar, el ahora ex jefe de la Departamental confirmó que su salida fue "una decisión ministerial".

En La Plata no encuentran una razón "atendible" que fundamente la decisión de Berni. "No hubo ningún episodio que pudiera justificar en esta resolución ni variables estadísticas que indicaran un déficit", dijeron desde la Comuna. Desde el área de Seguridad agregaron incluso que hubo una buena coordinación. “La estación de policía ha tenido un comportamiento impecable. En lo que va del año tuvimos 186 intentos usurpaciones, todos fueron desarticulados”, mencionaron como ejemplo.

 

No obstante, desde hace varias semanas hubo una escalada de episodios que tensaron la relación. El pedido de La Plata para que se utilicen pistolas Taser en nuestra ciudad fue uno de los elementos, pero también el reclamo de las autoridades platenses por la exclusión de la ciudad en el plan de seguridad anunciado por el gobernador.

Finalmente se profundizó con el planteo de Garro y otros intendentes para que la Provincia asigne, en base a los criterios del CUD (Coeficiente Único de Distribución) las partidas del Fondo de Seguridad que giró la Nación. Según los cálculos realizados en calle 12 a La Plata le corresponderían unos 400 millones de pesos. Ese malestar es general entre los intendentes de Juntos por el Cambio y explotó hace una semana en una fuerte discusión entre el Berni y el intendente de Vicente López Jorge Macri por ese tema.

 

Cambios en la Policía tensionan aún más la relación de Garro con la Provincia
Malestar

Cambios en la Policía tensionan aún más la relación de Garro con la Provincia

El ministro de Seguridad decidió desplazar al titular de la Departamental La Plata y al jefe de la Policía Local. Habían sido recomendados por el Intendente.

25 de noviembre de 2020

La decisión del Ministro de Seguridad bonaerense Sergio Berni de remover a la cúpula policial con jurisdicción en La Plata generó un profundo malestar en la Municipalidad, donde consideran que los movimientos, que afectan a doce jefes policiales, tiene un trasfondo político, vinculado con tensiones que vienen creciendo en las últimas semanas, por la asignación de fondos para el funcionamiento del área en los Municipio.

Los casos más significativos son los de quienes hasta hoy fueron jefe de la Departamental La Plata y jefe de lo que fuera la Policía Local, Sebastián Martínez Pass y Pablo Moracca. Ambos efectivos habían sido recomendados por el intendente Julio Garro y este miércoles fueron removidos sin notificación previa ni posterior al jefe comunal.

La decisión de Berni es reemplazar a Martínez Pass con Gustavo Martín Novelino, quien estaba a cargo de la superintendencia del crimen organizado. En tanto que Juan Luis Muñoz quedará a cargo de la Policía Local. Esos movimientos, que incluyen el pase de los desplazados a cargos inferiores (Martinez Pass y Moracca recalan en la Superintendencia de la Región Capital) implican otra serie de cambios que afectan a 12 puestos claves dentro de la estructura.

Las novedades cayeron por sorpresa en el palacio de calle 12 desde donde hablaron de una "decisión imprevista e intempestiva". Y la vincularon con motivaciones políticas, relacionadas con los reclamos que viene realizando Garro con otros intendentes de Juntos por el Cambio para que el gobernador Axel Kicillof distribuya entre los municipios los fondos destinados a seguridad que remitió el gobierno nacional. Según calculan en la Intendencia, a la capital bonaerense le corresponderían unos 400 millones de pesos.

Voceros municipales consultados por 0221.com.ar se mostraron sorprendidos y molestos por la decisión de Berni, uno de los funcionarios policiales con el que habían logrado coordinar gestiones conjuntas hasta hace pocas semanas. Consideraron que el descabezamiento de la cúpula policial platense implica una virtual desintegración de la mesa de trabajo que venían manteniendo semanalmente las autoridades de ambos distritos en materia de seguridad.

"Si después del último encuentro que fue el jueves pasado nos enteramos de esta decisión directamente con la publicación de la resolución, evidentemente es imposible la continuidad", dijeron. En esa mesa se evaluaba el mapa del delito y se definían líneas de acción para prevenir y atacar las zonas más conflictivas.

 

Según trascendió, Garro no estaba enterado de los movimientos y quien lo notificó fue su secretario de Seguridad Darío Ganduglia, quien a su vez se enteró al ver la resolución ya publicada. En tanto, en contacto con 0221.com.ar, el ahora ex jefe de la Departamental confirmó que su salida fue "una decisión ministerial".

En La Plata no encuentran una razón "atendible" que fundamente la decisión de Berni. "No hubo ningún episodio que pudiera justificar en esta resolución ni variables estadísticas que indicaran un déficit", dijeron desde la Comuna. Desde el área de Seguridad agregaron incluso que hubo una buena coordinación. “La estación de policía ha tenido un comportamiento impecable. En lo que va del año tuvimos 186 intentos usurpaciones, todos fueron desarticulados”, mencionaron como ejemplo.

 

No obstante, desde hace varias semanas hubo una escalada de episodios que tensaron la relación. El pedido de La Plata para que se utilicen pistolas Taser en nuestra ciudad fue uno de los elementos, pero también el reclamo de las autoridades platenses por la exclusión de la ciudad en el plan de seguridad anunciado por el gobernador.

Finalmente se profundizó con el planteo de Garro y otros intendentes para que la Provincia asigne, en base a los criterios del CUD (Coeficiente Único de Distribución) las partidas del Fondo de Seguridad que giró la Nación. Según los cálculos realizados en calle 12 a La Plata le corresponderían unos 400 millones de pesos. Ese malestar es general entre los intendentes de Juntos por el Cambio y explotó hace una semana en una fuerte discusión entre el Berni y el intendente de Vicente López Jorge Macri por ese tema.

 

COMENTARIOS

El ministro de Seguridad decidió desplazar al titular de la Departamental La Plata y al jefe de la Policía Local. Habían sido recomendados por el Intendente.