sábado 15 de junio de 2024

Fue al cementerio a visitar la tumba de su bebé muerto y descubrió que no estaba el cuerpo

Todo sucedió en el cementerio La Piedad en la ciudad de Posadas. "Ellos sacaron y tiraron al angelito en algún lado", aseguró su papá.

--:--

La conmocionante escena fue descubierta por la mamá del pequeño, fallecido hace 17 años; y es que cuando llegó al cementerio el pasado 2 de noviembre, el Día de los Fieles Difuntos en el calendario cristiano; descubrió que la tumba de su hijo ya no estaba. La mujer llamó enseguida a su exesposo y le contó lo que sucedía en el cementerio La Piedad, de la capital provincial de Misiones; y el hombre no tardó en contar lo ocurrido.

El hombre no tardó en dirigirse al lugar y comprobar él mismo lo que la mujer había denunciado y, según confió al diario Primera Edición la reacción de las autoridades dejó mucho que desear: le dijeron que se habían equivocado de parcela y que la tumba excavada era la que estaba junto a la de su bebé, pero el carpintero misionero le insistió que era esa y cuando el personal del cementerio fue hasta el lugar y removió la parcela que creían era del nene descubriero nque allí tampoco había nada.

"Cuando llegué al cementerio, los encargados decían que la tumba estaba al lado, que no habían tocado la de mi hijo. Desde el 2003 que voy a poner una vela y rezarle a mi hijo, cómo no voy a saber cuál es su lápida si la armamos nosotros", se preguntó indignado Rogelio Antonio Ríos (54) y agregó: "Ninguna explicación era creíble. Es más, excavaron al lado donde decían y no hallaron nada, ni cajón, ni ropa, restos del cuerpo, nada. Ellos sacaron y tiraron al angelito en algún lado. No sé ahora dónde vamos a ir a rezarle a nuestro hijo".

Como las respuestas no llegaba, Ríos realizó una denuncia en la comisaría Segunda de Posadas y entonces agentes policiales, personal de bomberos y hasta de la división de Cibercrimen llegaron al lugar para realizar las pericias necesarias y recolectar equipos y documentos de la administración del cementerio, para intentar esclarecer lo sucedido.

"Espero que no haya sido un show montado ese procedimiento. Ya escuché casos de otras familias que perdieron los restos de sus seres queridos porque los exhuman de esta manera. A nosotros no nos avisaron que iban a excavar. Y ocurrió en septiembre, según me dijeron el lunes. El dolor que uno transita es fuerte, no se puede tomar con liviandad", se lamentó Rogelio y explicó además que no tenían "ninguna deuda con el cementerio y, además, los cuerpos de angelitos no se exhuman por falta de pago".

Todavía angustiado contó además que las autoridades del cementerio nunca le pidieron disculpas y ni siquiera reconocieron el error. "Lo único claro es que hicieron un hueco nuevo y más profundo y tiraron a mi hijito, para dejar lugar para enterrar a otro cuerpo", cerró el papá.

Dejá tu comentario

Las más leídas

Te puede interesar