Comerciantes de City Bell celebraron la peatonal pero pidieron más medidas de reactivación | 0221
0221
Comerciantes de City Bell celebraron la peatonal pero pidieron más medidas de reactivación
Consumo en pandemia

Comerciantes de City Bell celebraron la peatonal pero pidieron más medidas de reactivación

Martín Bizet, gerente de la Cámara de Comercio de City Bell, destacó la medida pero aseguró que aún faltan disposiciones para reactivar el consumo.

20 de octubre de 2020

A pesar de que el aislamiento social, preventivo y obligatorio (ASPO) se sigue flexibilizando, la brecha de consumo todavía no se cierra en comparación a la previa de la pandemia. En ese sentido, el gerente de la Cámara de Comercio de City Bell, Martín Bizet, aseguró que poco a poco el comercio se va recuperando, pero que aún hay mucho camino por recorrer.

"La peatonal fue una experiencia buena, positiva, en una fecha crítica como lo era el Día de la Madre y el clima acompañó. La experiencia fue buena, el comerciante está contento y hay ganas de repetirlo. La reactivación es lenta, igual. La mayoría de los comerciantes reportan una caída fuerte en las ventas, la CAME habla de una caída del 25%, en City Bell no fue tanto pero igual es grande", explicó el empresario al aire de Me levanté cruzado, el programa emitido en La Cielo. 

A título personal, contó que ni si quiera pudo llegar a equiparar con lo que vendió el año pasado, "teniendo en cuenta que tuvimos un 50% de inflación". "En unidades, diría que casi estuve a la mitad de la venta", precisó.

"Después de estos siete meses de inactividad, de los cuales cuatro fueron nulas, el comerciante está un poco más relajado, tranquilo, viviendo con un poco más de optimismo lo que puede llegar a venir. Muchos comerciantes, me incluyo, que pudimos llegar acá sin cerrar nuestros locales, estábamos con mucha dificultad con cómo seguir adelante. Esto es un pequeño lirio que nos permite seguir programando. Tenemos la esperanza de que sea una temporada buena, no creemos que mucha gente pueda veranear y hay muchas quintas (cercanas a City Bell) que se han alquilado", detalló el comerciante.

Consultado por el cierre de locales, Bizet dividió la situación en "tres grupos; uno los que ya cerraron, el otro los que estamos como en mi caso, que pudimos aguantar y negociar los alquileres, pasar la pandemia, pero nos encontramos en una situación de que tenemos que reinvertir y no ha quedado nada, y estamos esperando alguna acción del gobierno que nos permita poder reinvertir en mercadería para nuestros locales. El tercer grupo es el que realmente va a poder seguir adelante. Calculo que va a haber algún cierre más entre los que estamos en el medio. Por suerte Cantilo se va reacomodando, muchos negocios de la periferia se van mudando a los locales vacíos de Cantilo y los locales cerrados se ven más en la periferia. La localidad tuvo más de 140 cierres, en un centro comercial de 560 locales", precisó. Y detalló que los sectores más afectados son los de indumentaria y gastronomía.

"Vemos las peatonales con buenos ojos porque la gastronomía podría, en principio, si se ponen de acuerdo y los gastronómicos lo aceptan, 'ganar' la calle con mesas y eso le devolvería a City Bell ese encanto que siempre tuvo por ser un polo gastronómico. Si la gastronomía no se reactiva, a City Bell le va a costar un poco más", indicó.

El comerciante refirió que hay falta de stock en todos los rubros, "primero por falta de stock, segundo porque el comerciante no ha tenido la capacidad de llenar su local, y tercero por el temor a la poca venta. Todos vienen con pie de plomo porque no saben lo que va a pasar".

Con respecto a los alquileres, Bizet reconoció al ser "un acuerdo entre partes" hay "una variedad de opciones y decisiones grandes; en mi caso no pude conservar mi local de Los Hornos porque no llegué a un acuerdo comercial. En City Bell sí. La mayoría de los comerciantes hemos logrado algunas quitas, del 50 y hasta el 70%, lo que nos permitió tener los locales expectantes a la apertura formal". A partir de septiembre, la mayoría de los comerciantes volvió a pagar la totalidad de lo que indican los contratos.

COMENTARIOS

Martín Bizet, gerente de la Cámara de Comercio de City Bell, destacó la medida pero aseguró que aún faltan disposiciones para reactivar el consumo.
0221

Comerciantes de City Bell celebraron la peatonal pero pidieron más medidas de reactivación

Martín Bizet, gerente de la Cámara de Comercio de City Bell, destacó la medida pero aseguró que aún faltan disposiciones para reactivar el consumo.
Comerciantes de City Bell celebraron la peatonal pero pidieron más medidas de reactivación

A pesar de que el aislamiento social, preventivo y obligatorio (ASPO) se sigue flexibilizando, la brecha de consumo todavía no se cierra en comparación a la previa de la pandemia. En ese sentido, el gerente de la Cámara de Comercio de City Bell, Martín Bizet, aseguró que poco a poco el comercio se va recuperando, pero que aún hay mucho camino por recorrer.

"La peatonal fue una experiencia buena, positiva, en una fecha crítica como lo era el Día de la Madre y el clima acompañó. La experiencia fue buena, el comerciante está contento y hay ganas de repetirlo. La reactivación es lenta, igual. La mayoría de los comerciantes reportan una caída fuerte en las ventas, la CAME habla de una caída del 25%, en City Bell no fue tanto pero igual es grande", explicó el empresario al aire de Me levanté cruzado, el programa emitido en La Cielo. 

A título personal, contó que ni si quiera pudo llegar a equiparar con lo que vendió el año pasado, "teniendo en cuenta que tuvimos un 50% de inflación". "En unidades, diría que casi estuve a la mitad de la venta", precisó.

"Después de estos siete meses de inactividad, de los cuales cuatro fueron nulas, el comerciante está un poco más relajado, tranquilo, viviendo con un poco más de optimismo lo que puede llegar a venir. Muchos comerciantes, me incluyo, que pudimos llegar acá sin cerrar nuestros locales, estábamos con mucha dificultad con cómo seguir adelante. Esto es un pequeño lirio que nos permite seguir programando. Tenemos la esperanza de que sea una temporada buena, no creemos que mucha gente pueda veranear y hay muchas quintas (cercanas a City Bell) que se han alquilado", detalló el comerciante.

Consultado por el cierre de locales, Bizet dividió la situación en "tres grupos; uno los que ya cerraron, el otro los que estamos como en mi caso, que pudimos aguantar y negociar los alquileres, pasar la pandemia, pero nos encontramos en una situación de que tenemos que reinvertir y no ha quedado nada, y estamos esperando alguna acción del gobierno que nos permita poder reinvertir en mercadería para nuestros locales. El tercer grupo es el que realmente va a poder seguir adelante. Calculo que va a haber algún cierre más entre los que estamos en el medio. Por suerte Cantilo se va reacomodando, muchos negocios de la periferia se van mudando a los locales vacíos de Cantilo y los locales cerrados se ven más en la periferia. La localidad tuvo más de 140 cierres, en un centro comercial de 560 locales", precisó. Y detalló que los sectores más afectados son los de indumentaria y gastronomía.

"Vemos las peatonales con buenos ojos porque la gastronomía podría, en principio, si se ponen de acuerdo y los gastronómicos lo aceptan, 'ganar' la calle con mesas y eso le devolvería a City Bell ese encanto que siempre tuvo por ser un polo gastronómico. Si la gastronomía no se reactiva, a City Bell le va a costar un poco más", indicó.

El comerciante refirió que hay falta de stock en todos los rubros, "primero por falta de stock, segundo porque el comerciante no ha tenido la capacidad de llenar su local, y tercero por el temor a la poca venta. Todos vienen con pie de plomo porque no saben lo que va a pasar".

Con respecto a los alquileres, Bizet reconoció al ser "un acuerdo entre partes" hay "una variedad de opciones y decisiones grandes; en mi caso no pude conservar mi local de Los Hornos porque no llegué a un acuerdo comercial. En City Bell sí. La mayoría de los comerciantes hemos logrado algunas quitas, del 50 y hasta el 70%, lo que nos permitió tener los locales expectantes a la apertura formal". A partir de septiembre, la mayoría de los comerciantes volvió a pagar la totalidad de lo que indican los contratos.