Las peatonales vuelven al microcentro platense: así son los protocolos de cuidado | 0221
0221
0221

Las peatonales vuelven al microcentro platense: así son los protocolos de cuidado

El objetivo de la iniciativa es asegurar el distanciamiento social entre los vecinos y apoyar una reactivación comercial, jaqueada por la pandemia.

Este sábado se llevará a cabo la segunda jornada de la prueba piloto para peatonalizar las calles de la ciudad y la ampliación del uso del espacio público para privilegiar la actividad comercial y facilitar el funcionamiento de los sectores gastronómicos. Al igual que el viernes, la iniciativa se desplegará entre las 10 y las 19 horas, en calle 8 de 47 a 51; calle 12 de 55 a 60; Avenida 51 de 4 a 5; y calle Cantilo de Camino Centenario a Plaza Belgrano, en la localidad de City Bell.

Se trata de una prueba piloto que se integra con el Plan Estratégico 2030 y la “Zona 30”, iniciativa que pretende limitar la velocidad de circulación vehicular a 30 km/h en el microcentro platense para generar espacios que permitan la permanencia de vecinos en zonas comerciales, manteniendo el distanciamiento social y las medidas de bioseguridad establecidas para evitar contagios por de COVID-19.

 

“La propuesta apunta a generar más espacio público, que el protagonista sean los peatones, quitando los autos y, en consecuencia, reduciendo la contaminación sonora y ambiental”, explicó la Secretaria de Planeamiento Urbano, María Botta. Al mismo tiempo la funcionaria agregó: “Buscamos establecer macromanzanas, es decir, unir manzanas y generar una peatonalización para garantizar más espacio para los peatones. De este modo es que, junto con Espacios Públicos, planificamos el programa Calles Abiertas”.

En otro orden, el Municipio autorizará a los locales gastronómicos a pedir permisos a sus vecinos para ampliar las mesas y sillas: “Se permitirá a los comercios gastronómicos la posibilidad de gestionar permisos de sus vecinos linderos, para que puedan extender las mesas y sillas para la atención sobre las veredas continúas al local y con eso ganar lugar para los clientes”, indicaron desde la Comuna. Los bares y restaurantes de las zonas mencionadas también podrán solicitar una autorización para utilizar las líneas de estacionamiento de autos, lo que agrandaría el sector de atención y evitaría el cierre de calles.

Para cumplir con esos objetivos y respetar las medidas de cuidado para evitar la propagación del coronavirus los locales deberán respetar el siguiente protocolo:

  • Disposición de una persona cada 2,25 m2.
  • Mantener el distanciamiento de dos metros entre cada comensal.

  • Colocar carteles visibles respecto de la capacidad ocupacional.
  • Garantizar las condiciones de higiene.
  • Contar con habilitación comercial vigente y permiso de uso de la vereda.
  • Cada local deberá evitar la aglomeración de personas dejando una franja de dos metros de ancho a lo largo de todo el frente para la circulación peatonal.

  • Las mesas deberán tener un máximo de cuatro comensales y mantener una separación de dos metros o, en su defecto, se deberán instalar medios físicos de separación (mamparas, tabiques de separación, paneles divisores plenos) de una altura mínima de 1.80 metros.
  • Quienes vayan a utilizar veredas lindantes deberán contar con conformidad por escrito de los propietarios indicando plazo, datos personales, domicilio y partida municipal.
  • Respecto del uso de la calle, no deberá haber paradas de transporte público a menos de 15 metros desde las líneas medianeras del local.
  • El espacio a ocupar en la calle estará definido por un ancho máximo de 2.20 metros desde el cordón de la vereda y el largo en correspondencia con el frente del local.
Las peatonales vuelven al microcentro platense: así son los protocolos de cuidado
Segundo día

Las peatonales vuelven al microcentro platense: así son los protocolos de cuidado

El objetivo de la iniciativa es asegurar el distanciamiento social entre los vecinos y apoyar una reactivación comercial, jaqueada por la pandemia.

17 de octubre de 2020

Este sábado se llevará a cabo la segunda jornada de la prueba piloto para peatonalizar las calles de la ciudad y la ampliación del uso del espacio público para privilegiar la actividad comercial y facilitar el funcionamiento de los sectores gastronómicos. Al igual que el viernes, la iniciativa se desplegará entre las 10 y las 19 horas, en calle 8 de 47 a 51; calle 12 de 55 a 60; Avenida 51 de 4 a 5; y calle Cantilo de Camino Centenario a Plaza Belgrano, en la localidad de City Bell.

Se trata de una prueba piloto que se integra con el Plan Estratégico 2030 y la “Zona 30”, iniciativa que pretende limitar la velocidad de circulación vehicular a 30 km/h en el microcentro platense para generar espacios que permitan la permanencia de vecinos en zonas comerciales, manteniendo el distanciamiento social y las medidas de bioseguridad establecidas para evitar contagios por de COVID-19.

 

“La propuesta apunta a generar más espacio público, que el protagonista sean los peatones, quitando los autos y, en consecuencia, reduciendo la contaminación sonora y ambiental”, explicó la Secretaria de Planeamiento Urbano, María Botta. Al mismo tiempo la funcionaria agregó: “Buscamos establecer macromanzanas, es decir, unir manzanas y generar una peatonalización para garantizar más espacio para los peatones. De este modo es que, junto con Espacios Públicos, planificamos el programa Calles Abiertas”.

En otro orden, el Municipio autorizará a los locales gastronómicos a pedir permisos a sus vecinos para ampliar las mesas y sillas: “Se permitirá a los comercios gastronómicos la posibilidad de gestionar permisos de sus vecinos linderos, para que puedan extender las mesas y sillas para la atención sobre las veredas continúas al local y con eso ganar lugar para los clientes”, indicaron desde la Comuna. Los bares y restaurantes de las zonas mencionadas también podrán solicitar una autorización para utilizar las líneas de estacionamiento de autos, lo que agrandaría el sector de atención y evitaría el cierre de calles.

Para cumplir con esos objetivos y respetar las medidas de cuidado para evitar la propagación del coronavirus los locales deberán respetar el siguiente protocolo:

  • Disposición de una persona cada 2,25 m2.
  • Mantener el distanciamiento de dos metros entre cada comensal.

  • Colocar carteles visibles respecto de la capacidad ocupacional.
  • Garantizar las condiciones de higiene.
  • Contar con habilitación comercial vigente y permiso de uso de la vereda.
  • Cada local deberá evitar la aglomeración de personas dejando una franja de dos metros de ancho a lo largo de todo el frente para la circulación peatonal.

  • Las mesas deberán tener un máximo de cuatro comensales y mantener una separación de dos metros o, en su defecto, se deberán instalar medios físicos de separación (mamparas, tabiques de separación, paneles divisores plenos) de una altura mínima de 1.80 metros.
  • Quienes vayan a utilizar veredas lindantes deberán contar con conformidad por escrito de los propietarios indicando plazo, datos personales, domicilio y partida municipal.
  • Respecto del uso de la calle, no deberá haber paradas de transporte público a menos de 15 metros desde las líneas medianeras del local.
  • El espacio a ocupar en la calle estará definido por un ancho máximo de 2.20 metros desde el cordón de la vereda y el largo en correspondencia con el frente del local.

COMENTARIOS

El objetivo de la iniciativa es asegurar el distanciamiento social entre los vecinos y apoyar una reactivación comercial, jaqueada por la pandemia.