0221
0221

Piden que el juez acusado de abuso sea investigado en otro departamento judicial

El Fiscal General de La Plata pidió que la causa sea investigada en otro departamento judicial. El denunciado ocupó el cargo de Secretario en esa repartición judicial de la que dependen todos los fiscales platenses. La decisión la tomará el Procurador General.

La denuncia que realizó la reconocida perito platense Virgina Creimer contra el juez Juan José de Oliveira a quien acusó de “abuso sexual” tendrá un vuelco trascendente. El Fiscal General de La Plata, Héctor Vogliolo, pidió oficialmente ante la Procuración General bonaerense que el expediente sea investigado por un fiscal de otro Departamento Judicial y que no haya trabajado en La Plata.

Esta novedad es consecuencia de la excusación que planteó el fiscal Marcelo Martini por tener “amistad” con las partes en conflicto, algo que se puede repetir en muchos casos. Creimer y De Oliveira llevan años en funciones dentro del departamento judicial de La Plata y tienen o tuvieron relación de frecuencia y trato con la mayoría de fiscales.

Por ese motivo y para evitar demoras a la espera de que algún fiscal de La Plata se encargue de la investigación, el jefe de los fiscales de La Plata recurrió directamente recurre al jefe de todos los fiscales provinciales, el procurador Julio Marcelo Conte Grand, para que defina finalmente quién realizará la instrucción de la investigación penal.

El padre del acusado es Juan Ángel de Oliveira, el Subprocurador General ante la Suprema Corte de Justicia de la provincia de Buenos Aires y el segundo en la línea de mando del Ministerio Público Fiscal del que dependen los y las fiscales bonaerenses.

Esa situación pone en foco la relación de poder que existe entre el fiscal que resulte designado para la instrucción de la causa con la Procuración General, organismo judicial que Creimer conoce a la perfección. Fue jefa de peritos en los tiempos en que el Ministerio Público Fiscal estaba bajo le férreo mando de María del Carmen Falbo. Así, se puede plantear un conflicto de intereses: un funcionario judicial que tendrá que investigar al hijo juez de uno de sus superiores inmediatos.

Según la denuncia el hecho ocurrió el 3 de enero último, cuando la víctima salió a correr vestida con un top y un short y uno de sus hijos le avisó por teléfono que el automóvil de la familia había sufrido un desperfecto.



La mujer se dirigió al lugar y mientras esperaba la grúa recibió un mensaje por WhatsApp del juez, quien tras enterarse del inconveniente con el auto ofreció llevarla a su casa, a lo que la víctima se negó en varias oportunidades hasta que el hombre dijo que estaba cerca del lugar y pasó por ella.

Luego ambos se trasladaron a la vivienda del magistrado a tomar unos mates, siempre según consta en la denuncia.

Una vez en la casa, hablaron de trabajo y "de pronto cambió la conversación y me empieza a contar que la mujer armó el bolso y se fue (...) y de las amantes que había tenido durante su matrimonio, jactándose -incluso- que había ido al matrimonio de una de ellas con su esposa".



"Acto seguido cambió el lenguaje gestual, se cruzó de pierna y empezó a sonreír sin motivo (...) y me dice ‘te veo sentada enfrente mío con tan poca ropa’, a lo que yo respondí que estaba con la ropa de correr (...) y me dice ‘me generás cosas, mirá cómo me estoy poniendo’", precisó en la denuncia.

La perito se incorporó de su silla para retirarse y en ese momento el hombre la tomó por la cintura, la giró y "empezó a besarme en la boca y en la cara mientras yo trataba de empujarlo y sacármelo de encima".

Según el relato de la mujer, el hombre la arrastraba a una habitación "metiéndome la mano debajo del top sin dejar de manosearme todo el cuerpo, me agarraba los glúteos, de los pechos" y "cuando bajó el bretel me empezó a besar el pecho izquierdo y ahí quedé contra la puerta de entrada a esa habitación, forcejando contra el marco".

“Mientras le decía que no, él se reía y me decía ‘no es no’", tras lo cual la mujer logró soltarse y salió de la casa.

La perito adjuntó a su denuncia informes médicos que constataron lesiones debido al forcejeo y se sometió a una revisión médica en el cuerpo médico legal del gabinete de delitos Sexuales de la DDI.

El Fiscal General de La Plata pidió que la causa sea investigada en otro departamento judicial. El denunciado ocupó el cargo de Secretario en esa repartición judicial de la que dependen todos los fiscales platenses. La decisión la tomará el Procurador General.

15 de enero de 2020

La denuncia que realizó la reconocida perito platense Virgina Creimer contra el juez Juan José de Oliveira a quien acusó de “abuso sexual” tendrá un vuelco trascendente. El Fiscal General de La Plata, Héctor Vogliolo, pidió oficialmente ante la Procuración General bonaerense que el expediente sea investigado por un fiscal de otro Departamento Judicial y que no haya trabajado en La Plata.

Esta novedad es consecuencia de la excusación que planteó el fiscal Marcelo Martini por tener “amistad” con las partes en conflicto, algo que se puede repetir en muchos casos. Creimer y De Oliveira llevan años en funciones dentro del departamento judicial de La Plata y tienen o tuvieron relación de frecuencia y trato con la mayoría de fiscales.

Por ese motivo y para evitar demoras a la espera de que algún fiscal de La Plata se encargue de la investigación, el jefe de los fiscales de La Plata recurrió directamente recurre al jefe de todos los fiscales provinciales, el procurador Julio Marcelo Conte Grand, para que defina finalmente quién realizará la instrucción de la investigación penal.

El padre del acusado es Juan Ángel de Oliveira, el Subprocurador General ante la Suprema Corte de Justicia de la provincia de Buenos Aires y el segundo en la línea de mando del Ministerio Público Fiscal del que dependen los y las fiscales bonaerenses.

Esa situación pone en foco la relación de poder que existe entre el fiscal que resulte designado para la instrucción de la causa con la Procuración General, organismo judicial que Creimer conoce a la perfección. Fue jefa de peritos en los tiempos en que el Ministerio Público Fiscal estaba bajo le férreo mando de María del Carmen Falbo. Así, se puede plantear un conflicto de intereses: un funcionario judicial que tendrá que investigar al hijo juez de uno de sus superiores inmediatos.

Según la denuncia el hecho ocurrió el 3 de enero último, cuando la víctima salió a correr vestida con un top y un short y uno de sus hijos le avisó por teléfono que el automóvil de la familia había sufrido un desperfecto.



La mujer se dirigió al lugar y mientras esperaba la grúa recibió un mensaje por WhatsApp del juez, quien tras enterarse del inconveniente con el auto ofreció llevarla a su casa, a lo que la víctima se negó en varias oportunidades hasta que el hombre dijo que estaba cerca del lugar y pasó por ella.

Luego ambos se trasladaron a la vivienda del magistrado a tomar unos mates, siempre según consta en la denuncia.

Una vez en la casa, hablaron de trabajo y "de pronto cambió la conversación y me empieza a contar que la mujer armó el bolso y se fue (...) y de las amantes que había tenido durante su matrimonio, jactándose -incluso- que había ido al matrimonio de una de ellas con su esposa".



"Acto seguido cambió el lenguaje gestual, se cruzó de pierna y empezó a sonreír sin motivo (...) y me dice ‘te veo sentada enfrente mío con tan poca ropa’, a lo que yo respondí que estaba con la ropa de correr (...) y me dice ‘me generás cosas, mirá cómo me estoy poniendo’", precisó en la denuncia.

La perito se incorporó de su silla para retirarse y en ese momento el hombre la tomó por la cintura, la giró y "empezó a besarme en la boca y en la cara mientras yo trataba de empujarlo y sacármelo de encima".

Según el relato de la mujer, el hombre la arrastraba a una habitación "metiéndome la mano debajo del top sin dejar de manosearme todo el cuerpo, me agarraba los glúteos, de los pechos" y "cuando bajó el bretel me empezó a besar el pecho izquierdo y ahí quedé contra la puerta de entrada a esa habitación, forcejando contra el marco".

“Mientras le decía que no, él se reía y me decía ‘no es no’", tras lo cual la mujer logró soltarse y salió de la casa.

La perito adjuntó a su denuncia informes médicos que constataron lesiones debido al forcejeo y se sometió a una revisión médica en el cuerpo médico legal del gabinete de delitos Sexuales de la DDI.

COMENTARIOS

El Fiscal General de La Plata pidió que la causa sea investigada en otro departamento judicial. El denunciado ocupó el cargo de Secretario en esa repartición judicial de la que dependen todos los fiscales platenses. La decisión la tomará el Procurador General.