0221
0221

Protestas, enfrentamiento y represión en la 9 de Julio: hay manifestantes detenidos

Distintas organizaciones sociales habían anunciado un acampe de 48 horas en reclamo de la emergencia alimentaria. En medio del reclamo, hubo un enfrentamiento con la Policía que usó palos y gases para reprimir. Aun así, los cientos de manfiestantes domirán por la noche en la 9 de Julio. 
 

Una jornada de protesta en la Ciudad de Buenos Aires con el objetivo de que el Gobierno declare la emergencia alimentaria terminó en tensión, enfrentamientos y represión policial. Luego de conocerse que las organizaciones sociales acamparían dos días sobre avenida 9 de Julio, las fuerzas policiales desataron una represión que incluyó gases, palazos y hasta detenciones.

Los manifestantes habían intentado cortar los carriles del Metrobus a la altura de calle Moreno cuando la Policía de la Ciudad intervino, hizo un corral e intentó controlar la situación utilizando gas pimienta. Frente a la escalada de tensión, los agentes avanzaron a los golpes contra los cientos de protestantes. 

Sin embargo, a pesar de la represión, las organizadores ratificaron sus intenciones de continuar con el acampe. Además cuestionaron las detenciones y la presunta maniobra del Gobierno de Mauricio Macri de suspender la línea C de subte, para evitar que lleguen más manifestantes a la concentración de Avenida de Mayo y 9 de Julio.

"Ratificamos la medida que se tomó el fin de semana que, si no había respuesta de parte del Gobierno a los tres puntos, iba a haber acampe. A pesar del dispositivo que armó de cortar el subte y de la presencia policial con una voluntad de represión, nosotros venimos por un reclamo social y queremos una respuesta social", aseguró el referente del Polo Obrero, Eduardo Belliboni, quien también denunció que hubo una "orden política" de reprimir la protesta. 

Distintas organizaciones sociales habían anunciado un acampe de 48 horas en reclamo de la emergencia alimentaria. En medio del reclamo, hubo un enfrentamiento con la Policía que usó palos y gases para reprimir. Aun así, los cientos de manfiestantes domirán por la noche en la 9 de Julio.  

11 de septiembre de 2019

Una jornada de protesta en la Ciudad de Buenos Aires con el objetivo de que el Gobierno declare la emergencia alimentaria terminó en tensión, enfrentamientos y represión policial. Luego de conocerse que las organizaciones sociales acamparían dos días sobre avenida 9 de Julio, las fuerzas policiales desataron una represión que incluyó gases, palazos y hasta detenciones.

Los manifestantes habían intentado cortar los carriles del Metrobus a la altura de calle Moreno cuando la Policía de la Ciudad intervino, hizo un corral e intentó controlar la situación utilizando gas pimienta. Frente a la escalada de tensión, los agentes avanzaron a los golpes contra los cientos de protestantes. 

Sin embargo, a pesar de la represión, las organizadores ratificaron sus intenciones de continuar con el acampe. Además cuestionaron las detenciones y la presunta maniobra del Gobierno de Mauricio Macri de suspender la línea C de subte, para evitar que lleguen más manifestantes a la concentración de Avenida de Mayo y 9 de Julio.

"Ratificamos la medida que se tomó el fin de semana que, si no había respuesta de parte del Gobierno a los tres puntos, iba a haber acampe. A pesar del dispositivo que armó de cortar el subte y de la presencia policial con una voluntad de represión, nosotros venimos por un reclamo social y queremos una respuesta social", aseguró el referente del Polo Obrero, Eduardo Belliboni, quien también denunció que hubo una "orden política" de reprimir la protesta. 

COMENTARIOS

Distintas organizaciones sociales habían anunciado un acampe de 48 horas en reclamo de la emergencia alimentaria. En medio del reclamo, hubo un enfrentamiento con la Policía que usó palos y gases para reprimir. Aun así, los cientos de manfiestantes domirán por la noche en la 9 de Julio.