0221
0221

Tras el caso del falso odontólogo de City Bell, salen a la caza de los "intrusos"

A pocos días del caso que conmocionó a la ciudad y reveló que un hombre atendió durante 14 años sin haberse recibido ni contar con matrícula, los odontólogos lanzaron una campaña para dar caza al intrusismo y los riesgos que supone para la población. Se trata de la práctica ilegal de la profesión, sin las debidas habilitaciones y conocimientos científicos y académicos para poder hacerlo.

"El intrusismo es un delito: solo las y los odontólogos pueden tratar tu boca". Con ese lema, el Consejo Superior del Colegio de Odontólogos de la provincia de Buenos Aires (COSUCOBA) lanzó una campaña para concientizar a la sociedad sobre la existencia del instrusismo en la odontología y los riesgos que ello tiene para su salid. Se trata de la práctica ilegal de esta práctica médica y llega pocos días después del resonante caso de un platense que atendió durante más de 14 años en un consultorio de City Bell, hasta que se descubrió que nunca terminó sus estudios ni contaba con habilitación.

El intrusismo es el ejercicio ilegal de la profesión, sin habilitación ni los conocimientos para ejercerla. En ese marco, el COSUCOBA decidió "poner en marcha esta campaña con el doble propósito de defender los derechos e intereses de las personas matriculadas y velar por la salud bucal de los bonaerenses", contó la titular del organismo, María Fernanda Díaz, ante un auditorio de profesionales, representantes de los distritos provinciales, referentes de asociaciones del sector, representantes del Ministerio de Salud y del ámbito académico y aliados estratégicos.

La campaña fue diseñada como una estrategia integral de sensibilización e información que, además de difundirse por diversas plataformas de comunicación,  contempla la generación de acuerdos estratégicos con distintas organizaciones y referentes del sector de la salud.

Se trata de "poner en alerta a los bonaerenses sobre los peligros que implica para la salud bucodental en particular y la salud en general dejar que un 'intruso' trate su boca", agregó el secretario general del Consejo, Nahuel Busto. En esa línea, añadió que por ello se creó un micrositio con información y hasta un buscador de profesionales, en el que se puede buscar a todos los odontólogos con nombre y apellido y corroborar que se trata de un dentista matriculado.

A pocos días del caso que conmocionó a la ciudad y reveló que un hombre atendió durante 14 años sin haberse recibido ni contar con matrícula, los odontólogos lanzaron una campaña para dar caza al intrusismo y los riesgos que supone para la población. Se trata de la práctica ilegal de la profesión, sin las debidas habilitaciones y conocimientos científicos y académicos para poder hacerlo.

30 de agosto de 2019

"El intrusismo es un delito: solo las y los odontólogos pueden tratar tu boca". Con ese lema, el Consejo Superior del Colegio de Odontólogos de la provincia de Buenos Aires (COSUCOBA) lanzó una campaña para concientizar a la sociedad sobre la existencia del instrusismo en la odontología y los riesgos que ello tiene para su salid. Se trata de la práctica ilegal de esta práctica médica y llega pocos días después del resonante caso de un platense que atendió durante más de 14 años en un consultorio de City Bell, hasta que se descubrió que nunca terminó sus estudios ni contaba con habilitación.

El intrusismo es el ejercicio ilegal de la profesión, sin habilitación ni los conocimientos para ejercerla. En ese marco, el COSUCOBA decidió "poner en marcha esta campaña con el doble propósito de defender los derechos e intereses de las personas matriculadas y velar por la salud bucal de los bonaerenses", contó la titular del organismo, María Fernanda Díaz, ante un auditorio de profesionales, representantes de los distritos provinciales, referentes de asociaciones del sector, representantes del Ministerio de Salud y del ámbito académico y aliados estratégicos.

La campaña fue diseñada como una estrategia integral de sensibilización e información que, además de difundirse por diversas plataformas de comunicación,  contempla la generación de acuerdos estratégicos con distintas organizaciones y referentes del sector de la salud.

Se trata de "poner en alerta a los bonaerenses sobre los peligros que implica para la salud bucodental en particular y la salud en general dejar que un 'intruso' trate su boca", agregó el secretario general del Consejo, Nahuel Busto. En esa línea, añadió que por ello se creó un micrositio con información y hasta un buscador de profesionales, en el que se puede buscar a todos los odontólogos con nombre y apellido y corroborar que se trata de un dentista matriculado.

COMENTARIOS

A pocos días del caso que conmocionó a la ciudad y reveló que un hombre atendió durante 14 años sin haberse recibido ni contar con matrícula, los odontólogos lanzaron una campaña para dar caza al intrusismo y los riesgos que supone para la población. Se trata de la práctica ilegal de la profesión, sin las debidas habilitaciones y conocimientos científicos y académicos para poder hacerlo.