0221
0221

Entraron a robar en la planta de VTV de Berisso y se llevaron 1.800 obleas

Ocurrió el fin de semana pasado pero recién trascendió este viernes. Los delincuentes desactivaron el sistema para ingresar al predio, ubicado en Río de Janeiro entre Carlos Gardel y la Rotonda Favaloro. 

Los delincuentes interrumpieron la energía eléctrica, cortaron cables y esperaron a que la batería de la alarma se quedase sin carga suficiente como para funcionar correctamente. Una vez logrado esto, entraron al galpón berissense, revisaron cajones y oficinas y se llevaron 1.800 obleas, de las que certifican a los conductores que su vehículo está en condiciones para seguir circulando.

Aunque ocurrió el fin de semana pasado, el robo fue descubierto recién el lunes, y dado a conocer el viernes. Según comentó Horacio, jefe de la planta, al diario local El Día, quienes ejecutaron el robo actuaron "en algún momento del domingo o la noche del sábado", ya que ese día el espacio de revisión mecánica "cerró a las 12 del mediodía y no volvió a tener gente hasta el lunes a las 7.30 de la mañana".

"Llegué y estaba la puerta que da a la calle abierta; y adentro, en el edificio, todo desordenado", señaló el hombre y advirtió que en la planta alta "tiraron todo" en busca de las obleas. Además contó que "quisieron abrir la caja fuerte del primer piso, pero al final no pudieron", aunque de todos modos se llevaron 4 mil pesos en efectivo.

El encargado del lugar contó también que hay un importante mercado negro de obleas, que pueden llegar a salir entre 2.500 y 3.000 pesos. "Desde acá denunciamos el número que tiene cada oblea y automáticamente se la da de baja, pero de todas maneras siempre hay alguien que las termina comprando", cerró. 

Ocurrió el fin de semana pasado pero recién trascendió este viernes. Los delincuentes desactivaron el sistema para ingresar al predio, ubicado en Río de Janeiro entre Carlos Gardel y la Rotonda Favaloro. 

02 de agosto de 2019

Los delincuentes interrumpieron la energía eléctrica, cortaron cables y esperaron a que la batería de la alarma se quedase sin carga suficiente como para funcionar correctamente. Una vez logrado esto, entraron al galpón berissense, revisaron cajones y oficinas y se llevaron 1.800 obleas, de las que certifican a los conductores que su vehículo está en condiciones para seguir circulando.

Aunque ocurrió el fin de semana pasado, el robo fue descubierto recién el lunes, y dado a conocer el viernes. Según comentó Horacio, jefe de la planta, al diario local El Día, quienes ejecutaron el robo actuaron "en algún momento del domingo o la noche del sábado", ya que ese día el espacio de revisión mecánica "cerró a las 12 del mediodía y no volvió a tener gente hasta el lunes a las 7.30 de la mañana".

"Llegué y estaba la puerta que da a la calle abierta; y adentro, en el edificio, todo desordenado", señaló el hombre y advirtió que en la planta alta "tiraron todo" en busca de las obleas. Además contó que "quisieron abrir la caja fuerte del primer piso, pero al final no pudieron", aunque de todos modos se llevaron 4 mil pesos en efectivo.

El encargado del lugar contó también que hay un importante mercado negro de obleas, que pueden llegar a salir entre 2.500 y 3.000 pesos. "Desde acá denunciamos el número que tiene cada oblea y automáticamente se la da de baja, pero de todas maneras siempre hay alguien que las termina comprando", cerró. 

COMENTARIOS

Ocurrió el fin de semana pasado pero recién trascendió este viernes. Los delincuentes desactivaron el sistema para ingresar al predio, ubicado en Río de Janeiro entre Carlos Gardel y la Rotonda Favaloro.