0221
0221

Escándalo electoral: por un error del Gobierno se contaron mal los votos en La Plata

Una bochornosa equivocación en la interpretación de la Ley Electoral que rige en el territorio bonaerense causó un insólito error: los porcentajes publicados por la Cámara Nacional Electoral son incorrectos y los porcentajes obtenidos por cada fuerza son mayores de lo que se dio a conocer.

Ya es un escándalo político. Smartmatic, la empresa contratada por el Gobierno nacional para encargarse del recuento provisorio de los votos; y los propios Ejecutivo nacional y provincial cometieron un inusitado error en la interpretación de la Ley N° 14086 que establece, entre otros aspectos, cuáles es el piso de votos necesarios para superar las Primarias Abiertas, Simultáneas y Obligatorias (PASO).

El error es tan insólito como inusitado y se trata de una mala interpretación del Artículo N° 10 de la Norma:

ARTÍCULO 10: Candidatos. Prohibición. Porcentaje mínimo de votos. Quienes se presentaren como candidatos en las elecciones primarias y no resultaren electos no podrán postularse en la elección general. Para poder participar en la elección general, los partidos políticos, agrupaciones municipales, federaciones y alianzas transitorias electorales, deberán obtener como mínimo el uno y medio por ciento (1,5%) de los votos positivos válidamente emitidos, aún en el caso de lista única. Los candidatos electos en la elección primaria no podrán postularse por otras agrupaciones políticas en la elección general. A estos efectos, la Junta Electoral de la Provincia implementará un registro de candidatos de las elecciones primarias.

La Ley establece que en las PASO deberán tenerse en cuenta los "votos positivos válidamente emitidos", lo que excluye de la cuenta los votos en blanco. Los porcentajes presentados durante la noche del domingo y la madrugad del lunes, en tanto, fueron calculados sobre el total de votos válidos emitidos, lo que incluye a esos que deberían haber sido exceptuados.

Aunque ni el Gobierno nacional ni el provincial dieron explicaciones aún sobre lo ocurrido, todo parece indicar que el problema se debe a las sutiles diferencias entre la legislación nacional y la provincial. Mientras la legislación argentina prevé que los porcentajes sean calculados sobre el total de los votos válidos emitidos -lo que incluye los blancos- la de la Provincia de Buenos Aires no lo hace y por ello los resultados provisorios presentados para las categorías de gobernador, legisladores provinciales, intendentes, concejales y consejeros escolares son erróneos.

En La Plata esto significa sutiles diferencias porcentuales. Así, el Frente de Todos cosechó 47,32% de los votos en la ciudad y no 45,2% como se había publicado, mientras que la lista de frentes que superaron las PASO se completa con Juntos por el Cambio, que pasó de 35,34 a 36,95%; Consenso Federal de 6,32 a 6,61%; el Frente de Izquierda y los Trabajadores Unidad del 4,04 al 4,22%; y el Frente NOS que pasó de 1,65 a 1,73%.

A nivel de los candidatos a la Gobernación, en tanto, la fórmula de Axel Kicillof y Verónica Magario se impuso entonces con el 52,53% y no el 49,34% como se había anunciado, frente el dúo oficialista de María Eugenia Vidal y Daniel Salvador que obtuvieron el 34,67% y no el 32,56% como se publicó.

Más allá de lo bochornoso de la falla, el error no tendrá mayores implicancias electorales en La Plata, pero -aunque aún se desconoce si ocurrió- pudiera suceder que alguna fuerza política en alguno de los distritos bonaerenses hubiera quedado al borde de superar las Primarias y que con estos nuevos porcentajes lograra alcanzar el mínimo de 1,5% de los votos necesarios para hacerlo.

EL TEXTO DE LA LEY

Una bochornosa equivocación en la interpretación de la Ley Electoral que rige en el territorio bonaerense causó un insólito error: los porcentajes publicados por la Cámara Nacional Electoral son incorrectos y los porcentajes obtenidos por cada fuerza son mayores de lo que se dio a conocer.

13 de agosto de 2019

Ya es un escándalo político. Smartmatic, la empresa contratada por el Gobierno nacional para encargarse del recuento provisorio de los votos; y los propios Ejecutivo nacional y provincial cometieron un inusitado error en la interpretación de la Ley N° 14086 que establece, entre otros aspectos, cuáles es el piso de votos necesarios para superar las Primarias Abiertas, Simultáneas y Obligatorias (PASO).

El error es tan insólito como inusitado y se trata de una mala interpretación del Artículo N° 10 de la Norma:

ARTÍCULO 10: Candidatos. Prohibición. Porcentaje mínimo de votos. Quienes se presentaren como candidatos en las elecciones primarias y no resultaren electos no podrán postularse en la elección general. Para poder participar en la elección general, los partidos políticos, agrupaciones municipales, federaciones y alianzas transitorias electorales, deberán obtener como mínimo el uno y medio por ciento (1,5%) de los votos positivos válidamente emitidos, aún en el caso de lista única. Los candidatos electos en la elección primaria no podrán postularse por otras agrupaciones políticas en la elección general. A estos efectos, la Junta Electoral de la Provincia implementará un registro de candidatos de las elecciones primarias.

La Ley establece que en las PASO deberán tenerse en cuenta los "votos positivos válidamente emitidos", lo que excluye de la cuenta los votos en blanco. Los porcentajes presentados durante la noche del domingo y la madrugad del lunes, en tanto, fueron calculados sobre el total de votos válidos emitidos, lo que incluye a esos que deberían haber sido exceptuados.

Aunque ni el Gobierno nacional ni el provincial dieron explicaciones aún sobre lo ocurrido, todo parece indicar que el problema se debe a las sutiles diferencias entre la legislación nacional y la provincial. Mientras la legislación argentina prevé que los porcentajes sean calculados sobre el total de los votos válidos emitidos -lo que incluye los blancos- la de la Provincia de Buenos Aires no lo hace y por ello los resultados provisorios presentados para las categorías de gobernador, legisladores provinciales, intendentes, concejales y consejeros escolares son erróneos.

En La Plata esto significa sutiles diferencias porcentuales. Así, el Frente de Todos cosechó 47,32% de los votos en la ciudad y no 45,2% como se había publicado, mientras que la lista de frentes que superaron las PASO se completa con Juntos por el Cambio, que pasó de 35,34 a 36,95%; Consenso Federal de 6,32 a 6,61%; el Frente de Izquierda y los Trabajadores Unidad del 4,04 al 4,22%; y el Frente NOS que pasó de 1,65 a 1,73%.

A nivel de los candidatos a la Gobernación, en tanto, la fórmula de Axel Kicillof y Verónica Magario se impuso entonces con el 52,53% y no el 49,34% como se había anunciado, frente el dúo oficialista de María Eugenia Vidal y Daniel Salvador que obtuvieron el 34,67% y no el 32,56% como se publicó.

Más allá de lo bochornoso de la falla, el error no tendrá mayores implicancias electorales en La Plata, pero -aunque aún se desconoce si ocurrió- pudiera suceder que alguna fuerza política en alguno de los distritos bonaerenses hubiera quedado al borde de superar las Primarias y que con estos nuevos porcentajes lograra alcanzar el mínimo de 1,5% de los votos necesarios para hacerlo.

EL TEXTO DE LA LEY

COMENTARIOS

Una bochornosa equivocación en la interpretación de la Ley Electoral que rige en el territorio bonaerense causó un insólito error: los porcentajes publicados por la Cámara Nacional Electoral son incorrectos y los porcentajes obtenidos por cada fuerza son mayores de lo que se dio a conocer.