En plenos cortes de luz, recomiendan qué hacer y qué no si quedás atrapado en un ascensor
0221
0221

En plenos cortes de luz, recomiendan qué hacer y qué no si quedás atrapado en un ascensor

Luego de todos los episodios que se vienen repitiendo en La Plata y la región con respecto a la interrupción del servicio eléctrico, la cámara que nuclea a las empresas de elevadores compartió una serie de consejos. "Por ningún motivo se debe intentar salir por los propios medios”, dijeron por ejemplo.

Quedar atrapado en un ascensor puede resultar muy traumático: a veces el episodio dura varias horas. A la sensación desagradable de estar encerrado en una cabina estrecha que se encuentra levitando, se suman los casos de personas con miedo a las alturas, sensación de impotencia y claustrofobia. En el marco de los reiterados cortes de luz que sufren los vecinos de la ciudad, especialistas indicaron qué hacer en caso de sufrir este percance.

Desde FACARA, que es una entidad sin fines de lucro que reúne a cámaras y asociaciones de empresas dedicadas a la fabricación, instalación y conservación de elementos utilizados en el transporte vertical de personas y objetos, brindaron datos útiles para sobrellevar una situación así, ya que tanto los cortes de luz como la baja tensión provocan que los ascensores queden fuera de servicio, por lo que es común que una o varias personas se queden encerradas.

En este sentido, el ingeniero Norberto Rinaldi explicó que “uno de los problemas más frecuentes es la falta de comunicación en el interior del equipo y la oscuridad por el corte de energía, además de la falta de señal para comunicarse con el exterior”.

Uno de los mitos que derribó el especialista fue el de la fuga de aire. “La estética metálica y fría del ascensor hace creer que el aire es limitado y se va a agotar rápidamente, pero para la tranquilidad del usuario esto no es cierto, ya que los ascensores poseen sus propias rejillas de ventilación e infinidad de hendijas por donde penetra el aire desde el exterior”, destacó el miembro del Comité Permanente de Seguridad.

Otro de los grandes temores de los usuarios es que el ascensor se pueda caer. Sobre esto, el informe detalla que, cuando el ascensor sufre un desperfecto sea cual fuere el motivo, se activan dispositivos de seguridad de bloqueo y frenado automático que impiden que el ascensor se mueva. A estos dispositivos se los denomina “paracaídas” y cabe destacar que todos estos elementos deben estar certificados bajo normas y que la empresa instaladora debe entregarlos correspondientemente luego de su instalación.

Uno de los puntos claves del informe tiene que ver con qué hacer cuando el ascensor se detiene. En esa línea, la directiva es firme: “nunca se debe intentar salir por los propios medios”.

Así lo detalló otro de los especialistas y miembro del Comité Permanente de Seguridad, Eduardo Padulo, quien afirmó: “Si el ascensor se detiene, se tiene que llamar al servicio de emergencias de la empresa conservadora y nunca, pero nunca, debe intentar salir por los propios medios, ya que el lugar más seguro para permanecer, en esos casos, es dentro de la cabina, esperando la llegada del personal de auxilio”.

De esta manera, el informe hace un detallado paso a paso de cómo se debe comportar quien está adentro del ascensor y quien está afuera intentando solucionar el problema.

Para la persona que se encuentra intentando ayudar desde afuera, el informe sostiene que no se debe rescatar a los atrapados sino llamar a la empresa conservadora para el auxilio, y mientras esta llega debe intentar calmar a la persona encerrada mediante el diálogo.

A continuación se detalla cómo se debe comportar la persona que se encuentra sin poder salir del elevador:

  • No intentar salir por los propios medios, forzando la puerta, bajo ningún punto de vista.

  • Mantener la calma. Los nervios no solucionan nada y agravan la situación. La ansiedad es contagiosa y mala consejera.

  • Estructurar el tiempo. Es muy importante focalizarse en temas que nos interesan y nos generan placer. La mente necesita pensar y resolver algo agradable, no evocar recuerdos fugaces.

  • Respirar pausado. La respiración diafragmática, que consiste en inspirar profundamente, (empujando el diafragma hacia abajo) y exhalar lentamente, permite disminuir el ritmo cardíaco y respiratorio y restablecer la calma a nivel físico, primero, y luego a nivel emocional.

  • El humor como herramienta. Es el mejor remedio para desdramatizar la situación y no desesperarse. Tener en cuenta que aunque el tiempo parezca interminable, la situación es pasajera y luego se convertirá en una anécdota.

Luego de todos los episodios que se vienen repitiendo en La Plata y la región con respecto a la interrupción del servicio eléctrico, la cámara que nuclea a las empresas de elevadores compartió una serie de consejos. "Por ningún motivo se debe intentar salir por los propios medios”, dijeron por ejemplo.

13 de julio de 2019

Quedar atrapado en un ascensor puede resultar muy traumático: a veces el episodio dura varias horas. A la sensación desagradable de estar encerrado en una cabina estrecha que se encuentra levitando, se suman los casos de personas con miedo a las alturas, sensación de impotencia y claustrofobia. En el marco de los reiterados cortes de luz que sufren los vecinos de la ciudad, especialistas indicaron qué hacer en caso de sufrir este percance.

Desde FACARA, que es una entidad sin fines de lucro que reúne a cámaras y asociaciones de empresas dedicadas a la fabricación, instalación y conservación de elementos utilizados en el transporte vertical de personas y objetos, brindaron datos útiles para sobrellevar una situación así, ya que tanto los cortes de luz como la baja tensión provocan que los ascensores queden fuera de servicio, por lo que es común que una o varias personas se queden encerradas.

En este sentido, el ingeniero Norberto Rinaldi explicó que “uno de los problemas más frecuentes es la falta de comunicación en el interior del equipo y la oscuridad por el corte de energía, además de la falta de señal para comunicarse con el exterior”.

Uno de los mitos que derribó el especialista fue el de la fuga de aire. “La estética metálica y fría del ascensor hace creer que el aire es limitado y se va a agotar rápidamente, pero para la tranquilidad del usuario esto no es cierto, ya que los ascensores poseen sus propias rejillas de ventilación e infinidad de hendijas por donde penetra el aire desde el exterior”, destacó el miembro del Comité Permanente de Seguridad.

Otro de los grandes temores de los usuarios es que el ascensor se pueda caer. Sobre esto, el informe detalla que, cuando el ascensor sufre un desperfecto sea cual fuere el motivo, se activan dispositivos de seguridad de bloqueo y frenado automático que impiden que el ascensor se mueva. A estos dispositivos se los denomina “paracaídas” y cabe destacar que todos estos elementos deben estar certificados bajo normas y que la empresa instaladora debe entregarlos correspondientemente luego de su instalación.

Uno de los puntos claves del informe tiene que ver con qué hacer cuando el ascensor se detiene. En esa línea, la directiva es firme: “nunca se debe intentar salir por los propios medios”.

Así lo detalló otro de los especialistas y miembro del Comité Permanente de Seguridad, Eduardo Padulo, quien afirmó: “Si el ascensor se detiene, se tiene que llamar al servicio de emergencias de la empresa conservadora y nunca, pero nunca, debe intentar salir por los propios medios, ya que el lugar más seguro para permanecer, en esos casos, es dentro de la cabina, esperando la llegada del personal de auxilio”.

De esta manera, el informe hace un detallado paso a paso de cómo se debe comportar quien está adentro del ascensor y quien está afuera intentando solucionar el problema.

Para la persona que se encuentra intentando ayudar desde afuera, el informe sostiene que no se debe rescatar a los atrapados sino llamar a la empresa conservadora para el auxilio, y mientras esta llega debe intentar calmar a la persona encerrada mediante el diálogo.

A continuación se detalla cómo se debe comportar la persona que se encuentra sin poder salir del elevador:

  • No intentar salir por los propios medios, forzando la puerta, bajo ningún punto de vista.

  • Mantener la calma. Los nervios no solucionan nada y agravan la situación. La ansiedad es contagiosa y mala consejera.

  • Estructurar el tiempo. Es muy importante focalizarse en temas que nos interesan y nos generan placer. La mente necesita pensar y resolver algo agradable, no evocar recuerdos fugaces.

  • Respirar pausado. La respiración diafragmática, que consiste en inspirar profundamente, (empujando el diafragma hacia abajo) y exhalar lentamente, permite disminuir el ritmo cardíaco y respiratorio y restablecer la calma a nivel físico, primero, y luego a nivel emocional.

  • El humor como herramienta. Es el mejor remedio para desdramatizar la situación y no desesperarse. Tener en cuenta que aunque el tiempo parezca interminable, la situación es pasajera y luego se convertirá en una anécdota.

COMENTARIOS