Volvió el frío: ¿qué hay que revisar y cómo para evitar intoxicaciones con gas?
0221
0221

Volvió el frío: ¿qué hay que revisar y cómo para evitar intoxicaciones con dióxido de carbono?

Con las bajas temperaturas también arranca la temporada alta de utilización de sistemas de calefacción en todos los ámbitos. Los especialistas advierten sobre algunos peligros y lanzaron una serie de consejos para evitar intoxicaciones.

Las bajas temperaturas que ya empiezan a azotar a la región, motivan el uso intenso de estufas y otros sistemas de calefacción que permitan soportar el frío, sobre todo en lugares cerrados. Esto obliga a los usuarios a revisar minuciosamente cada una de las estufas o artefactos de ese tipo, que puedan llegar a causar intoxicaciones por monóxido de carbono.

Con el objetivo de prevenir estas situaciones, especialistas municipales recomendaron a la población mantener ventilados los ambientes cerrados, no utilizar hornallas ni hornos para calentarse, corroborar el buen funcionamiento de los sistemas de calefacción, como calentadores, estufas y caloventores; y, a su vez, examinar las salidas al exterior de hornos, calefones, estufas y calderas, para asegurar su permeabilidad y funcionalidad.

Al mismo tiempo, la secretaría de Salud de la Comuna informó que "los síntomas por intoxicaciones con monóxido de carbono pueden ser variables y tienen mayor riesgo los niños pequeños, los adultos mayores, las personas con enfermedades cardíacas o pulmonares, los fumadores y quienes habitan en zonas de gran altitud".

Cabe destacar que el monóxido de carbono se produce por la combustión incompleta del carbono presente en materiales como leña, carbón, gas, kerosene, gasoil, alcohol o nafta. La intoxicación se da cuando éste gas reemplaza al oxígeno en el torrente sanguíneo, generando inconvenientes en el corazón y el cerebro, entre otros órganos vitales.

Dolor de cabeza, náuseas, vómitos, mareos, desmayos, alteraciones visuales, convulsiones y, en otros casos, estado de coma, son específicamente algunos de los síntomas que se pueden reflejar en las personas. “Es muy importante ventilar el ambiente ante cualquier indicio de malestar y recurrir en forma urgente al centro de salud u hospital más cercano”, aseguró Germán Niedfeld, titular del área de Salud del Municipio.

Con las bajas temperaturas también arranca la temporada alta de utilización de sistemas de calefacción en todos los ámbitos. Los especialistas advierten sobre algunos peligros y lanzaron una serie de consejos para evitar intoxicaciones.

22 de mayo de 2019

Las bajas temperaturas que ya empiezan a azotar a la región, motivan el uso intenso de estufas y otros sistemas de calefacción que permitan soportar el frío, sobre todo en lugares cerrados. Esto obliga a los usuarios a revisar minuciosamente cada una de las estufas o artefactos de ese tipo, que puedan llegar a causar intoxicaciones por monóxido de carbono.

Con el objetivo de prevenir estas situaciones, especialistas municipales recomendaron a la población mantener ventilados los ambientes cerrados, no utilizar hornallas ni hornos para calentarse, corroborar el buen funcionamiento de los sistemas de calefacción, como calentadores, estufas y caloventores; y, a su vez, examinar las salidas al exterior de hornos, calefones, estufas y calderas, para asegurar su permeabilidad y funcionalidad.

Al mismo tiempo, la secretaría de Salud de la Comuna informó que "los síntomas por intoxicaciones con monóxido de carbono pueden ser variables y tienen mayor riesgo los niños pequeños, los adultos mayores, las personas con enfermedades cardíacas o pulmonares, los fumadores y quienes habitan en zonas de gran altitud".

Cabe destacar que el monóxido de carbono se produce por la combustión incompleta del carbono presente en materiales como leña, carbón, gas, kerosene, gasoil, alcohol o nafta. La intoxicación se da cuando éste gas reemplaza al oxígeno en el torrente sanguíneo, generando inconvenientes en el corazón y el cerebro, entre otros órganos vitales.

Dolor de cabeza, náuseas, vómitos, mareos, desmayos, alteraciones visuales, convulsiones y, en otros casos, estado de coma, son específicamente algunos de los síntomas que se pueden reflejar en las personas. “Es muy importante ventilar el ambiente ante cualquier indicio de malestar y recurrir en forma urgente al centro de salud u hospital más cercano”, aseguró Germán Niedfeld, titular del área de Salud del Municipio.

COMENTARIOS