0221
0221

Preocupación en Ensenada: pescadores aseguran que hay una "invasión de pirañas"

Son peces de entre 20 y 35 centímetros que se alimentan de insectos, peces muertos, viejos o enfermos, además de cadáveres de mamíferos y aves. Muchos pescadores las han visto en Punta Lara y Berisso durante el último fin de semana.

Las pirañas o palometas son una especie muy común en toda la cuenca del Paraná, donde conviven tres variedades de la misma familia y del mismo género que las pirañas del Amazonas y de otros ríos de Sudamérica; en el Río de La Plata, también suelen verse en verano. Inclusive, en días de altas temperaturas, se han registrado ataques contra bañistas en distintos balnearios de la costanera, aunque se trata de un fenómeno muy poco habitual.

"Fuimos a pescar al murallón el domingo y sacamos más pirañas que pejerreyes. En el Club de Pesca de Punta Lara ya me habían comentado que había una invasión de pirañas, algo que es raro para esta época del año porque son de temperaturas más altas", contó Luis en diálogo con el sitio de noticias Info Blanco Sobre Negro. El hecho causó gran preocupación entre los pescadores, pues no es nada común ver este tipo de peces en esta época del año.

Las tres especies más habituales son la palometa mora (Pygocentrus nattereri); palometa brava (Serrasalmus maculatus) y la palometa amarilla (Serrasalmus marginatus). Son peces de entre 20 y 35 centímetros que se alimentan de insectos, peces muertos, viejos o enfermos, además de cadáveres de mamíferos y aves.

"Es algo raro porque otros años no ocurría, no sabemos a qué se debe, si al cambio climático o incide algún otro factor. Esperemos que cuando caigan las primeras heladas las pirañas se vayan", remarcó el pescador, al tiempo que agregó: "A nosotros nos gusta pescar pejerrey por eso esperamos que baje la temperatura. Solemos embarcarnos en la zona de Playa Bagliardi, en Berisso. Según me comentaron allá está pasando lo mismo, está lleno de pirañas".

Son peces de entre 20 y 35 centímetros que se alimentan de insectos, peces muertos, viejos o enfermos, además de cadáveres de mamíferos y aves. Muchos pescadores las han visto en Punta Lara y Berisso durante el último fin de semana.

21 de mayo de 2019

Las pirañas o palometas son una especie muy común en toda la cuenca del Paraná, donde conviven tres variedades de la misma familia y del mismo género que las pirañas del Amazonas y de otros ríos de Sudamérica; en el Río de La Plata, también suelen verse en verano. Inclusive, en días de altas temperaturas, se han registrado ataques contra bañistas en distintos balnearios de la costanera, aunque se trata de un fenómeno muy poco habitual.

"Fuimos a pescar al murallón el domingo y sacamos más pirañas que pejerreyes. En el Club de Pesca de Punta Lara ya me habían comentado que había una invasión de pirañas, algo que es raro para esta época del año porque son de temperaturas más altas", contó Luis en diálogo con el sitio de noticias Info Blanco Sobre Negro. El hecho causó gran preocupación entre los pescadores, pues no es nada común ver este tipo de peces en esta época del año.

Las tres especies más habituales son la palometa mora (Pygocentrus nattereri); palometa brava (Serrasalmus maculatus) y la palometa amarilla (Serrasalmus marginatus). Son peces de entre 20 y 35 centímetros que se alimentan de insectos, peces muertos, viejos o enfermos, además de cadáveres de mamíferos y aves.

"Es algo raro porque otros años no ocurría, no sabemos a qué se debe, si al cambio climático o incide algún otro factor. Esperemos que cuando caigan las primeras heladas las pirañas se vayan", remarcó el pescador, al tiempo que agregó: "A nosotros nos gusta pescar pejerrey por eso esperamos que baje la temperatura. Solemos embarcarnos en la zona de Playa Bagliardi, en Berisso. Según me comentaron allá está pasando lo mismo, está lleno de pirañas".

COMENTARIOS

Son peces de entre 20 y 35 centímetros que se alimentan de insectos, peces muertos, viejos o enfermos, además de cadáveres de mamíferos y aves. Muchos pescadores las han visto en Punta Lara y Berisso durante el último fin de semana.