0221
0221

De la UNLP a crear butacas 4D: la historia de Lumma, la empresa que ya llegó a EE.UU.

Antonela Salvador, Sebastián Franco y Nicolás Alvarado no pueden ocultar su felicidad: por primera vez una sala 4D E- Motion llegó a La Plata, el lugar que los forjó como profesionales. De la Universidad, a crear una empresa tecnológica con futuro. 

Apasionados por el cine, críticos de su trabajo y con el objetivo de seguir mejorando para crear nuevas experiencias a la hora de ver una película. Esas son las motivaciones que tienen los integrantes de Lumma, quienes pudieron trascender en la industria cinematográfica gracias a sus innovadoras butacas para el sistema 4D E-Motion, las cuales ahora están instaladas en el Cinema City de La Plata. Esta empresa tuvo sus orígenes en la ciudad y muchos de sus recursos humanos se formaron en las aulas de la UNLP. Ahora, su tecnología llamó la atención de estudios más importantes de Los Ángeles, Estados Unidos, y sus productos están en cinco países, con posibilidades concretas de seguir expandiéndose.

Lumma es una empresa que comenzó hace catorce años dedicada en el trabajo de pos producción de las películas. En sus filas cuenta con compositores, cineastas, ingenieros, diseñadores, lo que permitió crear un equipo multidisplinario capaz de crear su propia tecnología.  Durante sus primeros años, los contenidos estaban pensados para parques temáticos o museos, y eran cortos de alta resolución o para formatos en pantalla 360°.

“En ese momento empezaron a sumarse ingenieros y después diseñadores industriales. Cuando sumamos a un ingeniero en sistemas comenzamos con la locura de las butacas que se mueven con efectos. Investigamos, desarrollamos y aplicamos un montón de conocimientos”, contó a 0221.com.ar uno de los fundadores de Lumma, Sebastián Franco. En ese sentido, recordó que la primera versión de los asientos fueron creados en el 2014, con unos asientos de colectivos para un Parque Temático.

Mientras Sebastián habla, tanto Antonela Salvador como Nicolás Alvarado, parte del equipo de sincronización de Lumma, lo miran atentamente y sonríen. Es que después de mucho tiempo, finalmente pudieron cumplir con uno de los objetivos iniciales del emprendimiento: abrir una sala en La Plata.

“Desde la apertura de la primera sala, nosotros teníamos la intención de abrir una sala en La Plata. Trabajamos mucho para lograrlo y estuvieron súper bien las conversaciones con los encargados del Cinema City”, afirmó Salvador. Mientras que Alvarado destacó que los platenses van a tener la posibilidad de encontrarse “con una gama de efectos, eventos y posibilidades que tiene el sistema para realzar la experiencia de la película, inversiva y sentirse realmente dentro de ella”.

¿CÓMO HACER UNA PELÍCULA EN 4D?

El proceso para hacer una película para que sea proyectada en la sala 4D E-Motion es largo pero es el momento en el que el equipo de sincronizadores aporta todos sus conocimientos para crear un producto único y cuidado, tanto para el espectador como el director del film.

Tenemos un equipo de sincronizadores que formaron un criterio junto con los ingenieros. La particularidad que tiene es que todos empezamos de cero a crearlo y, a partir de eso, empezamos a trabajar en la parte artística con el de la parte de ingeniería. De alguna manera, esa fusión ayudaba y creamos una sinergia súper interesante”, explicó Salvador y agregó: “cada vez que nos proponíamos algo había que desarrollarlo. Estas son las cosas que destacamos, es un trabajo permanente y se hace en conjunto”.

Cada vez que los estudios envían una película a Lumma, ellos la reciben con muchas medidas de seguridad para evitar cualquier tipo de filtración de las imágenes. Además de todas estas cuestiones, el equipo tiene que trabajar de una forma muy sutil y detallista para no interferir en la historia del film, es decir, lo que sucede en la pantalla. Por esto motivo, los especialistas ven la producción muchas veces para tratar de hacer una deconstrucción.

 “Cada película es una propuesta diferente y para nosotros es importante crear un vínculo con el material. A partir de ahí, tenés un compromiso muy grande porque colocamos cada uno de los eventos 4D en ese material. La vemos muchas veces hasta que se hace la propuesta final que va a Los Ángeles para ser evaluada”, detalló Alvarado.

En esa ciudad, la cual es reconocida como la meca de la industria, Lumma cuenta con un microcine que tiene las mismas butacas que están instaladas en La Plata y el resto de las salas de Argentina. Además, parte del equipo trabaja en Estados Unidos para seguir preparando nuevas películas y crear efectos para que ir al cine sea una aventura única. Esa que llegó para romper los estereotipos tradicionales y se transformó en una rueda que no para de girar porque continúa trabajando con el objetivo de seguir mejorando.

Nosotros estudiamos cine y también teníamos la duda de qué podía pasar fuera de la pantalla pero la verdad que disfruto mucho del 4D”, aseguró Franco. También comentó que cada vez que escucha críticas con respecto al formato los invita a probarlo porque él también las tenía. “Siento que es algo útil que suma mucha, hay una gama de películas que funcionan muy bien. Por ejemplo, hacer Bohemian Rhapsody fue un desafío grande pero con las vibraciones, el sonido y las luces quedó un producto muy emotivo por la llegada que tenía la música al espectador”.

LA PRIMERA SALA EN LA PLATA

El equipo de Lumma cuenta con 45 personas que aportan todos sus conocimientos para crear esa sinergia que, según cuentan, es una de las claves del éxito que tienen las butacas que se deslizan, vibran, disparan chorros de agua y desprender distintos aromas, de acuerdo a lo que sucede en la pantalla.

Notoriamente contentos por la inauguración en La Plata y en una sala donde ellos mismos vieron decenas de películas, los jóvenes no dejaron ningún detalle librado al azar y crearon un espacio único para los amantes del cine.

Todavía me acuerdo que en esta sala vi Matrix y ahora estamos inaugurándola con la tecnología 4D E-Motion. Siempre me emociono cuando llego a la ciudad, con Nicolás somos de Bahía Blanca pero vivimos doce años acá”, reveló Franco. Por su parte, Salvador también se mostró muy contenta y satisfecha con el trabajo y opinó que “la propuesta va a ser muy bien recibida por el público”.

Para instalarlo su tecnología, Lumma realizó un gran despliegue y quitó la antigua estructura para armar todo un sistema de efectos que va por debajo de la grada. Allí están las conexiones, las mangueras y todo un sistema de cables que van a un equipo central que está ubicado en la sala de proyección. Todo lo que sucede en la pantalla y en las butacas está sincronizado, a tal punto que, cada cuadro tiene su propia información para realizar el movimiento.

Lo cierto es que todos los platenses, sobre todo amantes del cine, pueden acercarse al Cinema City de La Plata para vivir esta aventura y experimentar el 4D E-Motion. Las entradas tienen un costo de $500 y estará la mitad del precio los miércoles.  Según le adelantaron a 0221.com.ar, las próximas que estarán en cartelera serán: Detective Pikachu, Angry Birds, Aladin, Godzilla 2, Toy Story 4, Spiderman, Rápido y Furioso, El Rey León, IT 2, Anabelle 3 y, como frutilla del postre, el estreno de Episodio 9 de Star Wars.

Luego de cumplir el objetivo de abrir una sala en La Plata, Lumma continúa trabajando intensamente para mejorarse película a película. Ahora, sus integrantes sueñan con hacer un film argentino en 4D e, incluso, su propia producción cinematográfica. El estudio que nació en la ciudad también continúa con expansión de sus productos y próximamente estarán en Omán, Panamá y a fines de año en Madrid.

Antonela Salvador, Sebastián Franco y Nicolás Alvarado no pueden ocultar su felicidad: por primera vez una sala 4D E- Motion llegó a La Plata, el lugar que los forjó como profesionales. De la Universidad, a crear una empresa tecnológica con futuro. 

28 de abril de 2019

Apasionados por el cine, críticos de su trabajo y con el objetivo de seguir mejorando para crear nuevas experiencias a la hora de ver una película. Esas son las motivaciones que tienen los integrantes de Lumma, quienes pudieron trascender en la industria cinematográfica gracias a sus innovadoras butacas para el sistema 4D E-Motion, las cuales ahora están instaladas en el Cinema City de La Plata. Esta empresa tuvo sus orígenes en la ciudad y muchos de sus recursos humanos se formaron en las aulas de la UNLP. Ahora, su tecnología llamó la atención de estudios más importantes de Los Ángeles, Estados Unidos, y sus productos están en cinco países, con posibilidades concretas de seguir expandiéndose.

Lumma es una empresa que comenzó hace catorce años dedicada en el trabajo de pos producción de las películas. En sus filas cuenta con compositores, cineastas, ingenieros, diseñadores, lo que permitió crear un equipo multidisplinario capaz de crear su propia tecnología.  Durante sus primeros años, los contenidos estaban pensados para parques temáticos o museos, y eran cortos de alta resolución o para formatos en pantalla 360°.

“En ese momento empezaron a sumarse ingenieros y después diseñadores industriales. Cuando sumamos a un ingeniero en sistemas comenzamos con la locura de las butacas que se mueven con efectos. Investigamos, desarrollamos y aplicamos un montón de conocimientos”, contó a 0221.com.ar uno de los fundadores de Lumma, Sebastián Franco. En ese sentido, recordó que la primera versión de los asientos fueron creados en el 2014, con unos asientos de colectivos para un Parque Temático.

Mientras Sebastián habla, tanto Antonela Salvador como Nicolás Alvarado, parte del equipo de sincronización de Lumma, lo miran atentamente y sonríen. Es que después de mucho tiempo, finalmente pudieron cumplir con uno de los objetivos iniciales del emprendimiento: abrir una sala en La Plata.

“Desde la apertura de la primera sala, nosotros teníamos la intención de abrir una sala en La Plata. Trabajamos mucho para lograrlo y estuvieron súper bien las conversaciones con los encargados del Cinema City”, afirmó Salvador. Mientras que Alvarado destacó que los platenses van a tener la posibilidad de encontrarse “con una gama de efectos, eventos y posibilidades que tiene el sistema para realzar la experiencia de la película, inversiva y sentirse realmente dentro de ella”.

¿CÓMO HACER UNA PELÍCULA EN 4D?

El proceso para hacer una película para que sea proyectada en la sala 4D E-Motion es largo pero es el momento en el que el equipo de sincronizadores aporta todos sus conocimientos para crear un producto único y cuidado, tanto para el espectador como el director del film.

Tenemos un equipo de sincronizadores que formaron un criterio junto con los ingenieros. La particularidad que tiene es que todos empezamos de cero a crearlo y, a partir de eso, empezamos a trabajar en la parte artística con el de la parte de ingeniería. De alguna manera, esa fusión ayudaba y creamos una sinergia súper interesante”, explicó Salvador y agregó: “cada vez que nos proponíamos algo había que desarrollarlo. Estas son las cosas que destacamos, es un trabajo permanente y se hace en conjunto”.

Cada vez que los estudios envían una película a Lumma, ellos la reciben con muchas medidas de seguridad para evitar cualquier tipo de filtración de las imágenes. Además de todas estas cuestiones, el equipo tiene que trabajar de una forma muy sutil y detallista para no interferir en la historia del film, es decir, lo que sucede en la pantalla. Por esto motivo, los especialistas ven la producción muchas veces para tratar de hacer una deconstrucción.

 “Cada película es una propuesta diferente y para nosotros es importante crear un vínculo con el material. A partir de ahí, tenés un compromiso muy grande porque colocamos cada uno de los eventos 4D en ese material. La vemos muchas veces hasta que se hace la propuesta final que va a Los Ángeles para ser evaluada”, detalló Alvarado.

En esa ciudad, la cual es reconocida como la meca de la industria, Lumma cuenta con un microcine que tiene las mismas butacas que están instaladas en La Plata y el resto de las salas de Argentina. Además, parte del equipo trabaja en Estados Unidos para seguir preparando nuevas películas y crear efectos para que ir al cine sea una aventura única. Esa que llegó para romper los estereotipos tradicionales y se transformó en una rueda que no para de girar porque continúa trabajando con el objetivo de seguir mejorando.

Nosotros estudiamos cine y también teníamos la duda de qué podía pasar fuera de la pantalla pero la verdad que disfruto mucho del 4D”, aseguró Franco. También comentó que cada vez que escucha críticas con respecto al formato los invita a probarlo porque él también las tenía. “Siento que es algo útil que suma mucha, hay una gama de películas que funcionan muy bien. Por ejemplo, hacer Bohemian Rhapsody fue un desafío grande pero con las vibraciones, el sonido y las luces quedó un producto muy emotivo por la llegada que tenía la música al espectador”.

LA PRIMERA SALA EN LA PLATA

El equipo de Lumma cuenta con 45 personas que aportan todos sus conocimientos para crear esa sinergia que, según cuentan, es una de las claves del éxito que tienen las butacas que se deslizan, vibran, disparan chorros de agua y desprender distintos aromas, de acuerdo a lo que sucede en la pantalla.

Notoriamente contentos por la inauguración en La Plata y en una sala donde ellos mismos vieron decenas de películas, los jóvenes no dejaron ningún detalle librado al azar y crearon un espacio único para los amantes del cine.

Todavía me acuerdo que en esta sala vi Matrix y ahora estamos inaugurándola con la tecnología 4D E-Motion. Siempre me emociono cuando llego a la ciudad, con Nicolás somos de Bahía Blanca pero vivimos doce años acá”, reveló Franco. Por su parte, Salvador también se mostró muy contenta y satisfecha con el trabajo y opinó que “la propuesta va a ser muy bien recibida por el público”.

Para instalarlo su tecnología, Lumma realizó un gran despliegue y quitó la antigua estructura para armar todo un sistema de efectos que va por debajo de la grada. Allí están las conexiones, las mangueras y todo un sistema de cables que van a un equipo central que está ubicado en la sala de proyección. Todo lo que sucede en la pantalla y en las butacas está sincronizado, a tal punto que, cada cuadro tiene su propia información para realizar el movimiento.

Lo cierto es que todos los platenses, sobre todo amantes del cine, pueden acercarse al Cinema City de La Plata para vivir esta aventura y experimentar el 4D E-Motion. Las entradas tienen un costo de $500 y estará la mitad del precio los miércoles.  Según le adelantaron a 0221.com.ar, las próximas que estarán en cartelera serán: Detective Pikachu, Angry Birds, Aladin, Godzilla 2, Toy Story 4, Spiderman, Rápido y Furioso, El Rey León, IT 2, Anabelle 3 y, como frutilla del postre, el estreno de Episodio 9 de Star Wars.

Luego de cumplir el objetivo de abrir una sala en La Plata, Lumma continúa trabajando intensamente para mejorarse película a película. Ahora, sus integrantes sueñan con hacer un film argentino en 4D e, incluso, su propia producción cinematográfica. El estudio que nació en la ciudad también continúa con expansión de sus productos y próximamente estarán en Omán, Panamá y a fines de año en Madrid.

COMENTARIOS

Antonela Salvador, Sebastián Franco y Nicolás Alvarado no pueden ocultar su felicidad: por primera vez una sala 4D E- Motion llegó a La Plata, el lugar que los forjó como profesionales. De la Universidad, a crear una empresa tecnológica con futuro.