Marcha atrás con el proyecto de la Ruta 6: no pasará por 630 y buscan una nueva vía
0221
0221

Marcha atrás con el proyecto de la Ruta 6: no pasará por 630 y buscan una nueva vía

La iniciativa que era fuertemente resistida por los vecinos de Arana no se llevará a cabo. Este martes se supo que el proyecto fue desestimado y se estudiarán alternativas para que la traza vaya por otro lugar. La UNLP se sumará a la mesa de gestión y hará estudios para elaborar un nuevo proyecto.

Luego de un encuentro entre funcionarios de la Defensoría del Pueblo y de la Dirección de Vialidad provincial, se logró que el proyecto para extender la ruta 6 por la calle 630 vuelva a foja cero. La traza propuesta semanas atrás por el Gobierno bonaerense había generado el descontento de los vecinos de Arana, Parque Sicardi y La Armonía, quienes se presentaron antes las autoridades provinciales para frenar el proyecto.

Los vecinos se organizaron para impulsar el reclamo, que se originó luego de que se dejara de lado el plan original de expandir la ruta hasta la avenida 90 para hacerlo hasta 630, lo que para los habitantes de esa zona implicaría un grave daño en el sector frutihortícola y un gran impacto ecológico.

Sin embargo, tras varias reuniones en las que participaron representes de la Defensoría, Vialidad, el Municipio, concejales y vecinos de la zona, se conformó una mesa de gestión que acordó, finalmente, desestimar la iniciativa que preveía la traza por 630, para generar una nueva de forma consensuada.

Según se informó, además, la Universidad Nacional de La Plata se sumará a la mesa de trabajo y formará parte de la elaboración del proyecto para buscar una traza alternativa, un pedido que inicialmente habían hecho los vecinos.

La UNLP se encargará no solo de realizar los estudios ambientales previos a la construcción de la ruta, sino que también convocará a especialistas de distintas Facultades que estarán en diálogo con los vecinos y evaluarán el impacto social en la zona.

En marzo pasado, el Defensor del Pueblo Guido Lorenzino había recibido a vecinos y concejales, quienes manifestaron su preocupación por el impacto que generaría la ruta en esa zona. Las quejas de los vecinos fueron oídas y ya se trabaja en encontrar una nueva vía para desarrollar el corredor, que será vital para región.

La iniciativa que era fuertemente resistida por los vecinos de Arana no se llevará a cabo. Este martes se supo que el proyecto fue desestimado y se estudiarán alternativas para que la traza vaya por otro lugar. La UNLP se sumará a la mesa de gestión y hará estudios para elaborar un nuevo proyecto.

23 de abril de 2019

Luego de un encuentro entre funcionarios de la Defensoría del Pueblo y de la Dirección de Vialidad provincial, se logró que el proyecto para extender la ruta 6 por la calle 630 vuelva a foja cero. La traza propuesta semanas atrás por el Gobierno bonaerense había generado el descontento de los vecinos de Arana, Parque Sicardi y La Armonía, quienes se presentaron antes las autoridades provinciales para frenar el proyecto.

Los vecinos se organizaron para impulsar el reclamo, que se originó luego de que se dejara de lado el plan original de expandir la ruta hasta la avenida 90 para hacerlo hasta 630, lo que para los habitantes de esa zona implicaría un grave daño en el sector frutihortícola y un gran impacto ecológico.

Sin embargo, tras varias reuniones en las que participaron representes de la Defensoría, Vialidad, el Municipio, concejales y vecinos de la zona, se conformó una mesa de gestión que acordó, finalmente, desestimar la iniciativa que preveía la traza por 630, para generar una nueva de forma consensuada.

Según se informó, además, la Universidad Nacional de La Plata se sumará a la mesa de trabajo y formará parte de la elaboración del proyecto para buscar una traza alternativa, un pedido que inicialmente habían hecho los vecinos.

La UNLP se encargará no solo de realizar los estudios ambientales previos a la construcción de la ruta, sino que también convocará a especialistas de distintas Facultades que estarán en diálogo con los vecinos y evaluarán el impacto social en la zona.

En marzo pasado, el Defensor del Pueblo Guido Lorenzino había recibido a vecinos y concejales, quienes manifestaron su preocupación por el impacto que generaría la ruta en esa zona. Las quejas de los vecinos fueron oídas y ya se trabaja en encontrar una nueva vía para desarrollar el corredor, que será vital para región.

COMENTARIOS