Damonte y la emocionante historia del auto que restauró tras la muerte de su hermano
0221
0221

Damonte y la emocionante historia del auto que restauró tras la muerte de su hermano

El ex jugador de Estudiantes sacó a luz cosas de su pasado y conmovió a todo el mundo del fútbol al contar cómo reacondicionó un Mercedes de 1981, tras el fallecimiento de su hermano. Estaba perdido, lo encontró, luego lo restauró y ahora lo usa para pasear los fines de semana.

Las cosas son invalorables cuando existe un lazo sentimental que te une a ellas. Por eso, para Israel Damonte sería casi imposible ponerle un precio al Mercedes Benz, modelo 1981, que hoy guarda en el garaje de su casa, pero que sin dudas no es solamente un auto. Corría el año 2009, cuando el mediocampista estaba jugando en Grecia y recibió una foto de su hermano David, quien le mostraba orgulloso el clásico automóvil que había adquirido y pensaba poner en condiciones. Esto no pudo ser, ya que tuvo una accidente de tránsito fatal y que cambió la vida de toda la familia.

“Cuando vuelvo a la Argentina le pregunté a uno de mis hermanos, ¿'qué pasó con el Mercedes?' entonces me cuenta que David lo había llevado a un taller de Capital, pero nadie sabía dónde era”, confesó el ex volante de Estudiantes, en una entrevista con el programa El VAR TV, donde hace unos días atrás habló de muchas cosas de su vida que van por fuera del verde césped.

Tras una intensa búsqueda por distintos talleres, Damonte y su familia pudieron encontrar, en la localidad de Almagro, el lugar donde se hallaba el Mercedes color verde, e inmediatamente decidieron poner manos a la obra. “Le contamos al hombre del taller lo que había pasado. Lo tenía a un costado, tapado con una lona. Estuvo ahí entre cuatro y cinco años. Ahí lo recuperamos y lo trajimos para La Plata, donde lo fui restaurando de a poco", explicó el futbolista platinado sobre lo que fue el comienzo de este proceso y hermosa historia.

Con todo el valor sentimental que significaba poner en condiciones el auto, Israel fue disfrutando cada paso de la puesta a punto y acondicionamiento. Una vez que concluyó con esa etapa, el actual volante de Huracán no tuvo mejor idea que utilizar la reliquia en un momento inolvidable para él y su familia: el cumpleños de 15 de su hija. “Hace unos meses pude llevar a Cata a su fiesta de quince en el Mercedes de David y fue tener una parte de él”, expresó Damonte, remarcando ese momento como uno de los más lindos y emocionantes de su vida.

En la actualidad, Israel Damonte mantiene al Mercedes Benz como una de las cosas más preciadas y lo utiliza los fines de semana para pasear y darse el placer de conducir un auto que significa mucho más que eso. "Ese auto tiene un valor sentimental inigualable. A David le hubiera gustado tenerlo como lo tengo yo”, culminó diciendo el hombre surgido de las inferiores pincharratas.

El ex jugador de Estudiantes sacó a luz cosas de su pasado y conmovió a todo el mundo del fútbol al contar cómo reacondicionó un Mercedes de 1981, tras el fallecimiento de su hermano. Estaba perdido, lo encontró, luego lo restauró y ahora lo usa para pasear los fines de semana.

20 de abril de 2019

Las cosas son invalorables cuando existe un lazo sentimental que te une a ellas. Por eso, para Israel Damonte sería casi imposible ponerle un precio al Mercedes Benz, modelo 1981, que hoy guarda en el garaje de su casa, pero que sin dudas no es solamente un auto. Corría el año 2009, cuando el mediocampista estaba jugando en Grecia y recibió una foto de su hermano David, quien le mostraba orgulloso el clásico automóvil que había adquirido y pensaba poner en condiciones. Esto no pudo ser, ya que tuvo una accidente de tránsito fatal y que cambió la vida de toda la familia.

“Cuando vuelvo a la Argentina le pregunté a uno de mis hermanos, ¿'qué pasó con el Mercedes?' entonces me cuenta que David lo había llevado a un taller de Capital, pero nadie sabía dónde era”, confesó el ex volante de Estudiantes, en una entrevista con el programa El VAR TV, donde hace unos días atrás habló de muchas cosas de su vida que van por fuera del verde césped.

Tras una intensa búsqueda por distintos talleres, Damonte y su familia pudieron encontrar, en la localidad de Almagro, el lugar donde se hallaba el Mercedes color verde, e inmediatamente decidieron poner manos a la obra. “Le contamos al hombre del taller lo que había pasado. Lo tenía a un costado, tapado con una lona. Estuvo ahí entre cuatro y cinco años. Ahí lo recuperamos y lo trajimos para La Plata, donde lo fui restaurando de a poco", explicó el futbolista platinado sobre lo que fue el comienzo de este proceso y hermosa historia.

Con todo el valor sentimental que significaba poner en condiciones el auto, Israel fue disfrutando cada paso de la puesta a punto y acondicionamiento. Una vez que concluyó con esa etapa, el actual volante de Huracán no tuvo mejor idea que utilizar la reliquia en un momento inolvidable para él y su familia: el cumpleños de 15 de su hija. “Hace unos meses pude llevar a Cata a su fiesta de quince en el Mercedes de David y fue tener una parte de él”, expresó Damonte, remarcando ese momento como uno de los más lindos y emocionantes de su vida.

En la actualidad, Israel Damonte mantiene al Mercedes Benz como una de las cosas más preciadas y lo utiliza los fines de semana para pasear y darse el placer de conducir un auto que significa mucho más que eso. "Ese auto tiene un valor sentimental inigualable. A David le hubiera gustado tenerlo como lo tengo yo”, culminó diciendo el hombre surgido de las inferiores pincharratas.

COMENTARIOS