Así funciona el club platense en donde más vale pájaro volando que cien en mano
0221
0221

Así funciona el club platense en donde más vale pájaro volando que cien en mano

Nuestra ciudad cuenta desde hace más de una década con un grupo organizado de curiosos que cada 15 días se desconecta de la rutina y sale con binoculares y cámaras a buscar nuevas especies de estos animales. De qué se trata esta actividad que tiene adeptos en todo el país.

La Plata cuenta con un club de observadores de aves y es uno de los más antiguos de los casi 80 que hay en todo el país. Cualquiera puede sumarse y formar parte de las visitas que realiza este grupo de curiosos no solo por la región sino por el resto de la provincia de Buenos Aires. Una vez por año visitan un Parque Nacional y organizan distintas actividades con el único objetivo de disfrutar de los paisajes y la naturaleza contemplando, descubriendo y estudiando la aparición de nuevas especies.

El Club de Observadores de Aves de La Plata es un desprendimiento de una agrupación mayor que se llama Aves Argentinas con sede en Capital Federal y que coordina a todos los grupos del resto del país. El nuestro -uno de los pioneros- fue creado en 2007 y continúa vigente, con reuniones cada dos semanas y un grupo de coordinadores y subcoordinadores que se juntan para programar todas las actividades.

Está integrado por gente totalmente amateur y por profesionales de distintas ramas, entre los que se destacan los biólogos, por ejemplo, solo por nombrar algunos. Al COA local lo mueven y lo llevan adelante un grupo fijo de aproximadamente 40 personas encabezadas por Guillermo Machado, pero que de acuerdo a la actividad puede crecer hasta más de 100. Los curiosos van y vienen todo el tiempo.

Uno de los subcoordinadores y organizadores de las salidas es Osvaldo Freyre, fotógrafo de profesión y apasionado por la observación al aire libre. En diálogo con 0221.com.ar enumeró algunas de las principales características de este peculiar grupo. "Recorremos distintos puntos con diversidad de plantas, que es lo que a su vez hace que haya distinta diversidad de aves; algunos solemos ir con cámaras y los que no se dedican a la fotografía hacen la observación con binoculares, que son indispensables", dijo.

"Siempre aparece algún bicho nuevo. Es más difícil a nivel local, pero cuando hacemos las visitas más largas siempre aparecen cosas raras", comentó con entusiasmo. "Por eso organizamos esos viajes para ver cosas distintas, porque acá ya estamos acostumbrados a las especies que hay", agregó en referencia a las salidas que proyectan para otras zonas más alejadas de los rincones que ya son un clásico para capturar a los pájaros desprevenidos, como el bosque, el parque Pereyra, el Parque Ecológico, la reserva de Punta Lara, la laguna Los Patos y el arroyo Correa.

 

"La organización de las salidas la hacemos por Facebook. Allí hay un grupo que se dedica exclusivamente a coordinar las salidas colectivas que son cada 15 días, o sea 2 por mes. Se hacen salidas locales y algunas otras más alejadas no solo en la región y la provincia, sino en otras partes del país", explicó Freyre. Además de los lugares ya mencionados se planean viajes a Punta Piedras, Punta Indio y algunas reservas naturales de la Provincia.

Lo más ambicioso es el viaje anual que llevan a cabo para realizar la actividad a varios kilómetros de nuestra ciudad: "Una vez por año se hace una salida aún más larga integrada por un exclusivo grupo reducido que somos los más habituales, los que estamos siempre, con el objetivo de recorrer un Parque Nacional. Ya fuimos a Misiones, El Palmar, Jujuy, Los Alerces en el sur y más".

"También solemos dar un curso de observación de aves. Los últimos años lo hemos realizado en la Facultad de Ciencias Naturales, en el marco de la secretaria de extensión de la facultad. Este curso lo venimos realizando desde 2010 hasta la fecha. Ahora estamos por sacar una guía de aves de la ciudad de La Plata que debería salir este año: es un trabajo que venimos realizando desde hace 4 años", contó el observador y además participante del censo mundial de aves acuáticas que se realiza en todo el mundo en el mismo mes, en donde los datos aportados se acumulan para fines científicos por Birdlife International.

 

 

Cada salida dura aproximadamente 4 horas y es totalmente libre y gratuita. Cualquiera puede sumarse. "Los menores tienen que ir con adultos", aclaró Freyre. Es la única salvedad. Y agregó: "Si bien se llama Club de Observadores de Aves no se trata de un club en sí en donde se paga cuota y demás, nada de eso, esto es gratis y cualquiera puede venir".

Nuestra ciudad cuenta desde hace más de una década con un grupo organizado de curiosos que cada 15 días se desconecta de la rutina y sale con binoculares y cámaras a buscar nuevas especies de estos animales. De qué se trata esta actividad que tiene adeptos en todo el país.

14 de abril de 2019

La Plata cuenta con un club de observadores de aves y es uno de los más antiguos de los casi 80 que hay en todo el país. Cualquiera puede sumarse y formar parte de las visitas que realiza este grupo de curiosos no solo por la región sino por el resto de la provincia de Buenos Aires. Una vez por año visitan un Parque Nacional y organizan distintas actividades con el único objetivo de disfrutar de los paisajes y la naturaleza contemplando, descubriendo y estudiando la aparición de nuevas especies.

El Club de Observadores de Aves de La Plata es un desprendimiento de una agrupación mayor que se llama Aves Argentinas con sede en Capital Federal y que coordina a todos los grupos del resto del país. El nuestro -uno de los pioneros- fue creado en 2007 y continúa vigente, con reuniones cada dos semanas y un grupo de coordinadores y subcoordinadores que se juntan para programar todas las actividades.

Está integrado por gente totalmente amateur y por profesionales de distintas ramas, entre los que se destacan los biólogos, por ejemplo, solo por nombrar algunos. Al COA local lo mueven y lo llevan adelante un grupo fijo de aproximadamente 40 personas encabezadas por Guillermo Machado, pero que de acuerdo a la actividad puede crecer hasta más de 100. Los curiosos van y vienen todo el tiempo.

Uno de los subcoordinadores y organizadores de las salidas es Osvaldo Freyre, fotógrafo de profesión y apasionado por la observación al aire libre. En diálogo con 0221.com.ar enumeró algunas de las principales características de este peculiar grupo. "Recorremos distintos puntos con diversidad de plantas, que es lo que a su vez hace que haya distinta diversidad de aves; algunos solemos ir con cámaras y los que no se dedican a la fotografía hacen la observación con binoculares, que son indispensables", dijo.

"Siempre aparece algún bicho nuevo. Es más difícil a nivel local, pero cuando hacemos las visitas más largas siempre aparecen cosas raras", comentó con entusiasmo. "Por eso organizamos esos viajes para ver cosas distintas, porque acá ya estamos acostumbrados a las especies que hay", agregó en referencia a las salidas que proyectan para otras zonas más alejadas de los rincones que ya son un clásico para capturar a los pájaros desprevenidos, como el bosque, el parque Pereyra, el Parque Ecológico, la reserva de Punta Lara, la laguna Los Patos y el arroyo Correa.

 

"La organización de las salidas la hacemos por Facebook. Allí hay un grupo que se dedica exclusivamente a coordinar las salidas colectivas que son cada 15 días, o sea 2 por mes. Se hacen salidas locales y algunas otras más alejadas no solo en la región y la provincia, sino en otras partes del país", explicó Freyre. Además de los lugares ya mencionados se planean viajes a Punta Piedras, Punta Indio y algunas reservas naturales de la Provincia.

Lo más ambicioso es el viaje anual que llevan a cabo para realizar la actividad a varios kilómetros de nuestra ciudad: "Una vez por año se hace una salida aún más larga integrada por un exclusivo grupo reducido que somos los más habituales, los que estamos siempre, con el objetivo de recorrer un Parque Nacional. Ya fuimos a Misiones, El Palmar, Jujuy, Los Alerces en el sur y más".

"También solemos dar un curso de observación de aves. Los últimos años lo hemos realizado en la Facultad de Ciencias Naturales, en el marco de la secretaria de extensión de la facultad. Este curso lo venimos realizando desde 2010 hasta la fecha. Ahora estamos por sacar una guía de aves de la ciudad de La Plata que debería salir este año: es un trabajo que venimos realizando desde hace 4 años", contó el observador y además participante del censo mundial de aves acuáticas que se realiza en todo el mundo en el mismo mes, en donde los datos aportados se acumulan para fines científicos por Birdlife International.

 

 

Cada salida dura aproximadamente 4 horas y es totalmente libre y gratuita. Cualquiera puede sumarse. "Los menores tienen que ir con adultos", aclaró Freyre. Es la única salvedad. Y agregó: "Si bien se llama Club de Observadores de Aves no se trata de un club en sí en donde se paga cuota y demás, nada de eso, esto es gratis y cualquiera puede venir".

COMENTARIOS