0221
0221

Las víctimas del cura Lorenzo apuntaron contra la Jueza y la Fiscal del caso

Los abogados de los denunciantes manifestaron su preocupación por la inacción de la Justicia para detener al ex capellán del Servicio Penitenciario, que ya sumó cinco denuncias por abusos sexuales en su contra. “Cada vez se hace más difícil que puedan hablar porque Lorenzo sigue caminando en la calle entre nosotros”, explicaron.

Los integrantes de la Red de Sobrevivientes de Abuso Eclesiástico brindó una conferencia de prensa en las puertas de Fiscalía, en 7 entre 57 y 58, para dar más detalles del testimonio del hombre de 44 años que declaró ante la fiscal Ana Medina y aseguró que durante su adolescencia fue víctima de abuso sexual por parte del cura Eduardo Lorenzo. El joven declaró este lunes y aseguró que los hechos ocurrieron en la parroquia San José Obrero de Berisso, donde el cura forjó una “amistad” con él.

Esta es la quinta denuncia contra el sacerdote, quien solicitó una licencia y dejó de ejercer su cargo al frente de una parroquia de Gonnet.

Estamos esperando que la jueza Marcela Garmendía es que baje del pedestal y proteja a las víctimas, para dictar la detención de Lorenzo”, señaló Dino Bartoli, abogado y padre de una de las víctimas, en las escalinatas del edificio judicial. En ese sentido, aseguró: “Estamos haciendo todo lo que tenemos a nuestro alcance. Quizás la jueza puede decir las cuestiones y las causas de por qué no detienen a Lorenzo”.

Por su parte, una de las fundadoras de la Red de Sobrevivientes de Abuso Eclesiástico, Viviana Rodríguez, manifestó su preocupación por cómo se está tratando a los denunciantes durante el proceso judicial.  “Me parece que estaría bueno que la jueza y la fiscal reflexionarán porque en esta causa la mirada está demasiado puesta en las victimas. Cada vez se hace más difícil que puedan hablar porque Lorenzo sigue caminando en la calle entre nosotros”, expresó en dialogo con los medios.

Según la declaración de este lunes, los abusos habrían ocurrido entre 1991 y 1992, cuando la víctima tenía apenas 16 años. "Logré tomar la decisión de hablar, nadie me obliga nada, sólo yo me obligo a hablar porque de una vez por todas me quiero sacar toda esta mierda de encima", afirmó el hombre que hoy tiene 44 años y reside en La Plata.

Durante su exposición, el denunciante reveló detalles escalofriantes de cómo era el accionar de Lorenzo. "Me acuerdo que un día me dijo que tenía mucho dolor en las piernas y me pidió que le hiciera masajes en los pies. Accedí porque no le encontraba nada raro. Al tiempo me empezó a decir si podía hacerle masajes en la espalda porque estaba contracturado, me llevó a la habitación de él, tenía una cama grande y me dijo que iba a ser mejor que me subiese arriba de él. Me pongo un poquito más arriba de sus rodillas, después me pide que me ponga más arriba porque le hacía mal a las piernas. Estuve 10 minutos y me fui. Así, se repetía varias veces", contó.

EL hombre de 44 años, que prefirió reservar su identidad, escuchó el testimonio de otras víctimas que sufrieron situaciones similares y, a partir de esto, recordó todo lo que él había sufrido con Lorenzo. En ese momento decidió contactarse con la Red de Sobrevivientes de Abuso Sexual Eclesiástico, desde donde lo contuvieron y lo asesoraron.

En ese marco, esperan que la fiscal Medina, que ya sumó cinco denuncias al expediente, pida formalmente la detención del excapellán del Servicio Penitenciario.

Los abogados de los denunciantes manifestaron su preocupación por la inacción de la Justicia para detener al ex capellán del Servicio Penitenciario, que ya sumó cinco denuncias por abusos sexuales en su contra. “Cada vez se hace más difícil que puedan hablar porque Lorenzo sigue caminando en la calle entre nosotros”, explicaron.

03 de diciembre de 2019

Los integrantes de la Red de Sobrevivientes de Abuso Eclesiástico brindó una conferencia de prensa en las puertas de Fiscalía, en 7 entre 57 y 58, para dar más detalles del testimonio del hombre de 44 años que declaró ante la fiscal Ana Medina y aseguró que durante su adolescencia fue víctima de abuso sexual por parte del cura Eduardo Lorenzo. El joven declaró este lunes y aseguró que los hechos ocurrieron en la parroquia San José Obrero de Berisso, donde el cura forjó una “amistad” con él.

Esta es la quinta denuncia contra el sacerdote, quien solicitó una licencia y dejó de ejercer su cargo al frente de una parroquia de Gonnet.

Estamos esperando que la jueza Marcela Garmendía es que baje del pedestal y proteja a las víctimas, para dictar la detención de Lorenzo”, señaló Dino Bartoli, abogado y padre de una de las víctimas, en las escalinatas del edificio judicial. En ese sentido, aseguró: “Estamos haciendo todo lo que tenemos a nuestro alcance. Quizás la jueza puede decir las cuestiones y las causas de por qué no detienen a Lorenzo”.

Por su parte, una de las fundadoras de la Red de Sobrevivientes de Abuso Eclesiástico, Viviana Rodríguez, manifestó su preocupación por cómo se está tratando a los denunciantes durante el proceso judicial.  “Me parece que estaría bueno que la jueza y la fiscal reflexionarán porque en esta causa la mirada está demasiado puesta en las victimas. Cada vez se hace más difícil que puedan hablar porque Lorenzo sigue caminando en la calle entre nosotros”, expresó en dialogo con los medios.

Según la declaración de este lunes, los abusos habrían ocurrido entre 1991 y 1992, cuando la víctima tenía apenas 16 años. "Logré tomar la decisión de hablar, nadie me obliga nada, sólo yo me obligo a hablar porque de una vez por todas me quiero sacar toda esta mierda de encima", afirmó el hombre que hoy tiene 44 años y reside en La Plata.

Durante su exposición, el denunciante reveló detalles escalofriantes de cómo era el accionar de Lorenzo. "Me acuerdo que un día me dijo que tenía mucho dolor en las piernas y me pidió que le hiciera masajes en los pies. Accedí porque no le encontraba nada raro. Al tiempo me empezó a decir si podía hacerle masajes en la espalda porque estaba contracturado, me llevó a la habitación de él, tenía una cama grande y me dijo que iba a ser mejor que me subiese arriba de él. Me pongo un poquito más arriba de sus rodillas, después me pide que me ponga más arriba porque le hacía mal a las piernas. Estuve 10 minutos y me fui. Así, se repetía varias veces", contó.

EL hombre de 44 años, que prefirió reservar su identidad, escuchó el testimonio de otras víctimas que sufrieron situaciones similares y, a partir de esto, recordó todo lo que él había sufrido con Lorenzo. En ese momento decidió contactarse con la Red de Sobrevivientes de Abuso Sexual Eclesiástico, desde donde lo contuvieron y lo asesoraron.

En ese marco, esperan que la fiscal Medina, que ya sumó cinco denuncias al expediente, pida formalmente la detención del excapellán del Servicio Penitenciario.

COMENTARIOS

Los abogados de los denunciantes manifestaron su preocupación por la inacción de la Justicia para detener al ex capellán del Servicio Penitenciario, que ya sumó cinco denuncias por abusos sexuales en su contra. “Cada vez se hace más difícil que puedan hablar porque Lorenzo sigue caminando en la calle entre nosotros”, explicaron.