0221
0221

Dos agrupaciones pelean voto a voto la conducción del centro en la Facultad de Psicología

La izquierda apuesta a retener la presidencia por un año más pero el peronismo armó un frente electoral y no es descabellado pensar que puede haber un cambio en la conducción. El plan de estudio, funcionamiento de los servicios y las becas, son las claves que pueden inclinar la balanza de un lado o del otro.

El panorama en las facultades que funcionan en el predio del ex BIM 3 es completamente diferente. Mientras en Humanidades la agrupación AULE (Mella- Patria Grande) tiene todo dado para retener la conducción por un año más, la situación es completamente diferente en Psicología, donde la disputa es voto a voto. La presidencia del centro de estudiantes está en manos del Frente Independiente y de Lucha en Psicología (FLIPsi) pero en esta oportunidad la tendrá difícil ante Estudiantes por Psico, un frente electoral de filiación kirchnerista integrado por Utopía (Kirchnerismo- Miles), Motor Psico (La Cámpora), y Psinapsis (Peronismo).

Tras dos jornadas de intensa militancia por ambos lados, los pronósticos se cumplieron y ninguno se atreve a adelantarse a festejar un triunfo. Mientras desde la oposición, que cuenta con el apoyo del actual decano Xavier Oñativia, remarcan que “la actual conducción encontró sus límites en la ejecución del centro de estudiantes”. “No solo los servicios están en malas condiciones (dispenser de agua caliente que no andan, colas interminables en fotocopiadora, un buffet con precios altos) sino que faltan espacios de debate y discusión sobre la formación académica y la salida laboral de los estudiantes en Psicología”, sostienen.

 

Además, señalan que los precios son los más caros de la UNLP y los estudiantes no cuentan con becas de apuntes gratis por mes sino que ahora solo tienen descuentos. “Esto no es menor porque se trata de una política de inclusión y de retención de alumnos en las aulas de la Universidad”, sostuvieron desde Estudiantes por Psico.

Sin embargo, desde la actual conducción consideran que esta es una maniobra para poner el foco de discusión en funcionamiento de los servicios y no en lo que ellos consideran que es primordial: el cambio del plan de estudios. 

“Estamos en un debate muy álgido, es una disputa vota a voto contra ese armando. Se está discutiendo muchas cuestiones pero la más importante es la reforma del plan de estudio, creemos que todo el proceso que venimos denunciando es una privatización de la carrera porque muchos contenidos de grado pasaron a las carreras de posgrado”, explicó a 0221.com.ar la actual presidenta del centro de estudiantes y candidata a consejera superior, Delfina Irala.

En ese sentido, se diferenció de la oposición y remarcó que “hubo un proceso de lucha en relación al plan de estudio. Consideramos que nos tenemos que prepararnos para enfrentar esta reforma privatista que nos sacó contenidos y este problema toma más relevancia dentro de los estudiantes”.

Al ser consultada sobre el funcionamiento de los servicios, Irala manifestó: “Hubo muchos producto de ser una nueva gestión pero para el segundo cuatrimestre fue arreglado. Incluso los becados sacaron un comunicado donde afirman que los servicios funcionan  bien”. Y apuntó contra las autoridades, a quienes contó que le pidieron un subsidio para no tener que aumentar, tanto buffet como fotocopiadora pero fueron negados, según dijo, con la excusa que no había plata. “Pedimos que se abran los libros contables pero nos lo negaron porque dijeron que podíamos hacer uso político de eso. Por eso nosotros entendemos que el centro de estudiantes es una herramienta gremial para llevar adelante las luchas estudiantiles hasta el final”, puntualizó en dialogo con este portal.

Lo cierto es que en medio de una disputa muy reñida, y con propuestas diferentes, ambas fuerzas intentarán obtener un triunfo que les permita conseguir la presidencia del centro de estudiantes para llevar adelante sus propuestas para brindar asistencia a los alumnos que asisten a las aulas de 122 y 52.

La izquierda apuesta a retener la presidencia por un año más pero el peronismo armó un frente electoral y no es descabellado pensar que puede haber un cambio en la conducción. El plan de estudio, funcionamiento de los servicios y las becas, son las claves que pueden inclinar la balanza de un lado o del otro.

07 de noviembre de 2019

El panorama en las facultades que funcionan en el predio del ex BIM 3 es completamente diferente. Mientras en Humanidades la agrupación AULE (Mella- Patria Grande) tiene todo dado para retener la conducción por un año más, la situación es completamente diferente en Psicología, donde la disputa es voto a voto. La presidencia del centro de estudiantes está en manos del Frente Independiente y de Lucha en Psicología (FLIPsi) pero en esta oportunidad la tendrá difícil ante Estudiantes por Psico, un frente electoral de filiación kirchnerista integrado por Utopía (Kirchnerismo- Miles), Motor Psico (La Cámpora), y Psinapsis (Peronismo).

Tras dos jornadas de intensa militancia por ambos lados, los pronósticos se cumplieron y ninguno se atreve a adelantarse a festejar un triunfo. Mientras desde la oposición, que cuenta con el apoyo del actual decano Xavier Oñativia, remarcan que “la actual conducción encontró sus límites en la ejecución del centro de estudiantes”. “No solo los servicios están en malas condiciones (dispenser de agua caliente que no andan, colas interminables en fotocopiadora, un buffet con precios altos) sino que faltan espacios de debate y discusión sobre la formación académica y la salida laboral de los estudiantes en Psicología”, sostienen.

 

Además, señalan que los precios son los más caros de la UNLP y los estudiantes no cuentan con becas de apuntes gratis por mes sino que ahora solo tienen descuentos. “Esto no es menor porque se trata de una política de inclusión y de retención de alumnos en las aulas de la Universidad”, sostuvieron desde Estudiantes por Psico.

Sin embargo, desde la actual conducción consideran que esta es una maniobra para poner el foco de discusión en funcionamiento de los servicios y no en lo que ellos consideran que es primordial: el cambio del plan de estudios. 

“Estamos en un debate muy álgido, es una disputa vota a voto contra ese armando. Se está discutiendo muchas cuestiones pero la más importante es la reforma del plan de estudio, creemos que todo el proceso que venimos denunciando es una privatización de la carrera porque muchos contenidos de grado pasaron a las carreras de posgrado”, explicó a 0221.com.ar la actual presidenta del centro de estudiantes y candidata a consejera superior, Delfina Irala.

En ese sentido, se diferenció de la oposición y remarcó que “hubo un proceso de lucha en relación al plan de estudio. Consideramos que nos tenemos que prepararnos para enfrentar esta reforma privatista que nos sacó contenidos y este problema toma más relevancia dentro de los estudiantes”.

Al ser consultada sobre el funcionamiento de los servicios, Irala manifestó: “Hubo muchos producto de ser una nueva gestión pero para el segundo cuatrimestre fue arreglado. Incluso los becados sacaron un comunicado donde afirman que los servicios funcionan  bien”. Y apuntó contra las autoridades, a quienes contó que le pidieron un subsidio para no tener que aumentar, tanto buffet como fotocopiadora pero fueron negados, según dijo, con la excusa que no había plata. “Pedimos que se abran los libros contables pero nos lo negaron porque dijeron que podíamos hacer uso político de eso. Por eso nosotros entendemos que el centro de estudiantes es una herramienta gremial para llevar adelante las luchas estudiantiles hasta el final”, puntualizó en dialogo con este portal.

Lo cierto es que en medio de una disputa muy reñida, y con propuestas diferentes, ambas fuerzas intentarán obtener un triunfo que les permita conseguir la presidencia del centro de estudiantes para llevar adelante sus propuestas para brindar asistencia a los alumnos que asisten a las aulas de 122 y 52.

COMENTARIOS

La izquierda apuesta a retener la presidencia por un año más pero el peronismo armó un frente electoral y no es descabellado pensar que puede haber un cambio en la conducción. El plan de estudio, funcionamiento de los servicios y las becas, son las claves que pueden inclinar la balanza de un lado o del otro.