0221
0221

El hombre que mató a golpes a un taxista en Ensenada irá a juicio oral

El Juez de Garantías avaló la investigación del fiscal y elevó a juicio oral el expediente que conmocionó al país. La resolución aún no está firme ya que la defensa tiene la posibilidad de llevar su oposición a la Cámara de Apelaciones y Garantías de La Plata.

La causa que investiga la muerte de Jorge Alberto Gómez, el taxista asesinado a golpes luego de una discusión de tránsito en Ensenada, fue elevada a juicio oral para Esteban Oscar González Zablocki, quien está detenido con prisión preventiva y procesado por el delito de “homicidio doblemente agravado por alevosía y ensañamiento”, según se desprende del expediente. Este encuadre legal tiene la pena única de prisión perpetua. La resolución dictada por el juez de Garantías Eduardo Silva Pelossi no se encuentra firme ya que la defensa puede apelar ante la Cámara Penal de La Plata, instancia que es analizada por los defensores particulares Gabriel Mendy y José Luis María Villada.


El acusado tiene prisión preventiva confirmada por la Sala I de la Cámara de Apelaciones y Garantías de La Plata que, hasta el momento, rechazó todos los pedidos de la defensa y avaló la investigación del fiscal Juan Ignacio Menucci quien en poco más de tres meses realizó el requerimiento de elevación a juicio, un tiempo récord para los farragosos plazos judiciales. El Código Procesal Penal establece que cuando hay personas privadas de su libertad el fiscal tiene un lapso de seis meses prorrogable por otro período similar para solicitar el debate oral de un caso, pero este plazo muy pocas veces se cumple.

Jorge Gómez, un taxista de 52 años, fue atacado el miércoles 10 de julio cuando circulaba por las calles 126 y 50 de Ensenada, tras lo cual fue internado en el hospital de Cañuelas, donde los médicos le diagnosticaron muerte cerebral y la familia accedió a la donación de órganos al Incucai.

De acuerdo con los investigadores, Gómez mantuvo una discusión de tránsito con el acusado que conducía una camioneta de alta gama, quien descendió del rodado y le aplicó golpes en la cabeza y el cuerpo. Según las imágenes que registraron las cámaras de seguridad de la comuna, González aplicó varias patadas al cuerpo del taxista, quien finalmente quedó tendido en el suelo, donde continuó aplicándole al menos otras ocho trompadas en la cabeza.


Tras conocerse el caso un examigo del acusado, contó que en el año 2013 éste le quebró la mandíbula a golpes durante una discusión en unas vacaciones que pasaron juntos en Mar del Plata. También confirmó que el agresor practicaba karate kyokushin, una disciplina corporal en la que se lucha a corta distancia sin protecciones, dando golpes con mucha fuerza buscando la pérdida de la conciencia del oponente.

En la causa el fiscal destacó "la gran diferencia física y de edad entre la víctima y el victimario" -González tiene 25 años menos- y enfatizó que el taxista se encontraba en un estado de "indefensión" mientras el atacante actuaba de modo "intempestivo". "Resulta a todas luces claro que al descender del vehículo percibió que quien lo increpaba era una persona mayor con un físico mucho menor, lo que incidía en que al agredirlo, éste no tenga ninguna oportunidad de oponer resistencia", señaló el fiscal y puso de manifiesto que "las fuerzas en juego eran totalmente desproporcionadas".

Menucci luego añadió que cuando González ya había reducido a Gómez "lo golpeó en más de 10 oportunidades en la cabeza, de forma reiterada, continua, violenta y metódica" y evaluó que el imputado "advirtió que la víctima era una 'presa fácil' que no podía defenderse de un ataque". "Corresponde aplicar el agravante de ensañamiento toda vez que el accionar del victimario le provocó diversas lesiones en su cabeza (...) y posteriormente su deceso", agregó.

Una de las piezas valoradas en el documento judicial es la declaración de una testigo presencial del ataque. “Fueron muchas piñas, si bien no las conté, recuerdo que eran muchas, porque recuerdo el ruido feo que hacía la cabeza contra el pavimento”, detalló la mujer.

Al momento de la agresión la esquina comenzó a llenarse de curiosos que no hicieron nada para frenar la agresión. “A pesar de que había gente mirando, no intervenían, le grité ‘dejalo’”. Aseveró la testigo.

Para el fiscal resulta “difícil” creer que el acusado “hubiese tomado el mismo temperamento” si quien le reprochaba la maniobra de tránsito “tenía otras características físicas que podría implicar, al menos, un mínimo de resistencia” que no existió en este caso. El investigador consideró que las fuerzas en juego entre agresor y víctima fueron “totalmente desproporcionadas”, según se detalla en la causa.

El Juez de Garantías avaló la investigación del fiscal y elevó a juicio oral el expediente que conmocionó al país. La resolución aún no está firme ya que la defensa tiene la posibilidad de llevar su oposición a la Cámara de Apelaciones y Garantías de La Plata.

12 de noviembre de 2019

La causa que investiga la muerte de Jorge Alberto Gómez, el taxista asesinado a golpes luego de una discusión de tránsito en Ensenada, fue elevada a juicio oral para Esteban Oscar González Zablocki, quien está detenido con prisión preventiva y procesado por el delito de “homicidio doblemente agravado por alevosía y ensañamiento”, según se desprende del expediente. Este encuadre legal tiene la pena única de prisión perpetua. La resolución dictada por el juez de Garantías Eduardo Silva Pelossi no se encuentra firme ya que la defensa puede apelar ante la Cámara Penal de La Plata, instancia que es analizada por los defensores particulares Gabriel Mendy y José Luis María Villada.


El acusado tiene prisión preventiva confirmada por la Sala I de la Cámara de Apelaciones y Garantías de La Plata que, hasta el momento, rechazó todos los pedidos de la defensa y avaló la investigación del fiscal Juan Ignacio Menucci quien en poco más de tres meses realizó el requerimiento de elevación a juicio, un tiempo récord para los farragosos plazos judiciales. El Código Procesal Penal establece que cuando hay personas privadas de su libertad el fiscal tiene un lapso de seis meses prorrogable por otro período similar para solicitar el debate oral de un caso, pero este plazo muy pocas veces se cumple.

Jorge Gómez, un taxista de 52 años, fue atacado el miércoles 10 de julio cuando circulaba por las calles 126 y 50 de Ensenada, tras lo cual fue internado en el hospital de Cañuelas, donde los médicos le diagnosticaron muerte cerebral y la familia accedió a la donación de órganos al Incucai.

De acuerdo con los investigadores, Gómez mantuvo una discusión de tránsito con el acusado que conducía una camioneta de alta gama, quien descendió del rodado y le aplicó golpes en la cabeza y el cuerpo. Según las imágenes que registraron las cámaras de seguridad de la comuna, González aplicó varias patadas al cuerpo del taxista, quien finalmente quedó tendido en el suelo, donde continuó aplicándole al menos otras ocho trompadas en la cabeza.


Tras conocerse el caso un examigo del acusado, contó que en el año 2013 éste le quebró la mandíbula a golpes durante una discusión en unas vacaciones que pasaron juntos en Mar del Plata. También confirmó que el agresor practicaba karate kyokushin, una disciplina corporal en la que se lucha a corta distancia sin protecciones, dando golpes con mucha fuerza buscando la pérdida de la conciencia del oponente.

En la causa el fiscal destacó "la gran diferencia física y de edad entre la víctima y el victimario" -González tiene 25 años menos- y enfatizó que el taxista se encontraba en un estado de "indefensión" mientras el atacante actuaba de modo "intempestivo". "Resulta a todas luces claro que al descender del vehículo percibió que quien lo increpaba era una persona mayor con un físico mucho menor, lo que incidía en que al agredirlo, éste no tenga ninguna oportunidad de oponer resistencia", señaló el fiscal y puso de manifiesto que "las fuerzas en juego eran totalmente desproporcionadas".

Menucci luego añadió que cuando González ya había reducido a Gómez "lo golpeó en más de 10 oportunidades en la cabeza, de forma reiterada, continua, violenta y metódica" y evaluó que el imputado "advirtió que la víctima era una 'presa fácil' que no podía defenderse de un ataque". "Corresponde aplicar el agravante de ensañamiento toda vez que el accionar del victimario le provocó diversas lesiones en su cabeza (...) y posteriormente su deceso", agregó.

Una de las piezas valoradas en el documento judicial es la declaración de una testigo presencial del ataque. “Fueron muchas piñas, si bien no las conté, recuerdo que eran muchas, porque recuerdo el ruido feo que hacía la cabeza contra el pavimento”, detalló la mujer.

Al momento de la agresión la esquina comenzó a llenarse de curiosos que no hicieron nada para frenar la agresión. “A pesar de que había gente mirando, no intervenían, le grité ‘dejalo’”. Aseveró la testigo.

Para el fiscal resulta “difícil” creer que el acusado “hubiese tomado el mismo temperamento” si quien le reprochaba la maniobra de tránsito “tenía otras características físicas que podría implicar, al menos, un mínimo de resistencia” que no existió en este caso. El investigador consideró que las fuerzas en juego entre agresor y víctima fueron “totalmente desproporcionadas”, según se detalla en la causa.

COMENTARIOS

El Juez de Garantías avaló la investigación del fiscal y elevó a juicio oral el expediente que conmocionó al país. La resolución aún no está firme ya que la defensa tiene la posibilidad de llevar su oposición a la Cámara de Apelaciones y Garantías de La Plata.