El dolor de la familia del repartidor asesinado: “Hacía estas changuitas para lo de él” | 0221
0221
0221

El dolor de la familia del repartidor asesinado: “Hacía estas changuitas para lo de él”

Alejandro, el tío de Nicolás Pérez Gatti, negó que el crimen esté relacionado a un ajuste de cuentas. Al chico de 19 años lo mataron cuando terminaba de dejar un pedido de la pizzería para la que trabajaba. Sus familiares y amigos le dan el último adiós.

En Barrio Jardín no salen de la conmoción por el crimen de Nicolás Pérez Gatti, el joven repartidor de la pizzería La Italiana que fue asesinado de un tiro en la cabeza. En medio de la investigación por el homicidio ocurrido en la noche del sábado pasado, su familia habló sobre la víctima. 

Fue Alejandro, el tío del chico de 19 años, quien tomó la voz. “Hay operativos, pero en estos casos pasan estas cosas. Los que están liberados son los chicos que hacen delivery”, dijo al aire de FM Cielo.

Lo cierto es que Nicolás fue abordado en la puerta de una vivienda de 81 entre 116 y 117, apenas unos segundos después de haber entregado un pedido. Fue el cliente quien escuchó una detonación y se asomó para ver qué ocurría. Allí encontró al joven desplomado en la vereda, con una importante herida sangrante en la cabeza. 

Tras dar aviso al 911, el chico fue trasladado al Hospital San Martín, donde horas después falleció. “El dueño de la pizzería me contó que la ambulancia tardó 15 minutos porque estaba en la otra punta de la ciudad y con el auto de él tardó cinco minutos”, sostuvo.

A su vez, descartó que hayan matado al adolescente en el marco de un ajuste de cuentas: “Nada que ver, no porque fuese mi sobrino. En Villa Elvira lo conocen y sabe que era un chico sano, no tenía maldad en nada. Hacía estas changuitas para lo de él, del día a día”. 

La víctima había empezado hace dos meses a trabajar en esa pizzería, junto a uno de sus primos –el hijo de Alejandro- y un amigo. “Le podría haber pasado a cualquiera de los tres”, expresó. En medio de un gran dolor, la familia da el último adiós a Nicolás en la casa de sepelios de 120 y 79. Mientras, la UFI N° 1 de Ana Medina tomó intervención en la causa e investiga la identidad y paradero del o los agresores.

El dolor de la familia del repartidor asesinado: “Hacía estas changuitas para lo de él”
Barrio Jardín

El dolor de la familia del repartidor asesinado: “Hacía estas changuitas para lo de él”

Alejandro, el tío de Nicolás Pérez Gatti, negó que el crimen esté relacionado a un ajuste de cuentas. Al chico de 19 años lo mataron cuando terminaba de dejar un pedido de la pizzería para la que trabajaba. Sus familiares y amigos le dan el último adiós.

07 de octubre de 2019

En Barrio Jardín no salen de la conmoción por el crimen de Nicolás Pérez Gatti, el joven repartidor de la pizzería La Italiana que fue asesinado de un tiro en la cabeza. En medio de la investigación por el homicidio ocurrido en la noche del sábado pasado, su familia habló sobre la víctima. 

Fue Alejandro, el tío del chico de 19 años, quien tomó la voz. “Hay operativos, pero en estos casos pasan estas cosas. Los que están liberados son los chicos que hacen delivery”, dijo al aire de FM Cielo.

Lo cierto es que Nicolás fue abordado en la puerta de una vivienda de 81 entre 116 y 117, apenas unos segundos después de haber entregado un pedido. Fue el cliente quien escuchó una detonación y se asomó para ver qué ocurría. Allí encontró al joven desplomado en la vereda, con una importante herida sangrante en la cabeza. 

Tras dar aviso al 911, el chico fue trasladado al Hospital San Martín, donde horas después falleció. “El dueño de la pizzería me contó que la ambulancia tardó 15 minutos porque estaba en la otra punta de la ciudad y con el auto de él tardó cinco minutos”, sostuvo.

A su vez, descartó que hayan matado al adolescente en el marco de un ajuste de cuentas: “Nada que ver, no porque fuese mi sobrino. En Villa Elvira lo conocen y sabe que era un chico sano, no tenía maldad en nada. Hacía estas changuitas para lo de él, del día a día”. 

La víctima había empezado hace dos meses a trabajar en esa pizzería, junto a uno de sus primos –el hijo de Alejandro- y un amigo. “Le podría haber pasado a cualquiera de los tres”, expresó. En medio de un gran dolor, la familia da el último adiós a Nicolás en la casa de sepelios de 120 y 79. Mientras, la UFI N° 1 de Ana Medina tomó intervención en la causa e investiga la identidad y paradero del o los agresores.

COMENTARIOS

Alejandro, el tío de Nicolás Pérez Gatti, negó que el crimen esté relacionado a un ajuste de cuentas. Al chico de 19 años lo mataron cuando terminaba de dejar un pedido de la pizzería para la que trabajaba. Sus familiares y amigos le dan el último adiós.