Consultorios públicos y perfil social, mano a mano con el decano de Odontología
0221
0221

Consultorio público, perfil social y salud dental, entrevista a fondo con el decano de Odontología

De puertas abiertas y para toda la comunidad, los consultorios de la facultad de Odontología atienden de forma gratuita a mil personas por día. Con esa misma predisposición abre recibió a 0221.com.ar el decano Gabriel Lazo, comprometido con la universidad pública y con perfil social. El rol de la tecnología y el acompañamiento para que los estudiantes puedan realizar su recorrido académico.

Con el correr de los años, la sociedad ha tomado conciencia de lo que significa tener una conducta acorde para mantener una buena salud buco dental, fundamental para gozar de una buena salud y calidad de vida. De esta forma, una persona puede evitar cientos de enfermedades que pueden resultar perjudiciales para el cuerpo humano, en mayor o menor medida.

Muchos son los platenses que no cuentan con los medios necesarios para acceder a los insumos o tratamientos que demanda una buena salud bucal. Al igual que ocurrió con otras problemáticas, la UNLP decidió apostar fuerte por la facultad de Odontología y abrir, para toda la comunidad, un hospital para que los sectores más vulnerables pyedan tener acceso a ello.

Alrededor de mil personas de distintos lugares de La Plata, Berazategui o Florencio Varela viajan desde muy temprano para ser atendidos por estudiantes y profesionales de la facultad platense. Los consultorios de calle 50 entre 1 y 115 están disponibles de lunes a viernes de 8 a 23 y los sábados de 8 a 17, todo para que los más necesitados puedan ser atendidos en las mejores condiciones.

“Gente que no puede pagar un odontólogo o no tiene para la obra social. Tenemos todas las especialidades y los mejores materiales, es como cualquier consultorio”, explicó a 0221.com.ar el decano de la facultad de Odontología, Gabriel Lazo. Tras su triunfo en las elecciones en marzo de este año, se propuso como uno de sus grandes objetivos que los estudiantes tengan conciencia social y sepan qué es lo que pasa fuera de la Facultad. Formado en la Escuela Nº 45, donde estudio un tal René Favaloro, se emociona y saca pecho cada vez que tiene que describir el rol de la universidad pública en la sociedad y en su vida.

“Siempre digo que la universidad tiene que ser pública, libre y gratuita para todas las personas que quieran venir para estudiar y entender que uno puede, en nuestro caso, darles salud. No concibo que alguien surgido de la UNLP no tenga UN perfil social”, afirmó.

ODONTÓLOGOS CON LOS PIES EN LA TIERRA

En el año 1994, bajo la conducción de María Mercedes Medicina, la Facultad discutió su plan de estudios y se comenzó a trabajar en una currícula para que, en las primeras materias, esté presente un eje curricular con odontología preventiva y social. “Esto es importante para que el alumno atienda al paciente como a el mismo le gustaría que atendieran. Desde primer año tenemos que empezar a trabajar para que lo vaya entendiendo”, consideró Lazo.

Hoy, en su recorrido académico, los estudiantes de odontología tienen la posibilidad de viajar al interior del país y atender a gente que vive en un contexto muy diferente. La Facultad organiza viajes a Formosa, Catamarca, Santiago del Estero, Chaco, Neuquén y otros lugares donde no hay médicos ni odontólogos y se vive en condiciones muy precarias.

“Hemos sido pioneros en el sentido de buscar qué es lo que pasa en la comunidad. Ahí los estudiantes ven que son lugares donde faltan cloacas, falta agua potable”, reveló y agregó que “también se puede trabajar en los niveles de prevención, si las personas tienen la conducta de lavarse o no los dientes, entre otras cosas”.

Además de los viajes voluntarios, la comunidad educativa de la facultad de odontología realiza todos los años la tradicional “Semana de la Salud Dental”. Se trata de una gran oportunidad de entregarles a los vecinos de La Plata toda la información correspondiente con el cuidado de la boca y demás enfermedades. “Creo que todas las profesiones deberían entregar una semana para la comunidad, es algo que disfrutamos mucho. Es una auténtica fiesta y se ve la creatividad de los jóvenes para comunicar estos temas”, consideró Lazo.

LA GESTIÓN Y EL AVANCE TECNOLÓGICO

En la actualidad, Odontología es una de las facultades que logró mantener los índices de ingreso y egreso. En números, la unidad académica tiene un 67,08% en la relación de los aspirantes con los dentistas que salen formados de calle 1 y 50. Sin embargo, Lazo es consciente del trabajo que tiene por delante y, para el inicio de su mandato, decidió elevar la vara.

“Le estoy dando mucha manija al posgrado. Es algo que quiero llevarlo bien arriba y, para conseguirlo, estoy manteniendo comunicaciones con distintos lugares del mundo para traer a los mejores exponentes”, adelantó a este portal el decano. “Nuestra facultad tiene que conocer lo último de la odontología, ¿cómo le entrego a la comunidad si yo mismo no puedo ver cómo evoluciona nuestra profesión?”, remarcó. Con esta política, la Facultad apunta a fortalecer sus posgrados lo que permite atraer a los colegas que ya realizaron su recorrido académico por la UNLP.

Teniendo en cuenta el contexto económico del país, la facultad trabaja fuertemente para que todos los estudiantes cuenten con los recursos necesarios para poder afrontar una de las carreras más costosas en la UNLP. Además de las becas y beneficios que brinda el Rectorado, la Prosecretaria de Bienestar Estudiantil pone a disposición diversos beneficios para que los aspirantes a dentistas puedan hacer todas sus prácticas.

“Mucha gente piensa que los que vienen a estudiar acá son chicos que tienen buena economía, tenemos que romper con ese mito. Yo nací de clase media, no me sobraba nada y pude finalizar mi recorrido académico”, lanzó Lazo y enseguida agregó: “Nosotros asistimos a los estudiantes para paliar los costos”.

Teniendo en cuenta los tiempos actuales, donde la tecnología predomina en todos los ámbitos, incluso el académico, la Facultad creó una aplicación para que sus alumnos tengan toda la información y apuntes de cátedra en su celular. Además de generar un avance en materia educativa, significa un ahorro considerable en fotocopias o impresiones. “Un joven usa el whatsapp entre siete u ocho horas por día. En una oportunidad me puse a ver un teórico y comencé a preguntar cuánto tiempo utilizaban en celular”, contó el decano entre risas. “Se me ocurrió crear una aplicación para que tengan toda una clase, por ejemplo, de Histología en PDF. Como se le hace difícil leer libros, en el celular para los chicos de hoy es diferente”, concluyó.

La tecnología no solo está presente en los teléfonos de sus estudiantes sino también en el edificio de calle 50. El hospital cuenta con un tomógrafo de última generación y un equipo panorámico que está a disposición de todos los platenses, quienes solo deben abonar un mínimo para cubrir el costo de la placa.

UNIVERSIDADES EN PELIGRO

En las últimas semanas, la comunidad educativa de la UNLP realizó diferentes tipos de manifestaciones para defender a la educación pública. En esa línea, Lazo habla de la Universidad y se emociona al recordar sus inicios en la Facultad y, cuando por cosas de la vida, fue compañero de su madre. “La verdad que fue una experiencia muy linda, ¿cómo no querés que no quiera a la universidad pública?”, se preguntó con los ojos vidriosos.

“Creo que todas las manifestaciones son válidas. El Gobierno tiene que entender que mantener las puertas abiertas de las facultades es una inversión”. “Todos los actores son importantes, tanto los docentes, estudiantes y los no docentes que cumplen un rol imprescindible”, detalló.

Los desafíos para la Facultad son infinitos. Desde trabajar en el programa PENSAR, ideado por el actual presidente de la UNLP, Fernando Tauber, hasta seguir mejorando los índices de egreso con un claro perfil social.

“El proyecto de Fernando le va a hacer bien a la comunidad. Si nosotros hacemos el esfuerzo para que salga bien, los estudiantes van a salir bien formados y no van a abandonar sus carreras”, comentó Lazo entusiasmado. Además, el decano destacó la creación de la Secretaria de Salud universitaria para que todas las carreras vinculadas a esta área se vuelquen a la sociedad y generen nuevos vínculos con ella.

La facultad mantiene sus puertas abiertas a toda hora para que los vecinos de la región se atiendan en las mejoras condiciones. El propio Lazo suele dejar de lado su actividad en el consultorio privado para dedicar varias horas a atender pacientes y enseñar a los futuros dentistas de la región. “Todos tienen derecho a tener una sonrisa, eso les devuelve, en parte, la calidad de vida”, cerró.

De puertas abiertas y para toda la comunidad, los consultorios de la facultad de Odontología atienden de forma gratuita a mil personas por día. Con esa misma predisposición abre recibió a 0221.com.ar el decano Gabriel Lazo, comprometido con la universidad pública y con perfil social. El rol de la tecnología y el acompañamiento para que los estudiantes puedan realizar su recorrido académico.

15 de septiembre de 2018

Con el correr de los años, la sociedad ha tomado conciencia de lo que significa tener una conducta acorde para mantener una buena salud buco dental, fundamental para gozar de una buena salud y calidad de vida. De esta forma, una persona puede evitar cientos de enfermedades que pueden resultar perjudiciales para el cuerpo humano, en mayor o menor medida.

Muchos son los platenses que no cuentan con los medios necesarios para acceder a los insumos o tratamientos que demanda una buena salud bucal. Al igual que ocurrió con otras problemáticas, la UNLP decidió apostar fuerte por la facultad de Odontología y abrir, para toda la comunidad, un hospital para que los sectores más vulnerables pyedan tener acceso a ello.

Alrededor de mil personas de distintos lugares de La Plata, Berazategui o Florencio Varela viajan desde muy temprano para ser atendidos por estudiantes y profesionales de la facultad platense. Los consultorios de calle 50 entre 1 y 115 están disponibles de lunes a viernes de 8 a 23 y los sábados de 8 a 17, todo para que los más necesitados puedan ser atendidos en las mejores condiciones.

“Gente que no puede pagar un odontólogo o no tiene para la obra social. Tenemos todas las especialidades y los mejores materiales, es como cualquier consultorio”, explicó a 0221.com.ar el decano de la facultad de Odontología, Gabriel Lazo. Tras su triunfo en las elecciones en marzo de este año, se propuso como uno de sus grandes objetivos que los estudiantes tengan conciencia social y sepan qué es lo que pasa fuera de la Facultad. Formado en la Escuela Nº 45, donde estudio un tal René Favaloro, se emociona y saca pecho cada vez que tiene que describir el rol de la universidad pública en la sociedad y en su vida.

“Siempre digo que la universidad tiene que ser pública, libre y gratuita para todas las personas que quieran venir para estudiar y entender que uno puede, en nuestro caso, darles salud. No concibo que alguien surgido de la UNLP no tenga UN perfil social”, afirmó.

ODONTÓLOGOS CON LOS PIES EN LA TIERRA

En el año 1994, bajo la conducción de María Mercedes Medicina, la Facultad discutió su plan de estudios y se comenzó a trabajar en una currícula para que, en las primeras materias, esté presente un eje curricular con odontología preventiva y social. “Esto es importante para que el alumno atienda al paciente como a el mismo le gustaría que atendieran. Desde primer año tenemos que empezar a trabajar para que lo vaya entendiendo”, consideró Lazo.

Hoy, en su recorrido académico, los estudiantes de odontología tienen la posibilidad de viajar al interior del país y atender a gente que vive en un contexto muy diferente. La Facultad organiza viajes a Formosa, Catamarca, Santiago del Estero, Chaco, Neuquén y otros lugares donde no hay médicos ni odontólogos y se vive en condiciones muy precarias.

“Hemos sido pioneros en el sentido de buscar qué es lo que pasa en la comunidad. Ahí los estudiantes ven que son lugares donde faltan cloacas, falta agua potable”, reveló y agregó que “también se puede trabajar en los niveles de prevención, si las personas tienen la conducta de lavarse o no los dientes, entre otras cosas”.

Además de los viajes voluntarios, la comunidad educativa de la facultad de odontología realiza todos los años la tradicional “Semana de la Salud Dental”. Se trata de una gran oportunidad de entregarles a los vecinos de La Plata toda la información correspondiente con el cuidado de la boca y demás enfermedades. “Creo que todas las profesiones deberían entregar una semana para la comunidad, es algo que disfrutamos mucho. Es una auténtica fiesta y se ve la creatividad de los jóvenes para comunicar estos temas”, consideró Lazo.

LA GESTIÓN Y EL AVANCE TECNOLÓGICO

En la actualidad, Odontología es una de las facultades que logró mantener los índices de ingreso y egreso. En números, la unidad académica tiene un 67,08% en la relación de los aspirantes con los dentistas que salen formados de calle 1 y 50. Sin embargo, Lazo es consciente del trabajo que tiene por delante y, para el inicio de su mandato, decidió elevar la vara.

“Le estoy dando mucha manija al posgrado. Es algo que quiero llevarlo bien arriba y, para conseguirlo, estoy manteniendo comunicaciones con distintos lugares del mundo para traer a los mejores exponentes”, adelantó a este portal el decano. “Nuestra facultad tiene que conocer lo último de la odontología, ¿cómo le entrego a la comunidad si yo mismo no puedo ver cómo evoluciona nuestra profesión?”, remarcó. Con esta política, la Facultad apunta a fortalecer sus posgrados lo que permite atraer a los colegas que ya realizaron su recorrido académico por la UNLP.

Teniendo en cuenta el contexto económico del país, la facultad trabaja fuertemente para que todos los estudiantes cuenten con los recursos necesarios para poder afrontar una de las carreras más costosas en la UNLP. Además de las becas y beneficios que brinda el Rectorado, la Prosecretaria de Bienestar Estudiantil pone a disposición diversos beneficios para que los aspirantes a dentistas puedan hacer todas sus prácticas.

“Mucha gente piensa que los que vienen a estudiar acá son chicos que tienen buena economía, tenemos que romper con ese mito. Yo nací de clase media, no me sobraba nada y pude finalizar mi recorrido académico”, lanzó Lazo y enseguida agregó: “Nosotros asistimos a los estudiantes para paliar los costos”.

Teniendo en cuenta los tiempos actuales, donde la tecnología predomina en todos los ámbitos, incluso el académico, la Facultad creó una aplicación para que sus alumnos tengan toda la información y apuntes de cátedra en su celular. Además de generar un avance en materia educativa, significa un ahorro considerable en fotocopias o impresiones. “Un joven usa el whatsapp entre siete u ocho horas por día. En una oportunidad me puse a ver un teórico y comencé a preguntar cuánto tiempo utilizaban en celular”, contó el decano entre risas. “Se me ocurrió crear una aplicación para que tengan toda una clase, por ejemplo, de Histología en PDF. Como se le hace difícil leer libros, en el celular para los chicos de hoy es diferente”, concluyó.

La tecnología no solo está presente en los teléfonos de sus estudiantes sino también en el edificio de calle 50. El hospital cuenta con un tomógrafo de última generación y un equipo panorámico que está a disposición de todos los platenses, quienes solo deben abonar un mínimo para cubrir el costo de la placa.

UNIVERSIDADES EN PELIGRO

En las últimas semanas, la comunidad educativa de la UNLP realizó diferentes tipos de manifestaciones para defender a la educación pública. En esa línea, Lazo habla de la Universidad y se emociona al recordar sus inicios en la Facultad y, cuando por cosas de la vida, fue compañero de su madre. “La verdad que fue una experiencia muy linda, ¿cómo no querés que no quiera a la universidad pública?”, se preguntó con los ojos vidriosos.

“Creo que todas las manifestaciones son válidas. El Gobierno tiene que entender que mantener las puertas abiertas de las facultades es una inversión”. “Todos los actores son importantes, tanto los docentes, estudiantes y los no docentes que cumplen un rol imprescindible”, detalló.

Los desafíos para la Facultad son infinitos. Desde trabajar en el programa PENSAR, ideado por el actual presidente de la UNLP, Fernando Tauber, hasta seguir mejorando los índices de egreso con un claro perfil social.

“El proyecto de Fernando le va a hacer bien a la comunidad. Si nosotros hacemos el esfuerzo para que salga bien, los estudiantes van a salir bien formados y no van a abandonar sus carreras”, comentó Lazo entusiasmado. Además, el decano destacó la creación de la Secretaria de Salud universitaria para que todas las carreras vinculadas a esta área se vuelquen a la sociedad y generen nuevos vínculos con ella.

La facultad mantiene sus puertas abiertas a toda hora para que los vecinos de la región se atiendan en las mejoras condiciones. El propio Lazo suele dejar de lado su actividad en el consultorio privado para dedicar varias horas a atender pacientes y enseñar a los futuros dentistas de la región. “Todos tienen derecho a tener una sonrisa, eso les devuelve, en parte, la calidad de vida”, cerró.

COMENTARIOS