miércoles 29 de mayo de 2024

Estudiantes festeja 113 años de historia con el desafío de volver a 1 y 55

Aquella noche del 4 de agosto de 1905 cuando 20 jóvenes se reunieron en la zapatería Nueva York de la Avenida 7 entre 58 y 59 para firmar el acta fundacional lejos estaban de imaginar el presente de Estudiantes. Con seguridad, la realidad superó los sueños de aquellos amantes del fútbol que volcaron toda su pasión en un nuevo club para la ciudad.

Desde la trabajosa lucha, encabezada por el entonces presidente del club Miguel Gutiérrez, para conseguir un subsidio por 200 pesos con que comprar las primeras ropas y conseguir lugares de entrenamiento hasta el abultado préstamos de 5 millones de dólares que recibirá para terminar el Estadio Jorge Luis Hirschi, mucha agua ha corrido bajo el puente de los 113 años de historia pincharrata.

Estudiantes jugó sus primeros partidos en lo que hoy es la Plaza Malvinas, hasta que el Gobierno Provincial le cedió las tierras del velódromo y el 25 de diciembre de 1907 la institución inauguró su propio estadio en 1 y 55. Allí se quedaría para enamorarse del bosque platense y no marcharse nunca.

Lee además

La historia marca que el 28 de agosto del 2005 se jugó el último partido en el viejo estadio de madera, con gol de José Luis Calderón el Pincha venció a Gimnasia por 1 a 0. Fue el último grito en el Jorge Hirschi.

El presente encuentra a Estudiantes ante uno de los mayores desafíos de su historia: culminar el nuevo estadio antes de su próximo cumpleaños, tras más de una década sin una cancha propia. En medio convivieron luchas políticas, internas feroces e innumerables problemas económicos, aunque la vuelta se vislumbra más cercana.

Los profesores, la rabona de Infante, las 4 Libertadores, la Interamericana, la hazaña en Old Trafford, los torneos locales, Mangano, Zubeldía, Bilardo, Manera, Simeone, Sabella, la dinastía Verón, Malbernat, Braña y tantos otros héroes hinchan el pecho de cada fanático pincharrata y, sin lugar a dudas, las 11 estrellas grabadas en el escudo del club, conseguidas con sudor y esfuerzo, les dieron la razón a aquellos 20 soñadores

Sacrificio, esfuerzo, humildad, trabajo y ADN, son todos calificativos albirrojos que siempre aparecen junto a su nombre. Este cumpleaños 113 lo encuentra entre desafíos deportivos e institucionales.

Se avecina una nueva noche de Copa Libertadores ante Gremio, yendo como punto pero con la fuerza de su historia en cada camiseta. El pueblo Pincha espera festejar en Brasil y se ilusiona con volver a levantar el trofeo más importante de América, pero el deseo albirrojo al soplar las velitas este sábado, de seguro, será otro bien distinto: volver a 1 para celebrar todos juntos la gloria y la pasión por su club.

¡Salud pincharrata! ¡Feliz cumpleaños Estudiantes!

Dejá tu comentario

Las más leídas

Te puede interesar